Última actualización: 04:58 / Miércoles, 30 Junio 2021
Fidelity International

El discurso de la reducción de las compras de activos cobra fuerza

Imagen
  • El discurso de la recuperación económica está viéndose cada vez más asediado por el riesgo de que los bancos centrales reduzcan las compras de activos
  • El pico de inflación alcanzado probablemente sea transitorio debido a las bajas bases de comparación que dejaron los confinamientos del año pasado y a medida que las economías vayan normalizándose gradualmente
  • Pero eso no quiere decir que la inflación no pueda convertirse en algo más persistente más adelante

La inflación probablemente sea transitoria, pero el discurso de la reducción de las compras de activos nos acompañará durante algún tiempo. Según comenta Toby Gibb, responsable global de dirección de Inversiones del área de renta variable de Fidelity International, el discurso de la recuperación económica está viéndose cada vez más asediado por el riesgo de que los bancos centrales reduzcan las compras de activos. Las recientes lecturas mensuales del IPC subyacente y el gasto de consumo personal subyacente (PCE, por sus iniciales en inglés) de EE.UU. fueron las más elevadas desde comienzos de la década de 1990 y se situaron claramente por encima de las tasas objetivo de la Reserva Federal.

Lo que preocupa es que la Fed pueda reducir las medidas de liquidez antes de lo previsto. El pico de inflación probablemente sea transitorio debido a las bajas bases de comparación que dejaron los confinamientos del año pasado y a medida que las economías vayan normalizándose gradualmente, pero eso no quiere decir que la inflación no pueda convertirse en algo más persistente más adelante. Es importante hacer un seguimiento de los datos económicos, como el empleo no agrícola, las peticiones de subsidio de desempleo, los PMI, la inflación y los rendimientos de los bonos, y todos ellos alimentan la otra gran tensión existente en estos momentos en las bolsas entre los valores cíclicos y los de crecimiento.

Expresado en términos generales, los datos que confirman que la economía acelera favorecen a los valores cíclicos, mientras que las decepciones dan apoyo a los valores de crecimiento. Los bancos centrales también tendrán que comunicar con sumo tacto para evitar sobresaltar a los mercados. Además, el tipo mínimo mundial para el impuesto de sociedades, acordado en principio por los miembros del G7, afectará proporcionalmente mucho más a las multinacionales en expansión. Las bolsas miran hacia el futuro y actualmente tienen la vista puesta en el arranque de 2022, cuando se prevé que comience la reducción de las compras de activos. Si los bancos centrales consiguen que los inversores bursátiles se hagan a la idea, podría surgir un efecto relativamente positivo derivado de la reducción de los estímulos monetarios, pero es un equilibrio complejo. Los expertos en selección de valores pueden protegerse fijándose en empresas que poseen el poder de fijación de precios necesario para capear el encarecimiento de los costes.

El S&P 500 se anotó una leve subida del 0,6% en mayo y marcó un nuevo máximo histórico, mientras que el Nasdaq se dejó un 1,3% durante el mes. La mejoría de los datos económicos, donde destaca la lectura del IPC subyacente de EE.UU. más alta de los últimos 30 años aproximadamente y los progresos de los programas de vacunación, con un 40% de adultos que ya ha recibido la pauta completa, permitió a los valores cíclicos superar por un 7% a las empresas con crecimientos de largo recorrido y el factor infravaloración aventajó al factor crecimiento en un 5%. Eso también contribuyó a intensificar el debate en torno a la inflación y la posible reducción de las compras de activos por parte de la Reserva Federal.

El mercado de OPV acusó la volatilidad que sufrieron las bolsas durante el mes de mayo. Después de marcar máximos históricos en febrero, el Renaissance IPO ETF, que replica una cesta formada por las nuevas empresas cotizadas más líquidas en EE.UU., se desplomó y se dejó un 29% hasta sus mínimos de mayo. Varias salidas a bolsa programadas se pospusieron debido a las condiciones del mercado.

Los datos macroeconómicos europeos siguen aventajando a los estadounidenses

Los valores cíclicos y de crecimiento generaron fuertes ganancias en Europa durante el mes de mayo. Los datos macroeconómicos europeos superaron las expectativas y batieron a los estadounidenses por la mayor diferencia que se ha observado en los últimos 5 años, lo que refuerza los argumentos a favor de invertir en Europa.

Los PMI preliminares siguieron subiendo, lo que dio apoyo al rebote derivado de la reapertura y a los valores cíclicos. Los bancos centrales también siguieron contrarrestando los riesgos inflacionistas, lo que provocó que los rendimientos de los bonos descendieran levemente, y pareció frenarse el rebote de las acciones de crecimiento frente a las acciones infravaloradas desde sus bajos niveles.

La última semana de mayo se saldó con las mayores captaciones semanales en renta variable europea desde febrero de 2018; en este sentido, se impuso una mentalidad general de “comprar aprovechando la caída” alentada sobre todo por la próxima ratificación del Fondo de Recuperación de la UE. La bolsa británica vivió gran cantidad de rumores de OPA, con cuatro operaciones que suman más de 1.000 millones de dólares durante la última semana de mayo, y en Alemania se cerró una fusión de varios miles de millones de euros entre dos inmobiliarias cotizadas en el DAX 30.

La renta variable estadounidense registró una leve subida durante el mes, con los grandes índices moviéndose cerca de máximos históricos. La inquietud en torno a la inflación ha alimentado en los inversores el miedo a que la Reserva Federal pueda cambiar su postura expansiva, pero parece que la Fed sigue teniendo algo de margen para mantener su política actual, ya que la subida de los rendimientos todavía no ha endurecido de forma sustancial las condiciones financieras internas ni perjudicado a los mercados ni a la economía en su conjunto.

La depreciación del dólar contrarresta los contagios y la inflación en Asia

El índice MSCI Asia-Pacific ex Japan subió un 1,2% en mayo, con lo que cerró en cotas similares al MSCI AC World. La inflación mayor de lo previsto en EE.UU. a comienzos de mes lastró las bolsas antes de que la depreciación del billete verde contribuyera a una vigorosa recuperación. Sin embargo, las rentabilidades se vieron afectadas por el repunte de los contagios de COVID-19 en países como Taiwán, Singapur, Tailandia y Malasia, la lentitud de la vacunación y los riesgos normativos en el sector tecnológico chino. El mercado de materias primas tuvo una enorme influencia en la evolución de la bolsa de Hong Kong.

La preocupación creciente por la erosión de los márgenes a causa de los precios de las materias primas y la inflación mundial dio pie a los reguladores chinos a redoblar sus esfuerzos por contener las fuertes alzas de estos productos. El índice Hang Seng cerró el mes con un avance del 1,5%. En China, la caída de las empresas de Internet supuso un gran lastre durante la primera parte del mes, pero posteriormente esta situación se revirtió con las inyecciones de liquidez en las bolsas cuando el gobierno abordó el problema de los precios de las materias primas y actuó contra las criptomonedas, provocando fuertes subidas del yuan frente al dólar estadounidense.

 

Información importante

El valor de las inversiones y las rentas derivadas de ellas pueden bajar o subir y el inversor puede recibir menos de lo que invirtió inicialmente. Las rentabilidades pasadas no son un indicador fiable de los resultados futuros. Este documento tiene una finalidad exclusivamente informativa y está destinado exclusivamente a la persona o entidad a la que ha sido suministrado. Este documento no constituye una distribución, una oferta o una invitación para contratar los servicios de gestión de inversiones de Fidelity, o una oferta para comprar o vender o una invitación a una oferta de compra o venta de valores o productos de inversión.

Fidelity no garantiza que los contenidos de este documento sean apropiados para su uso en todos los lugares o que las transacciones o servicios  comentados estén disponibles o sean apropiados para su venta o uso en todas las jurisdicciones o países o por parte de todos los inversores o contrapartes. Se informa a los inversores de que las opiniones expresadas pueden no estar actualizadas y pueden haber sido tenidas ya en cuenta por Fidelity. Son válidas únicamente en la fecha indicada y están sujetas a cambio sin previo aviso. Este documento ha sido elaborado por Fidelity International.

No puede reproducirse o difundirse a ninguna otra persona sin permiso expreso de Fidelity. Esta comunicación no está dirigida a personas que se encuentren en los EE.UU. y no debe ser tenida en cuenta por dichas personas. Está dirigida exclusivamente a personas que residen en jurisdicciones donde los fondos correspondientes se hayan autorizado para su distribución o donde no se requiere dicha autorización. Todas las personas que accedan a la información lo harán por iniciativa propia y serán responsables de cumplir con las leyes y reglamentos nacionales aplicables, debiendo además consultar con sus asesores profesionales.

Estos contenidos podrían contener materiales de terceros que son suministrados por empresas que no mantienen ningún vínculo accionarial con ninguna entidad de Fidelity (contenido de terceros). Fidelity no ha participado en la redacción, aprobación o revisión de estos materiales de terceros y no apoya o aprueba sus contenidos explícita o implícitamente. Fidelity International es el nombre del grupo de empresas que forman la sociedad internacional de gestión de activos que ofrece productos y servicios en jurisdicciones específicas fuera de Norteamérica.

Fidelity, Fidelity International, el logo de Fidelity International y el símbolo F son marcas registradas de FIL Limited. Fidelity sólo informa sobre sus productos y servicios y no ofrece consejos de inversión o recomendaciones basados en circunstancias personales. Recomendamos obtener información detallada antes de tomar cualquier decisión de inversión. Las inversiones deben realizarse exclusivamente teniendo en cuenta la información contenida en el folleto vigente y el documento de datos fundamentales para el inversor (DFI), que están disponibles gratuitamente junto con los informes anuales y semestrales más recientes a través de nuestros distribuidores y nuestro Centro Europeo de Atención al Cliente en Luxemburgo: FIL (Luxembourg) S.A. 2a, rue Albert Borschette BP 2174 L-1021 Luxemburgo o en la página web www.fondosfidelity.es. Fidelity Funds (“FF”) es una sociedad de inversión de capital variable (UCITS) con sede en Luxemburgo y diferentes clases de acciones. Publicado por FIL (Luxembourt) S.A., entidad autorizada y supervisada por la Comisión de Viglancia del Sector Financiero de Luxemburgo (CSSF). 21ES0140 / GLEMUS3721-0921

 

menu