Última actualización: 17:02 / Domingo, 27 Junio 2021
Estratega global

Neil Dwane (AllianzGI): “La vuelta al gasto fiscal es uno de los motores económicos clave para 2020”

Imagen
  • La primera mitad de 2020 estará marcada por la evolución de la relación entre Estados Unidos y China, mientras que las elecciones presidenciales de Estados Unidos definirán la segunda mitad
  • "Afortunadamente, los inversores se han vuelto mucho más realistas con sus expectativas de rendimiento y riesgo", señala Dwane
  • Dwane ve oportunidades atractivas en renta fija de alto rendimiento, particularmente en países de mercados emergentes como India e Indonesia, y en renta variable europea

La economía mundial continuará desacelerándose en 2020, pero el riesgo de una recesión para superior que el precio de los mercados, según la visión de Neil Dwane, estratega global de Allianz Global Investors. Dwane considera que hay varios factores clave que darán forma a la “narrativa del mercado” en el próximo año, entre los que se incluye la guerra comercial entre Estados Unidos y China, la evolución del ciclo económico estadounidense y el posicionamiento de los bancos centrales.

“Esperamos que China continúe el proceso de transformación de su economía y que su contribución a nivel mundial continúe siendo un apoyo. También habrá fuerzas positivas que impulsarán la economía global desde Indonesia e India, cuyos ciclos económicos atraviesan una fase diferente y son países más centrados en realizar importantes reformas estructurales. Europa también puede sorprender positivamente si los responsables políticos logran mover a la Unión Europea en la dirección correcta ", explica Dwane.

Dentro de Europa, en el Reino Unido, Dwane considera que el Brexit es el principal problema al que deberá enfrentarse la región. “En la mayoría de los escenarios, esperamos que el Reino Unido abandone la UE a fines de enero. Veremos algunos estímulos fiscales del Reino Unido, lo que puede reducir las posibilidades de una recesión. Esto puede permitir que el país contribuya al crecimiento global, lo que no sucedió en 2019 ".

Claves para 2020

Dwane considera que los bancos centrales seguirán siendo relevantes el próximo año, manteniendo su postura acomodaticia. "Podemos ver recortes en las tasas de interés en los bancos centrales de todo el mundo", dice. En su opinión, los bancos centrales continuarán apoyando la economía global, pero advierte que el verdadero debate será "en qué medida la política monetaria seguirá siendo útil".

Es por eso que Dwane destaca que “la vuelta al gasto fiscal es uno de los motores económicos clave en 2020”.  Según explica, “los inversores deben decidir si el gasto fiscal realizado por los gobiernos respaldará o no el crecimiento económico. El estímulo fiscal puede alargar el ciclo, pero lo que será relevante es la amplitud y el alcance del estímulo. Una de las conclusiones que extraigo para 2020 es que tanto el Reino Unido como los Estados Unidos, probablemente, no reducirían sus tipos de interés a niveles negativos, si se vieran obligados a luchar contra una recesión económica ”.

Respecto a Estados Unidos, Dwane señala que un factor clave será la próxima elección presidencial a principios de noviembre, pero advierte que estamos en un punto de partida algo incierto. "No sabremos qué sucederá entre demócratas y republicanos hasta junio de 2020. Tenemos varios frentes abiertos, el primero de los cuales es lo que ocurrirá con la destitución del presidente Trump. En segundo lugar, está la guerra comercial con China, que se ha convertido en una herramienta geopolítica para ambas partes ", afirma.

Oportunidades de inversión

Dwane cree que la forma de “navegar” por este mercado, marcado por un horizonte de bajos tipos de interés, es que los inversores acepten que "si no corren riesgos, no obtendrán retornos satisfactorios". En opinión de Dwane, los inversores de renta fija tienen que valorar mucho cómo posicionar sus carteras porque los activos subyacentes, a menudo, ofrecen muy poco rendimiento o tienen un gran riesgo. "Afortunadamente, los inversores se han vuelto mucho más realistas con sus expectativas de rendimiento y riesgo", añade.

Dwane ve oportunidades selectas en el mercado de high yield, pero recuerda a los inversores que deben ser conscientes del riesgo que asumen. Dejando de lado las oportunidades que ofrecen los bonos del Tesoro de los Estados Unidos, que a menudo se utilizan para cubrir otras exposiciones al riesgo, prefiere el high yield estadounidense y asiático. "En el caso de los activos asiáticos, debe recordarse que son más sensibles al momento del ciclo económico, y para los mercados emergentes es mejor centrarse en países que están llevando a cabo reformas estructurales como India o Indonesia. Por otro lado, somos más cautelosos con Brasil, México y Chile”, explica.

Mirando hacia el futuro, Dwane afirma que si los inversores quieren retornos atractivos, tendrán que asignar activos de renta variable a sus carteras. Por ello explica que ha llegado la hora de considerar inversiones temáticas que “capitalicen cualquier tendencia que funcione globalmente en el futuro". Dwane destaca las inversiones relacionadas con la sostenibilidad, el cambio climático, la infraestructura, las energías renovables, la tecnología, la inteligencia artificial  y robótica, así como las tendencias específicas relacionadas con el consumo y nuevos “gustos” de las generaciones más jóvenes, particularmente los millennials.

menu