Última actualización: 06:46 / Jueves, 10 Octubre 2019
Janus Henderson Investors

Adoptando un enfoque equilibrado para invertir en terapia contra el cáncer

Imagen
Foto: Andy Acker, gestor de carteras en Janus Henderson Investors, y Dan Lyons, analista de research de la gestora.
  • A medida que se desarrollan nuevas inmunoterapias para abordar algunos de los tipos de cánceres más comunes a nivel global, varias empresas de biotecnología se centran en ofrecer terapias específicas para subconjuntos más específicos de la enfermedad
  • Durante muchos años, la inmunoterapia ha capturado la mayor parte del gasto en investigación y desarrollo de muchas de los gigantes biofarmacéuticos
  • Las terapias objetivo son un tipo de medicina de precisión que trata el cáncer interrumpiendo las anormalidades moleculares únicas que impulsan el desarrollo, crecimiento y propagación del cáncer

A medida que se desarrollan nuevas inmunoterapias para abordar algunos de los tipos de cáncer más comunes a nivel global, varias empresas de biotecnología se centran en ofrecer terapias específicas para subconjuntos más específicos de esta enfermedad. En la opinión de Andy Acker, gestor de carteras en Janus Henderson Investors, y de Dan Lyons y Luyi Guo, analistas de research de la gestora, ambos enfoques son dignos de consideración por parte de los inversores.  

Durante muchos años, la inmunoterapia ha capturado la mayor parte del gasto en investigación y desarrollo de muchas de los gigantes biofarmacéuticos. Impulsa este enfoque el tamaño de su mercado: en 2024, se estima que las ventas anuales de medicamentos en inmunoterapia oscilarán entre los 125.000 y los 173.000 millones de dólares. Aquellas empresas que puedan hacerse incluso con una pequeña porción del mercado podrán obtener unos beneficios significativos.   

Pero el desarrollo de estas terapias, que pueden alterar la vida y aprovechan el sistema inmunológico del cuerpo para combatir el cáncer, es un proceso lento y a veces irregular. En julio, por ejemplo, la compañía biofarmacéutica Bristol-Myers Squibb anunció que su principal fármaco de inmunoterapia, Opdivo, cuando es combinado con quimioterapia, no logra alcanzar el punto final primario en un ensayo clínico en una etapa tardía del cáncer de pulmón no escamoso y sin células pequeñas. Específicamente, el fármaco combinado no mejoró las tasas generales de supervivencia de los pacientes en comparación con un tratamiento exclusivo de quimioterapia.    

Opvido ha sido aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), para el tratamiento de otros tipos de cáncer, incluyendo los de riñón e hígado en fase avanzada. Adicionalmente, durante el mismo periodo de pruebas, Opdivo y otro medicamento inmunológico para el tratamiento del cáncer, Yervoy, mostraron una mejora significativa en las tasas de supervivencia totales en pacientes con cáncer de pulmón en determinados tipos de tumores. Pero la incertidumbre sobre si Bristol-Myers puede ampliar la efectividad de Opvido para el cáncer de pulmón, el tipo más común a nivel global con unos 2,1 millones de nuevos casos diagnosticados en 2018, ha pasado factura a la actividad de la empresa durante 2019.   

Del sistema inmune a los tumores…

En el largo plazo, Janus Henderson sigue siendo optimista sobre el potencial de crecimiento que tiene la inmunoterapia. Durante el segundo trimestre del año, Opdivo experimentó un crecimiento en ventas del 12% con respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que otro medicamento líder en el mercado, Keytruda, que es fabricado por Merck, experimentó un salto en las ventas del 63%. Sin embargo, conforme las inmunoterapias continúan siendo desarrolladas, en Janus Henderson consideran que es importante tener en cuenta otras áreas de tratamiento del cáncer incluyendo, las terapias objetivo.

Las terapias objetivo son un tipo de medicina de precisión, que trata el cáncer interrumpiendo las anormalidades moleculares únicas que impulsan el desarrollo, crecimiento y propagación de la enfermedad. Los avances en la secuenciación genética han hecho posible que las empresas identifiquen y aborden con mayor precisión mutaciones genéticas raras que conducen al cáncer. No todos los pacientes tendrán estos objetivos, pero para aquellos que sí, el beneficio clínico de los medicamentos que abordan estos defectos tiende a ser dramático.

Por ejemplo, Deciphera Pharmaceuticals, una empresa de biotecnología que se centra en el desarrollo de inhibidores de moléculas pequeñas de tirosina quinasas, enzimas que efectivamente actúan como interruptor de encendido y apagado de las funciones de la célula. La firma ha desarrollado una plataforma de inhibidores que ha sido utilizada para desactivar el crecimiento de los tumores del estroma gastrointestinal (GIST). En agosto, Deciphera entregó resultados positivos de ensayos clínicos en etapa tardía, mostrando que su principal candidato a fármaco, Ripretinib, reducía el riesgo de progesión de la enfermedad o muerte con pacientes en estados tardíos de GIST en un sorprendente 85% de los casos. Se espera ahora que la firma solicite aprobación por parte de la FDA a principios del próximo año.      

….a los medicamentos agnósticos con los tejidos

Deciphera es una de las principales empresas de biotecnología que desarrollan y comercializan terapias dirigidas contra el cáncer. Recientemente, un número de empresas han comenzado también a explorar si estos biomarcadores genéticos se pueden encontrar en más de un tipo de tumor. La primera empresa en tener éxito en este tratamiento -también llamado enfoque agnóstico de tejido- fue Merck con su medicamento Keytruda. En 2017, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos aprobó Keytruda para una nueva indicación, en este caso, como tratamiento para pacientes con tumores sólidos con alta inestabilidad de microsatélites o con una deficiencia en el sistema de reparación de discrepancia en tumores sólidos (tumores causados cuando el sistema de reparación de discrepancia de ADN de un paciente no reconoce y corrige errores genéticos durante la replicación del ADN). En los ensayos clínicos, un 40% de los pacientes con el biomarcador (pacientes que no habían respondido previamente al tratamiento) vieron como sus tumores se reducían o desaparecían. (Keytruda está aprobado en la actualidad para 20 indicaciones diferentes en Estados Unidos).

Fue el primer medicamento con enfoque agnóstico de tejido aprobado por la FDA, y más terapias de este tipo están comenzando a llegar al mercado o se están desarrollando. En 2018, por ejemplo, la FDA otorgó una aprobación acelerada a Vitrakvi. Desarrollada por Loxo Oncology y Bayer, Vitrakvi puede ser utilizada para tratar tumores sólidos que tienen una fusión del gen receptor neurotrófico de tirosina quinasa, que apoya el crecimiento de los tumores en varias partes del cuerpo. Este medicamento fue una de las razones por las que, en 2019, Eli Lilly adquirió Loxo por unos 8.000 millones de dólares, con una prima de aproximadamente el 68% del precio de la acción. También, durante ese año, la FDA aprobó Rozlytrek, un medicamento competidor de Vitrakvi elaborado por Roche y que tiene una aplicación similar, mientras que Amgen y Mirati Therapeutics están cada una desarrollando terapias de enfoque agnóstico de tejidos que atacan las mutaciones de la proteína KRAS, que afecta al 14% de los pacientes con cáncer de pulmón y también se puede encontrar en los cánceres colorrectales y pancreáticos.

Como con cualquier tipo de nuevo medicamento, los riesgos siempre están presentes. Históricamente, un 90% de los medicamentos que ingresan en ensayos con humanos nunca llegan al mercado. Pero dados los resultados positivos, la medicina de precisión podría representar un significativo hito para pacientes que de otro modo no responderían al tratamiento. Esta es una de las razones por las que en Janus Henderson creen que las terapias objetivo podrían ser vistas como un enfoque rentable para medicamentos avanzados de alto precio: cuanto más específica sea la población de pacientes, mayor es la probabilidad de que estos pacientes se vean beneficiados. Los inversores, en la opinión de Janus Henderson, deberían tomar nota.

 

Información importante:

Este documento recoge las opiniones expresadas por el autor en el momento de su publicación y podrían ser diferentes de las de otras personas y otros equipos de Janus Henderson Investors. Los sectores, los índices, los fondos y los valores que se mencionan en este artículo no constituyen ni forman parte de ninguna oferta o invitación para comprarlos o venderlos. La rentabilidad pasada no es indicativa de rentabilidades futuras.

El valor de las inversiones y las rentas derivadas de ellas puede disminuir y aumentar y es posible que los inversores no recuperen la cantidad invertida inicialmente. La información recogida en este artículo no reúne las condiciones para considerarse recomendación de inversión.

Emitido por Janus Henderson Investors. Janus Henderson Investors es la denominación con la que ofrecen productos y servicios de inversión Janus Capital International Limited (número de registro: 3594615), Henderson Global Investors Limited (número de registro: 906355), Henderson Investment Funds Limited (número de registro: 2678531), AlphaGen Capital Limited (número de registro: 962757), Henderson Equity Partners Limited (número de registro: 2606646) (registradas en Inglaterra y Gales, con domicilio social en 201 Bishopsgate, Londres EC2M 3AE y reguladas por la Autoridad de Conducta Financiera) y Henderson Management S.A. (número de registro:  B22848, con domicilio social en 2 Rue de Bitbourg, L-1273, Luxemburgo y regulada por la Commission de Surveillance du Secteur Financier).

Janus Henderson, Janus, Henderson y Knowledge. Shared son marcas comerciales de Janus Henderson Group plc o de una de sus sociedades dependientes. © Janus Henderson Group plc.

menu
menu