Última actualización: 04:21 / Lunes, 11 Octubre 2021
Análisis de JP Morgan AM

Europa está de vuelta (y aún tiene recorrido)

Imagen
  • El mercado de renta variable europeo se había quedado muy rezagado frente al estadounidense a causa de las distintas crisis, pero "la película ha cambiado"
  • Tanto desde el punto de vista macro como de valoraciones y flujos la renta variable europea es atractiva y aún tiene recorrido
  • JP Morgan AM propone cuatro soluciones de inversión centradas en los sectores core, value, tecnología en Europa y sostenibilidad

Desde JP Morgan AM están convencidos de que es un buen momento para invertir en renta variable europea gracias a una situación macroeconómica sólida en la que se pueden encontrar aún oportunidades que hacen que tenga recorrido pese a su recuperación de los últimos meses.

En el último ciclo económico, invertir en Europa no ha sido fácil, pese a ser el mercado más cercano de España, hasta el punto de que hubo momentos en los que se acababa por "tirar la toalla", señaló Lucía Gutiérrez-Mellado, directora de Estrategia de JP Morgan AM para España y Portugal.

En un primer análisis macro de la situación en la conferencia de septiembre de los "Investment Episodes" de la gestora, Gutiérrez-Mellado añadió que el mercado se había quedado muy rezagado frente al de renta variable estadounidense a causa de las distintas crisis que afectaron a la región: primero la financiera, luego la soberana y a continuación los años de austeridad que frenaron el crecimiento de la región y de las compañías europeas. A modo de comparación, "el mercado de renta variable americano subió en el ciclo anterior un 300% y el MSCI Europe, un 130%", señaló  la experta.

Con la pandemia el mercado seguía algo rezagado, pero "este año la película ha cambiado" y tres de los principales índices que están liderando la subida son europeos. "La pregunta es si pensamos que le queda recorrido, y la respuesta claramente es que sí", destacó Gutiérrez-Mellado.

1

Los factores que lo explican son tanto macroeconómicos como de valoración y de flujos. A nivel macro, tras la pandemia en Europa la recuperación ha llegado un poco más tarde que otras regiones, afectada por sucesivas oleadas y un ritmo de vacunación más lento. Pero en el momento en el que se han ido levantando las restricciones el rebote ha sido muy fuerte. "Mientras que China y Estados Unidos probablemente ya han marcado su pico de crecimiento, probablemente sea este el trimestre el que marque el pico de Europa", señaló Gutiérrez-Mellado.

Pero además, aunque la expansión no sea tan fuerte a partir de ahora, desde JP Morgan AM consideran que este trimestre y el año próximo Europa va a crecer por encima de tendencia. Este ciclo se diferencias de otros por el punto de inflexión que significa el plan de estímulos adoptado a nivel de la UE para la recuperación. "Parte de los problemas que vivimos en el ciclo anterior se debían a que parecía que no  todos los gobiernos remaban en la misma dirección", algo que ahora ha cambiado. Se han eliminado tabúes y esto facilita además a futuro tomar otras medidas estructurales necesarias.

Países como España, y en general el sur de Europa, con economías muy centradas en los servicios y que se vieron más castigadas por la pandemia, se van a ver muy beneficiadas por estos estímulos en los próximos años.  

Respecto de las valoraciones y expectativas de beneficios, el hecho de que la recuperación sea global ayuda a Europa, cuyas compañías obtienen beneficios no solo en la región, sino a nivel internacional. Y las valoraciones, sobre todo comparadas con el mercado variable estadounidense, son muy atractivas. "A día de hoy la renta variable europea es más atractiva que la estadounidense y también es más elevada la rentabilidad por dividendo", explicó Gutiérrez-Mellado.

Desde la gestora estiman que del año 2020 al 2021 habrá un crecimiento de un 34%, pero también para el año que viene esperan una importante ampliación de beneficios que de materializarse superaría el máximo de 2018.

En base a este análisis, en JP Morgan AM llevan varios meses con una sobreponderación de renta variable europea, a diferencia de los últimos años, en que muchos inversores la habían abandonado. Y la idea es mantenerla.

Sobre las temáticas más atractivas en Europa, Gutiérrez-Mellado señaló que el value debe seguir presente en las carteras, si bien en un equilibrio con growth. "Pensamos que aún le queda recorrido al value si los inversores aún no han entrado y les gustaría hacerlo ahora", indicó, porque además entre los sectores de mayor crecimiento en la actualidad hay muchos típicamente de valor.

Las otras dos temáticas que ven con especial interés son la Europa digital y verde, dos de las áreas más beneficiadas por el fondo de recuperación. Todas las compañías dedicadas a estos sectores se van a ver beneficiadas, dijo.

Europa, valor, tecnología y sostenibilidad

Por su parte, Elena Domecq, especialista de producto y estrategia local para España y Portugal, propuso en el encuentro online cuatro ideas con soluciones de inversión centradas en los sectores core, value, tecnología en Europa y sostenibilidad.

La primera se enmarca en el Europe Select Equity Fund, un fondo de renta variable core sin sesgo de estilo. Sigue un análisis fundamental y lo más importante es la selección de los valores, con un equipo de analistas que cubre 2.500 compañías en todo el mundo. En cuanto a posicionamiento, busca beneficiarse de las megatendencias a nivel global, como por ejemplo el crecimiento del consumo asiático y de marcas de lujo (muchas de ellas europeas). Por el contrario, está infraponderado en industrias en declive como pueden ser las de la energía tradicional o el tabaco.

La segunda estrategia es el fondo Europe Strategic Value Fund, de  puro estilo value y con mucho histórico, porque fue lanzado en el año 2000. Además de su característica como fondo sesgado al estilo value, presenta una consistencia de rentabilidades, destacó Domecq. "Es cierto que hay periodos value o growth, pero en los periodos de value el exceso de rentabilidad del fondo es muy bueno".

El Europe Dynamic Technologies Fund se centra en el sector de la tecnología en Europa. Mientras que las compañías tecnológicas dirigidas al consumidor y por tanto más conocidas son fundamentalmente estadounidenses, en Europa la mayoría están dedicadas al negocio B2B. Por ello, aunque sus nombres suenen menos, son fundamentales para que funcionen las empresas B2C. Por otra parte, si bien EE. UU. domina el universo tecnológico en el mundo a nivel de capitalización, Europa está casi a la par en número de compañías, que son en general de pequeña capitalización, poco cubiertas por analistas, "por lo que podemos encontrar muy buenas oportunidades", añadió Domecq.

Finalmente, el Europe Sustainable Equity Fund fue lanzado en  2016 y ofrece exposición a los líderes en sostenibilidad en distintos sectores como el ecosistema de energía verde, la eficiencia de recursos, la mejora en la nutrición y el cambio que se está produciendo de la diversidad a la inclusión. "Nuestro estilo de vida no es sostenible, el COVID-19 va a representar una oportunidad para reconstruir todo mejor y Europa está liderando en este sentido", subrayó la experta.

menu