Última actualización: 05:13 / Miércoles, 20 Noviembre 2019
Un análisis de SPDR EMEA

ETFs de T-Bills: una vía para mantener liquidez en un entorno de incertidumbre

Imagen
  • La huida del inversor hacia activos más seguros se ha manifestado con el aumento de flujos diarios hacia ETFs de T-Bills, como el SPDR Bloomberg Barclays 1–3 Month T-Bill UCITS ETF
  • La debilidad de datos, sobre todo en Europa, ha ensombrecido las perspectivas de crecimiento y la falta de evolución en los beneficios empresariales amplifica los riesgos a la baja
  • Frente a los rendimientos negativos de la deuda a corto plazo de la Eurozona, los bonos del Tesoro estadounidense a 1–3 meses son una opción interesante para las carteras en dólares
  • En cuanto al euro y la libra esterlina, SPDR ve oportunidades en bonos gubernamentales con vencimientos cortos

Este año, una serie de shocks geopolíticos han erosionado la confianza empresarial, a lo que se une una expansión económica en una fase ya avanzada. No obstante, estos efectos han sido atenuados por la relajación de las políticas monetarias y fiscales en prácticamente todo el mundo, asegura SPDR EMEA en un artículo reciente. Si bien las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China han disminuido en las últimas semanas, aún permanecen las preocupaciones sobre la capacidad de lograr un acuerdo integral y, en el ámbito político, las turbulencias en EE.UU. y el Reino Unido persisten.

“Simultáneamente, la debilidad de datos, en especial en Europa, ha ensombrecido las perspectivas de crecimiento”, señala. Tras la sustancial revisión a la baja del crecimiento en la Eurozona y el Reino Unido, los economistas prevén ahora que el PIB mundial crecerá en el cuarto trimestre por debajo de la tendencia, alrededor de un 2,2%–2,3% en términos anualizados. La falta de evolución en los beneficios empresariales mundiales, debido a la caída de los márgenes respecto al año pasado, amplifica los riesgos a la baja. Según la entidad, reservar algo de “pólvora en el cargador” podría ser una solución para tiempos inciertos.

T-bills

¿Cómo puede posicionarse el inversor?

SPDR EMEA considera que la clave está en buscar flexibilidad a través de instrumentos líquidos. “Frente a los rendimientos negativos de la deuda a corto plazo (bonos y letras del Tesoro) de la Eurozona, el mercado estadounidense disfruta de rendimientos positivos. Fuera de las vicisitudes del mercado de repos, los bonos del Tesoro a 1-3 meses representan una opción interesante para las carteras en dólares”, asegura.

En cuanto al euro y la libra esterlina, ve oportunidades en bonos gubernamentales con vencimientos cortos, ya que, por un lado, “permitiría al inversor tomar ventaja del progresivo pronunciamiento del tramo corto de la curva de gilts” (ante las indicaciones del Banco de Inglaterra de un posible recorte de tipos) y del apoyo procedente de las decisiones del BCE en el espacio del euro; por otro, le ayudaría a “conservar algo de liquidez para realizar compras durante potenciales caídas del mercado”.

State Street gestiona desde 2007 un ETF de bonos del Tesoro norteamericano. Durante este periodo, ha afrontado diferentes entornos de mercado, desde la crisis financiera global hasta la última recesión estadounidense y la posterior expansión económica, la más longeva hasta la fecha. En total, gestiona 393.000 millones de dólares en activos indexados de renta fija (a 30 de junio de 2019).

SPDR es uno de los proveedores de ETF líderes en el mercado estadounidense de bonos del Tesoro. El SPDR Bloomberg Barclays 1–3 Month T-Bill UCITS ETF, gestionado en EE.UU. con un patrimonio de 8.900 millones de dólares (a 14 de octubre de 2019), da seguimiento al índice Bloomberg Barclays U.S. Treasury Bills 1–3 Month.

¿Cómo incorporar un ETF de T-Bills a la cartera?

Una economía mundial en desaceleración, junto con la continua incertidumbre que rodea a las negociaciones entre EE.UU. y China, ha provocado brotes de intensa volatilidad en el mercado. Según la gestora, los bonos del Tesoro norteamericano suelen considerarse una inversión estable en momentos de incertidumbre como el actual.

“Esta huida del inversor hacia activos más seguros se ha manifestado en los flujos diarios hacia ETFs de T-Bills, los cuales recibieron mayores captaciones durante las recientes fases de sentimiento negativo del mercado”, en especial en los meses de mayo y agosto. Para el inversor reacio a invertir a los niveles actuales en renta variable o en los segmentos de mayor riesgo de la renta fija, los bonos del Tesoro de EE.UU. pueden ofrecer una aproximación más selectiva en términos de timing de asignación de activos”, asegura la entidad.

Mientras, desde State Street Global Markets aseguran que los niveles de liquidez en carteras institucionales son altos, aumentaron en mayo y se han seguido incrementando desde mediados de julio. “Los bonos del Tesoro de EE.UU. son menos sensibles al riesgo relacionado con el tipo de interés debido a su duración ultra-corta, por lo que ayudan al inversor a gestionar su efectivo y liquidez”, insiste la gestora. El rendimiento al vencimiento (YTM) del SPDR Bloomberg Barclays 1–3 Month T-Bill UCITS ETF es, en la actualidad, del 1,92%, un nivel atractivo frente al rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense a diez años, situado en el 1,80% (a 18 de septiembre 2019).

T-bills

¿Por qué utilizar un ETF para T-Bills?

SPDR hace hincapié en que los ETFs son una manera alternativa de obtener exposición al mercado de bonos del Tesoro de EE.UU. “De hecho, la liquidez que proporcionan los ETFs es complementaria al mercado subyacente, en especial para cierto tipo de inversor que tal vez no tenga experiencia en operar con bonos del Tesoro estadounidenses o que desee simplificar aún más el acceso a ese mercado”, añade.

Por ejemplo, los ETFs de renta fija no vencen, mientras que los bonos del Tesoro individuales lo hacen en una fecha predeterminada e invariable, en la que el inversor recupera su principal en efectivo, a menos que venda antes la posición. Según la gestora, los ETF de renta fija, en cambio, “conservan un vencimiento relativamente constante, igual a la media ponderada de los vencimientos de todos los bonos del Tesoro que forman parte de la cartera”.

El SPDR Bloomberg Barclays 1–3 Month T-Bill UCITS ETF es un fondo de capitalización que invierte en bonos del Tesoro con un vencimiento de entre 1 y 3 meses, por lo que State Street Global Advisors compra y vende bonos para mantener el vencimiento del ETF en línea con el índice subyacente. “Este proceso de seguimiento del índice y contratación en el mercado, subcontratado en la práctica a State Street Global Advisors, debería ser asumido por el propio inversor si este decidiese invertir directamente en el mercado subyacente”, sentencia la entidad.


Si desea conocer el posicionamiento de inversión en renta fija y los flujos recientes, lea aquí la versión trimestral actualizada del SPDR Bond Compass.

 

Comunicación de marketing.

Esta información está dirigida únicamente a clientes profesionales.

Para inversores en España Tanto State Street Global Advisors SPDR ETFs Europe I como II plc han sido autorizados para la distribución pública en España y están registrados en la Comisión Nacional del Mercado de Valores con los números 1244 y 1242. Antes de invertir, los inversores podrán obtener una copia del Prospecto y los Documentos de datos fundamentales para el inversor, las memorias de comercialización, el reglamento o las escrituras de constitución del fondo, así como de los últimos informes anuales y semestrales de State Street Global Advisors SPDR ETFs Europe I y II plc de Cecabank, S.A. Alcalá 27, 28014 Madrid (España), que es el Representante, Agente de Pago y Distribuidor en España o en la página web spdrs.com. El distribuidor español de State Street Global Advisors SPDR ETFs se encuentra disponible en la página web de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Entidad emisora

Este documento ha sido emitido por State Street Global Advisors Ireland («SSGA»), entidad autorizada y regulada por el Banco Central de Irlanda. Domicilio de la sede social: 78 Sir John Rogerson's Quay, Dublín 2. Número de registro 145221. T: +353 1 776 3000. F: +353 1 776 3300. Web: ssga.com.

Los fondos cotizados (ETF) operan como acciones, están sujetos a riesgo de inversión y su valor de mercado fluctuará. El rendimiento de la inversión y el valor principal de una inversión fluctuarán, por lo que cuando las acciones se vendan o reembolsen, podrían valer más o menos de lo que valían en el momento de su compra. Aunque las acciones pueden comprarse y venderse a través de cualquier intermediario bursátil en el mercado de valores, las acciones no son susceptibles de reembolsarse al fondo de forma individual. El inversor puede adquirir acciones y, más tarde, ofrecerlas a través del fondo para su reembolso previa agregación con las de otros inversores formando lo que se conoce como «bloques de participaciones». Consulte el Prospecto del fondo para conocer más detalles.

El valor de los valores de renta variable puede fluctuar como consecuencia de las actividades de una determinada empresa o de las condiciones generales del mercado y la economía.

SPDR ETFs es la plataforma de fondos cotizados (ETF) de State Street Global Advisors y se compone de fondos autorizados por el Banco Central de Irlanda como sociedades de inversión OICVM abiertas.

State Street Global Advisors SPDR ETFs Europe I & SPDR ETFs Europe II plc emiten fondos cotizados SPDR ETF y es una sociedad de inversión abierta, con responsabilidad segregada entre sus subfondos. La Sociedad se constituyó con la forma jurídica de organismo de inversión colectiva en valores mobiliarios (OICVM) con arreglo a las leyes de Irlanda y está autorizada como OICVM por el Banco Central de Irlanda. La inversión conlleva riegos, incluido el riesgo de pérdida de capital.

La diversificación no asegura beneficios ni garantiza que no se produzcan pérdidas.

Los logotipos y marcas de servicios aquí expuestos pertenecen a sus respectivos propietarios. Los proveedores de información de terceros no garantizan ni manifiestan en ningún modo que los datos son exactos, completos o actuales y no asumen responsabilidad alguna por daños y perjuicios de cualquier tipo relacionados con el uso de dichos datos.

La información aquí expuesta no constituye ningún tipo de asesoramiento de inversión tal y como dicho término viene definido en la Directiva relativa a los mercados de instrumentos financieros (2014/65/UE) o reglamentos suizos aplicables y no debería utilizarse con ese propósito. Tampoco debería interpretarse como una incitación a compra ni como una oferta de venta de inversiones.

Esta información no tiene en consideración los objetivos, estrategias, estatus fiscal, apetito de riesgo ni perspectivas de ningún inversor o potencial inversor con respecto a sus inversiones. Si precisa de asesoramiento para sus inversiones, debería consultar a su asesor fiscal, financiero o de otra índole profesional. Todo el material se ha obtenido de fuentes consideradas fiables. No existe manifestación ni garantía alguna respecto a la exactitud de la información y State Street no asumirá ninguna responsabilidad por decisiones basadas en la misma.

Queda prohibida la reproducción, copia o transmisión, total o parcial, de este trabajo, así como la divulgación de su contenido a terceros sin el consentimiento expreso y por escrito de SSGA.

Invertir en valores emitidos en el extranjero podría conllevar un riesgo de pérdida de capital por una fluctuación desfavorable del valor de las divisas, por retenciones fiscales, por diferencias respecto a los principios de contabilidad generalmente aceptados o por inestabilidad económica o política en otros estados.

Las inversiones en mercados emergentes o en desarrollo pueden ser más volátiles y menos líquidas que las inversiones en mercados desarrollados y pueden suponer también una exposición a estructuras económicas que por lo general son menos diversas y maduras, así como a sistemas políticos menos estables que los de países más desarrollados.

Las opiniones aquí expresadas corresponden al equipo estratégico y de análisis de SPDR EMEA a día 30 de septiembre de 2019 y pueden variar en función del mercado y otras condiciones. Este documento contiene algunas declaraciones consideradas prospectivas. Tenga en cuenta que ninguna de esas declaraciones es garantía de determinados rendimientos en el futuro y que los resultados o acontecimientos reales pueden diferir de los aquí proyectados.

BLOOMBERG®, un logotipo y marca de servicios de Bloomberg Finance L.P. y sus sociedades vinculadas, y BARCLAYS®, un logotipo y marca de servicios de Barclays Bank Plc, han recibido licencia para su uso relacionado con la cotización y el uso comercial del SPDR Bloomberg Barclays ETFs.

Por lo general, los bonos presentan menor riesgo y volatilidad a corto plazo que las acciones, pero tienen un riesgo relacionado con el tipo de interés (al aumentar los tipos, suelen descender los precios de los bonos), riesgo de impago del emisor, riesgo de crédito del emisor, riesgo de liquidez y riesgo de inflación. Estos efectos normalmente son más acusados en valores a largo plazo. Cualquier valor de renta fija que se venda o amortice antes de su vencimiento puede acarrear ganancias o pérdidas sustanciales.

Standard & Poor’s®, S&P® y SPDR® son marcas registradas de Standard & Poor’s Financial Services LLC (S&P); Dow Jones es una marca registrada de Dow Jones Trademark Holdings LLC (Dow Jones). Dichas marcas han recibido licencia de uso por parte de S&P Dow Jones Indices LLC (SPDJI), así como sublicencia por parte de State Street Corporation para determinados fines. Los productos financieros de State Street Corporation no son patrocinados, respaldados, vendidos ni promocionados por SPDJI, Dow Jones, S&P, sus respectivas sociedades vinculadas o terceras partes licenciantes y ninguna de dichas partes realizan manifestación alguna en cuanto a la conveniencia de invertir en tal/es producto/s, como tampoco se hacen responsables de nada relacionado con lo anterior, incluido cualquier error, omisión o interrupción de cualquier índice.

Los bonos gubernamentales y bonos corporativos internacionales suelen tener fluctuaciones de precios más moderadas a corto plazo que las acciones, pero ofrecen menos rentabilidades potenciales a largo plazo.

Todos los resultados de rendimiento de índices aquí indicados se han mencionado únicamente con fines comparativos. No se debería dar por sentado que representan el rendimiento de ninguna inversión en particular.

Antes de realizar una inversión, recomendamos obtenga y lea el Prospecto SPDR y el Documento de datos fundamentales para el inversor (KIID) que puede descargar en spdrs.com. Estos documentos incluyen detalles adicionales relacionados con los fondos SPDR, inclusive información relacionada con costes, riesgos y lugares en los que está autorizada la venta de los fondos.

La información aquí contenida no constituye una recomendación de análisis ni «análisis de inversiones» y está clasificada como «comunicación de marketing» según lo estipulado en la Directiva relativa a los mercados de instrumentos financieros (2014/65/UE) o reglamentos suizos aplicables. Todo ello implica que esta comunicación de marketing (a) no se ha elaborado con arreglo a las disposiciones legales orientadas a promover la independencia de los informes de inversiones, (b) no existe prohibición alguna que impida la negociación antes de la divulgación de los informes de inversiones.

Las unidades de los Indicadores de Flujos hacia Deuda Soberana se someten a estandarización según el volumen de deuda viva en cada punto de la curva y luego, para obtener los agregados, son ponderadas por duración. State Street Global Markets (SSGM) agrega a continuación esos indicadores en percentiles para estimar la significatividad de cada flujo o parámetro de posicionamiento concreto respecto de una variedad de periodos temporales y países. Con ello, SSGM consigue una forma sencilla de clasificar los indicadores de flujos y posicionamiento en relación con la evolución histórica de cada una de estas variables. Para todos los indicadores de flujos incluidos en State Street Bond Compass, State Street Global Markets calcula los percentiles a partir de la distribución de flujos de los últimos cinco años, utilizando los periodos temporales diarios agregados que se muestran en los gráficos. A modo de guía, la clasificación en el percentil 100 representa el punto en el que las compras fueron más fuertes en los últimos cinco años, mientras que el percentil cero equivale al punto de ventas más intensas. Una posición de percentil 50 indicaría que los flujos netos hacia el activo durante el periodo considerado se sitúan en su nivel promedio, generalmente cercano a cero.

© 2019 State Street Corporation. Todos los derechos reservados.

2813164.1.1.EMEA.INST.  Fecha de vencimiento: 31/01/2020

menu
menu