Última actualización: 05:11 / Jueves, 10 Junio 2021
Análisis de BNP Paribas AM

Revertir la degradación de los ecosistemas, el nuevo desafío de inversión

Imagen
  • Existe una llamada global a actuar en la restauración de los ecosistemas, que representan el 50% del PIB mundial
  • BNP Paribas AM quiere invertir en compañías que ofrezcan soluciones con productos y servicios que podrán generar una rentabilidad por encima del mercado
  • El nuevo fondo de gestión activa tendrá un enfoque all cap de compañías que conformen una cartera de alta convicción

Edward Lees y Ulrik Fugmann, codirectores del equipo de soluciones medioambientales de BNP Paribas AM, presentaron en una conferencia online las características del nuevo fondo lanzado este mes por la gestora, BNP Paribas Ecosystem Restoration, con el que quieren dar un paso más en su estrategia de promover soluciones contra el cambio climático.

En el marco de la serie de seminarios "La gran inestabilidad" de la gestora, Lees señaló que ven oportunidades en aquellas compañías que contribuyen a la restauración de los ecosistemas, que son fundamentales para el mantenimiento de la vida en la Tierra, por lo que han decidido compartir este convencimiento con los inversores para que puedan tener una participación activa en la forma en que el mundo se alimenta y vive.

El fondo cubre tres grandes temas: los ecosistemas acuáticos, terrestres (que incluyen la tierra, la alimentación y los bosques) y urbanos, destinados a un estilo de vida más sostenible, sobre todo con edificios y ciudades sostenibles.

"Hasta ahora la inversión relacionada con el cambio climático ha estado muy focalizada en las emisiones de carbono, pero nosotros pensamos que ha llegado el momento de centrar nuestra atención en otro elemento fundamental de cambio, que es la naturaleza en sí misma", afirmó por su parte Fugmann. Hay una llamada global a actuar en la restauración de los ecosistemas, que representan el 50% del PIB mundial.

Existen enormes problemas que resolver en este aspecto, reconoció Lees, pero allí donde hay desafíos hay compañías que presentan soluciones y en las que vale la pena invertir por la urgente necesidad de actuar antes de que sea demasiado tarde.

El año pasado se produjo un momento de inflexión y las políticas medioambientales comenzaron a coordinarse mejor a nivel global, indicó, por la conciencia de que existe mucho camino por recorrer para conseguir las metas fijadas de aquí a 2050 (o 2060 en el caso de China).

"Tenemos que hacer más y tenemos que hacerlo más rápido, porque el tiempo cuenta", añadió, en vista de que se necesitarían 1,7 planetas Tierra para que nuestro actual estilo de vida fuese sostenible. Y que sus consecuencias ya están causando la pérdida de vidas humanas.

Oportunidades de seis billones de dólares

Pero el cambio climático no sólo representa uno de los riesgos más grandes para la futura existencia humana, sino también una de las mayores oportunidades a nivel de negocios. Por ello BNP Paribas AM invierte en compañías que ofrecen soluciones con productos y servicios que están convencidos de que generarán una gran rentabilidad por encima del mercado. "Con una inversión anual de capital de dos billones de dólares, o 22 billones en una década, se pueden generar oportunidades de negocio de seis billones anuales", dijo Fugmann.

Entre los ejemplos de empresas que contribuyen a la restauración de los ecosistemas están las que recuperan tierras antes utilizadas para la extracción de carbón para que vuelvan a poder ser aprovechadas, las que desarrollan tecnología agrícola de vanguardia para consumir menos agua y producir más alimentos sin destruir la tierra, así como nuevas formas de tratar los residuos y reciclarlos, sobre todo en lo relacionado con los plásticos.

"Identificamos a las empresas de todo el mundo que desvían una parte significativa de los ingresos y/o de sus gastos hacia las soluciones de este tipo", explicó Lees. Y agregó que no sólo se trata de invertir de forma indirecta, sino de participar en muchos casos con financiación destinada al desarrollo de la tecnología necesaria para llevar adelante sus proyectos, así como de formar parte como accionistas para apoyar los avances encaminados a conseguirlos, o bien corregir eventuales desvíos.

Experiencia y gestión activa

Respecto de la estrategia del nuevo fondo, Fugmann destacó la experiencia del equipo de soluciones medioambientales y los más de 20 años de trabajo conjunto con Leeds en inversión temática, una trayectoria que les da los conocimientos técnicos necesarios para realizar una adecuada due diligence.

A ello se suma su gestión activa en todo momento, fundamental en un sector tan innovador y dinámico. Y su enfoque all cap. Un 50% de las compañías son grandes, pero el otro 50% de la cartera está conformada por empresas medianas y pequeñas, que son las que en la actualidad están liderando esta transformación.

El proceso de inversión es top-down, botton-up. Parten desde un análisis macro a nivel industrial y regulatorio para identificar las tendencias, y a partir de allí seleccionan a las compañías, que pasan por un análisis ESG en todos sus procesos. Cada empresa es evaluada en base a su contexto específico de mercado y sus catalizadores individuales. Y la cartera, de unos 40-60 valores de alta convicción, evoluciona constantemente de acuerdo a las circunstancias.

Al análisis fundamental y técnico incorporan asimismo el cuantitativo, clave en los actuales mercados para reforzar el alfa, evaluar los riesgos y construir las carteras. Así como para proveer a los inversores con un completo y detallado reporting. El nuevo fondo contará con un informe trimestral de sostenibilidad para una mayor transparencia y para evaluar las huellas de carbono, residuos y agua que tiene la cartera.

menu