Última actualización: 10:51 / Miércoles, 21 Julio 2021
Colaboración entre AllianceBernstein y la Universidad de Columbia

Lecciones de la Academia de Cambio Climático e Inversión

Imagen
Lecciones de la Academia de Cambio Climático e Inversión
  • Los inversores se enfrentan a una presión comercial, económica y normativa creciente para que aborden de manera más proactiva las complejas cuestiones derivadas del cambio climático
  • La Academia de Cambio Climático e Inversión ha sido creada para salvar una carencia existente en los mercados financieros, faltos de formación sobre la ciencia del clima
  • El objetivo del programa es contribuir a las iniciativas de clientes y socios para distinguir, analizar e integrar mejor cuestiones relacionadas con el cambio climático en sus decisiones de inversión y asignación de capital

El mundo está asumiendo ambiciosos objetivos para combatir el cambio climático. Reducir las emisiones de carbono obligará a las empresas y a los gobiernos a abandonar prácticas contaminantes y adoptar nuevos modelos de negocio respetuosos con el medio ambiente. Los inversores de todo tipo tendrán que profundizar sus conocimientos climáticos para prepararse para el impacto de los cambios en las economías y empresas de todos los sectores.

Con el fin de ayudar a los inversores a afrontar estas novedades, AllianceBernstein (AB) ha forjado una colaboración pionera con el Earth Institute de la Universidad de Columbia. En el marco de esta colaboración, la gestora ha creado la Academia de Cambio Climático e Inversión, un curso de seis semanas que se basa en la especialización de eruditos en el clima y profesionales de la inversión para integrar análisis científicos y académicos sobre cómo el cambio climático puede incidir en los riesgos y las oportunidades de inversión.

En el primer trimestre de 2021, participaron en el primer curso de la Academia del Clima más de mil clientes profesionales y consultores de inversión de todo el mundo. A continuación, se recoge una pequeña muestra de las perspectivas que se abordaron.

China: equilibrio entre crecimiento y descarbonización

David Sandalow, codirector de energía y concentración medioambiental de la School of International and Public Affairs de la Universidad de Columbia: “Existen numerosas estrategias que las empresas y el gobierno de China pueden adoptar para reducir las emisiones sin una ralentización económica; de hecho, ya tenemos evidencias de esa posibilidad. En la última década, las emisiones en China apenas han aumentado, mientras que su economía se ha disparado, creciendo a una tasa media del 6%. (…) Un aspecto importante es que la economía china está virando de un modelo basado en las manufacturas a otro más centrado en los servicios (…) La transición de una energía basada en combustibles fósiles tradicionales a energías renovables también potenciará un descenso de las emisiones. (...) El viraje al gas natural y la energía nuclear tendrá el mismo efecto. Las transiciones que se produzcan en el sector del transporte también supondrán una gran diferencia”.

El papel de la energía nuclear en un mundo alineado con el Acuerdo de París

Arthur Lerner-Lam, director adjunto del Observatorio de la Tierra Lamont-Doherty, del Earth Institute de la Universidad de Columbia: No podemos alcanzar algunos de los objetivos de descarbonización sin virar a la energía nuclear, además de propiciar una enorme expansión en las energías solar, eólica y otras renovables. La inversión en el desarrollo de nuevos reactores nucleares más seguros será una parte importante del proceso. Naturalmente, las cuestiones políticas que entran en juego en lo referente a la construcción de centrales nucleares son un tema aparte”.

Innovación: la captura y el almacenamiento de carbono

Arthur Lerner-Lam: La captación y el almacenamiento del CO2 es una tecnología crítica que tendrá que ser parte de la solución según avancemos hacia alternativas con bajas emisiones de carbono, si bien su despliegue a escala llevará largo tiempo. Hay diversos escenarios que nos permiten evolucionar en esa dirección; varían en sus requisitos de infraestructuras y financiación, así como en sus efectos para la igualdad social. Destaca especialmente el modo de captación: el almacenamiento geológico puede ser seguro, pero debe demostrarse su practicidad.

La captura directa de aire (…) puede compensar en parte el total de emisiones generadas y brindar algo más de tiempo para el despliegue de fuentes bajas o nulas en carbono, si bien su contribución global a la reducción de las emisiones totales tendrá que complementarse con otras acciones en paralelo”.

El desajuste temporal entre los resultados climáticos y de la inversión

Michelle Dunstan, gerente global de inversión responsable y gestora de carteras de la estrategia Global ESG Improvers de AB: “El impacto de la transición, incluidas las repercusiones para los flujos de efectivo y las valoraciones, se está materializando ya, a corto plazo. Asistimos a cambios normativos; basta con fijarnos en lo que ha sucedido en Estados Unidos desde las elecciones en términos de asignación de capital, de cotizaciones o de precios de los bonos, que han variado según suposiciones sobre las intenciones de la nueva administración.”

Inversión, exclusión o implicación en la gestión de los riesgos climáticos

Michelle Dunstan: “En lugar de ignorar los sectores que permanecerán con nosotros en las próximas décadas —con independencia de que invirtamos o no en ellos—, deberíamos implicarnos para alentarlos a que desempeñen su actividad de la manera más sostenible posible. Debemos implicarnos con las empresas que son vitales para la economía. Van a seguir en activo, así que logremos que lleven a cabo su actividad de un modo más adecuado. Se trata no solo de un paso positivo para la sociedad, pues las compañías que se toman muy en serio abordar el cambio climático también minimizan los riesgos para sus flujos de efectivo: por lo general, son empresas mejores, tienen flujos de efectivo más sostenibles y a menudo obtendrán mejores resultados financieros para nuestros clientes”.

-

La Academia de Cambio Climático e Inversión ha sido diseñada para ayudar a los clientes y socios de AllianceBernstein a conocer mejor las diferentes facetas de la ciencia del cambio climático y su impacto potencial en las decisiones de inversión. Si quiere conocer cómo la gestora contribuye a lograr avances sociales, al tiempo que genera rentabilidades sólidas, le invitamos a descubrir su estrategia de renta variable sostenible.

Gestionada por un equipo de ocho profesionales de inversión con una media de 20 años de experiencia en el sector y un dilatado historial de análisis e inversión en temas sociales y medioambientales, AB Sustainable Global Thematic Portfolio aspira a obtener un rendimiento superior al MSCI AC World Index a largo plazo invirtiendo exclusivamente en empresas bien gestionadas y conforme con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas.

menu