Última actualización: 05:22 / Viernes, 24 Enero 2020
informe de Franklin Templeton

Los inversores institucionales piden normas comunes y datos fiables para invertir bajo criterios ESG

Imagen
  • El informe refleja que el 80% de los inversores globales están invirtiendo para aumentar su conocimiento ESG y el 73·% están expandiendo sus capacidades en esta área
  • Reducir el riesgo supone, para el 69% de los encuestados la principal ventaja de incorporar factores ESG, seguido por la mejora de los retornos financieros
  • El 30% de los encuestados, incluyendo algunos de los inversores más grandes creen que la integración ESG puede afectar de forma negativa a la rentabilidad de los portfolios y derivar en retornos más bajos

Los inversores institucionales buscan divulgación y estandarización de datos ESG cada vez más fiables, según el último estudio global de Franklin Templeton. A este reto se suma otro: integrar lo que suponen los criterios ESG en sus procesos, capacidades y conocimientos. 

El estudio, centrado en la adopción, implementación y desarrollo ESG de propietarios de activos mayoristas e institucionales en Norteamérica, Europa y APAC, muestra que, a pesar de la importante demanda de integración ESG, los datos, poco fiables y no lo suficientemente transparentes, suponen un obstáculo para los inversores institucionales, que demandan fuentes de información más consistentes y fiables.

La investigación, que incluye 237 entrevistas con profesionales de alto nivel tanto en inversores institucionales como privados en 21 mercados, alcanzando el total de 20.000 millones de dólares en activos, refleja que los factores ESG son una consideración central para los propietarios de activos, y crear experiencia en este campo es una prioridad para ellos.

“El estudio subraya cómo la divulgación de datos ponderables, comparables y fiables y los estándares de medición comunes son fundamentales para respaldar una aplicación más profunda de los criterios ESG. Esto se refleja especialmente en Europa, debido a los responsables políticos y las regulaciones derivadas del Plan de Acción de la UE sobre finanzas sostenibles. Esto presenta una oportunidad para aumentar el compromiso y la colaboración entre gestores de activos, inversores y empresas para impulsar una mejora en la divulgación de los criterios ESG. Además, la investigación demuestra la extensión de los principios ESG en alternativas como private equity o infraestructuras, lo que creemos que es algo positivo dando el potencial para encontrar oportunidades de crecimiento poco exploradas”, subraya Julie Moret, responsable de ESG en Franklin Templeton.

Entre las conclusiones que apunta el informe, se muestra que la falta de datos ESG de alta calidad es un obstáculo para la adopción extendida de ESG. “Mejoras en la transparencia y estandarización de los datos: estas son las claves para una mejor y más profunda adopción de criterios ESG”, destaca el informe. Un 39% de los inversores institucionales encuestados identifican la falta de marcos políticos aceptables como el mayor obstáculo a la hora de introducir estos criterios en la inversión, mientras que un 36% apunta a la falta de datos de calidad que apoyen la toma de decisiones.

También señala que las cuestiones sociales presentan un dilema para los inversores institucionales debido a la falta de datos de calidad. Los inversores, especialmente en Europa y Norteamérica, expresan su deseo de, eventualmente, tener en consideración cuestiones sociales. La diversidad y los derechos humanos son los factores sociales más importantes, considerados por el 57% de los inversores. Sin embargo, como norma genera se tienen en menor consideración que los factores medioambientales o de gobernanza. Menos del 14% de los inversores en Norteamérica considera alguno de estos a excepción de la diversidad. “Esta desconexión implica que aún hay faltan herramientas de medición fiables o productos viables que se adapten a estas cuestiones”, aseguran desde Franklin Templeton.

En los últimos años, los factores ESG se convierten en una tema central para los inversores y la construcción de experiencia en una prioridad. El informe refleja que el 80% de los inversores globales están invirtiendo para aumentar su conocimiento ESG y el 73·% están expandiendo sus capacidades en esta área, por delante de otras categorías como la inversión estratégica o la tecnología.

El estudio revela, además, que “los inversores institucionales ven rango de beneficios al integrar criterios ESG en sus decisiones de inversión”. Reducir el riesgo supone, para el 69% de los encuestados la principal ventaja de incorporar factores ESG, seguido por la mejora de los retornos financieros.

No obstante, el 30% de los encuestados, incluyendo algunos de los inversores más grandes creen que la integración ESG puede afectar de forma negativa a la rentabilidad de los portfolios y derivar en retornos más bajos.

A raíz de estos datos, Matthew Williams, director de Ventas institucionales en EMEA at Franklin Templeton, asegura que “es positivo ver que la mayoría de los inversores institucionales encuestados creen que la integración ESG puede impulsar los retornos financieros”.  Ahora bien, yendo más allá de la renta variable y la renta fija, Williams destaca el creciente interés entorno a los criterios ESG y su aplicación en los activos alternativos, como las infraestructuras o el private equity. “Esto demuestra la sofisticación inversora al alza que acompaña a las capacidades y el conocimiento ESG, una tendencia que vemos en las conversaciones con nuestros clientes. Sin embargo, continuar con la educación a los inversores en necesario para asegurar que las consideraciones ESG se aplican de forma efectiva para ayudar a los inversores institucionales a conseguir sus metas”, advierte Williams.

A medida que los inversores ganan en experiencia con aproximaciones responsables de inversión, integrar ESG en el análisis fundamental se convierte en una práctica común que el 91% de los inversores encuestados lleva a cabo en el caso de los de mayor tamaño.

Además, el estudio muestra que la evolución de las prácticas integración ESG entre los inversores sofisticados comienza a extenderse a los activos alternativos.

Por último, una de las conclusiones clave que apunta el informe es una tendencia que las propias casa de inversión ya han detectado: la E, S y G están interconectadas, pero los cambios en las prioridades convierten el medioambiente en el foco principal. En este sentido, se muestra la importancia relativa que se da a los factores medioambientales (E), sociales (S) y de buena gobernanza (G) ha cambiado a lo largo del tiempo. Así, los criterios medioambientales se han convertido en el principal foco de atención. Especialmente, el cambio climático y la sostenibilidad medioambiental son ahora las prioridades para el 78% y el 62% de los encuestados, respectivamente.

Sin embargo, las prioridades regionales cambian y se adaptan a las estructuras de mercado locales. Además, “los factores ESG suelen comenzar como consideraciones independientes para los inversores, pero se vuelven más interconectadas a media que los puntajes en una variable se correlacionan de forma positiva con las puntuaciones de las otras dos”, destacan.

Amplio horizonte para Europa

Los inversores institucionales europeos están liderando el camino para abordar las cuestiones ESG, lo que refleja una historia más extensa y profunda con la inversión responsable. Los inversores de APAC y Norteamérica que adoptan estas consideraciones son más nuevos en los conceptos de inversión responsable, por lo que tienden a tener un enfoque más limitado. Además del cambio climático y la sostenibilidad medioambiental, los principales problemas de inversión en Europa tienen que ver con la corrupción corporativa según el informe.

“Los gestores de activos son responsables de la creciente demanda de los clientes para integrar criterios ESG en las decisiones de inversión. Proveer de la transparencia necesaria en cuánto a la aplicación de estos factores en los portfolios, y cómo se integran en las decisiones de inversión, es ahora más importante que nunca. Un esfuerzo colectivo de todos los actores de mercado es necesario para asegurar que los inversores tengan las herramientas y capacidades necesarias para conseguir sus metas financieras”, destaca Janine Guillot, CEO de la Sustainability Accounting Standards Board (SASB).

“Los estándares de divulgación son esenciales para mejorar la calidad de los datos ESG disponibles para los inversores”, concluye el informe que destaca la labor del SABS al crear “una pieza clave en las estructuras de mercado que permite a los inversores integrar criterios ESG en sus decisiones de inversión de una forma rigurosa y escalable”, concluye el informe.

menu
menu