Última actualización: 07:33 / Jueves, 21 Mayo 2020
En línea con los ODS

Deutsche Bank se fija nuevos objetivos sostenibles

Imagen
  • El banco espera aumentar el volumen de financiación ESG y su cartera de inversiones sostenibles bajo gestión hasta los 200.000 millones de euros en 2025
  • Desde comienzos de año, la entidad ha asesorado a clientes en 22 transacciones, colocando bonos ESG con un volumen de suscripción de casi 3.500 millones de euros
  • Deutsche Bank espera emitir su primer bono verde en algún momento de este año, en función de las condiciones del mercado

Deutsche Bank publica, por primera vez, objetivos cuantificables para expandir sus actividades sostenibles dentro de la inversión ESG y apoyar la transformación hacia una economía sostenible. Según ha explicado el banco, espera aumentar el volumen de financiación ESG y su cartera de inversiones sostenibles bajo gestión hasta los 200.000 millones de euros en 2025.

“Nos guiamos por una fuerte convicción de ayudar a moldear el cambio global a una economía sostenible, social y climáticamente neutral. El objetivo de 200.000 millones de euros en finanzas sostenibles e inversiones ESG es ambicioso en comparación con nuestros competidores. Sin embargo, partimos de una buena base ya que, como una institución financiera con presencia global, podemos satisfacer la creciente demanda de nuestros clientes de productos de inversión sostenible”, asegura Christian Sewing, CEO de Deutsche Bank.

Este volumen mínimo a seis años incluye préstamos otorgados para 2025 y bonos colocados por la entidad durante este período. Asimismo, también contempla activos privados gestionados por el banco hasta finales de 2025, siguiendo los estándares de la industria. No obstante, los activos ESG de casi 70.000 millones de euros gestionados por DWS a finales de 2019 no están incluidos en estos cálculos.

A la hora de definir qué actividades se clasificarán como sostenibles, el banco seguirá los criterios establecidos por la Taxonomía de la Unión Europea (UE), estándar ESG de la región. En aquellas áreas donde la UE no haya establecido estándares propios, la entidad se basará en sus propios criterios transparentes. Además, el banco informará anualmente de sus progresos en su Informe no financiero. Del mismo modo, Deutsche Bank publicará más detalles respecto a su definición de financiación sostenible a finales del segundo trimestre de 2020.

Desde comienzos de año, el banco ha asesorado a clientes en 22 transacciones, colocando bonos ESG con un volumen de suscripción de casi 3.500 millones de euros. Entre ellos se incluyen bonos verdes, bonos sociales, bonos sostenibles y bonos vinculados a criterios de sostenibilidad. Según Dealogic, Deutsche Bank ocupa la décima posición en el ranking mundial de bonos sostenibles.

Sentando las bases para el primer bono verde

Desde Deutsche Bank aseguran haber diseñado un marco integral que les permite, con efecto inmediato, recaudar fondos para la refinanciación mediante la emisión de sus propios bonos verdes. La entidad espera emitir su primer bono verde en algún momento de este año, en función de las condiciones del mercado.

Los activos verdes comprenden préstamos e inversiones en empresas, activos o proyectos que se centren en energías renovables, eficiencia energética y los denominados edificios verdes, construidos de acuerdo con los estándares ambientales y de sostenibilidad. El marco de bonos verdes de la entidad está basado en los Principios de Bonos Verdes de la Asociación Internacional del Mercado de Capitales (ICMA), así como en la última orientación en la Taxonomía de la UE desarrollada por el Grupo de Expertos Técnicos en Finanzas Sostenibles de la Unión Europea.

Este marco ha sido revisado por la consultora independiente Institutional Shareholder Services ESG (ISS ESG), confirmando su consistencia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU (ODS). Como parte de su evaluación, la consultora evaluó el desempeño ESG del banco, otorgándole el estatus de "Prime" (calificación C), colocando a la entidad en el octavo lugar entre las 281 compañías evaluadas en la categoría de instituciones financieras / bancos y mercado de capitales.

Su consumo eléctrico de fuentes renovables 

Del mismo modo, Deutsche Bank tiene como objetivo impulsar el consumo de energías renovables en sus operaciones de cara a 2025. A finales de 2019, casi el 80% de la electricidad del banco en todo el mundo provenía de fuentes de energía renovables.

Desde 2012, las actividades del banco han sido neutras. Además, las medidas de eficiencia eléctrica implantadas en la entidad en 2010 han permitido reducir su consumo energético en más de una cuarta parte. Para compensar las emisiones de carbono restantes, el banco compra certificados de reducción de emisiones verificadas.

Progreso diseñado con pautas para la financiación

Para anclar el concepto de sostenibilidad en toda la compañía, el banco firmará Los Principios del Ecuador, un conjunto de reglas de gobernanza ambiental y social para el due dilligence en la financiación de proyectos.

Además, la entidad espera ser capaz de adoptar una nueva política de gas y petróleo a finales del segundo trimestre, que establecerá un marco de actuación claro para la financiación e inversiones en este sector.

Desde el banco aseguran estar convencidos de que el sector bancario tiene un papel decisivo en la transformación de la economía para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París y los ODS. En las últimas décadas, Deutsche Bank ha apoyado diversos programas de sostenibilidad, como por ejemplo, el Pacto Mundial de Naciones Unidas del 2000 o su firma en los Principios de Banca Responsable de la ONU en 2019.

menu
menu