Última actualización: 06:05 / Martes, 29 Diciembre 2020
Informe de UBS

Humanos e inversiones de futuro: tres áreas prometedoras a luz de los cambios estructurales de la sociedad

Imagen
  • La educación, la salud y el consumo se han revelado como tres pilares básicos de la sociedad de cara al futuro
  • El COVID-19 ha acelerado la adopción de la telemedicina en todos los grupos de edad, pero su penetración sigue siendo baja en términos absolutos
  • El informe de UBS señala que los cambios demográficos y los avances tecnológicos influirán en nuestra felicidad futura

Los estilos de vida y los retos a los que se enfrenta la humanidad van evolucionando. Este año, la pandemia del COVID-19 ha supuesto todo un revulsivo que nos ha hecho replantearnos la forma de vivir, de relacionarse y cuáles son nuestras prioridades. En este sentido, la educación, la salud y el consumo se han revelado como tres pilares básicos de nuestra sociedad. 

Ahora bien, ¿cómo será el futuro de estos tres ejes? Justamente, el informe El futuro de los humanos, elaborado por UBS, analiza los estilos de vida cambiante y las oportunidades que la humanidad afronta a la luz de las tendencias demográficas y los cambios estructurales. El documento proporciona información detallada sobre el futuro de la educación, la sanidad y las preferencias del consumidor y la felicidad.

Según sus conclusiones, en educación, el futuro pasa por que las personas adaptarán el qué, el cuándo y cómo aprenden  para sobrevivir y mejorar sus perfiles de cara a la Cuarta Revolución Industrial. “Esperamos que el mercado de la educación, en general, crezca a una tasa alta de un solo dígito en la próxima década. La educación privada se expandirá aún más rápidamente a medida que en el sector público se retrase el aumento de la demanda”, apuntan UBS. 

Este crecimiento tendrá como gran protagonista al mercado del e-learning, la educación post-secundaria con fines de lucro, el aprendizaje de idiomas y la preparación de exámenes debería experimentar una alta tasa de crecimiento. Por lo que UBS apunta que las oportunidades de inversión estarán en los mercados públicos y privados de tecnología educativa (Edtech) y en los servicios auxiliares, así como en aquellas empresas que tienen un historial superior al de sus pares en la formación y desarrollo de sus empleados.

Respecto a la salud, uno de los temas más relevantes para la sociedad tras la experiencia de la pandemia del coronavirus, se espera que haya una mayor adaptación de herramientas de salud digital. Desde UBS señalan que la atención médica genera el 5% de los datos del mundo, y sus volúmenes podrían aumentar a 23 zettabytes para 2030, lo cual generará una gran necesidad de gestión de datos.

“El COVID-19 ha acelerado la adopción de la telemedicina en todos los grupos de edad, pero su penetración sigue siendo baja en términos absolutos. El mercado total de telemedicina de EE.UU. podría crecer aproximadamente un 17% anual entre 2019-2024, mientras que el mercado chino, actualmente más pequeño, podría crecer casi un 50% anual, superando a los EE.UU”, apuntan desde UBS.

Con esta visión, consideran que habrá oportunidades de inversión en los mercados públicos y privados a través de empresas que desarrollan tecnologías o servicios que permiten el cambio (facilitadores), aquellas que pueden utilizarlo para mejorar sus posiciones en el mercado (beneficiarios) y tecnologías de transformación (moonshots).

Sobre el futuro de la felicidad y las preferencias del consumidor, el informe de UBS señala que los cambios demográficos y los avances tecnológicos influirán en nuestra felicidad futura. En este sentido, las experiencias digitales serán cada vez más populares, pero el tiempo frente a la pantalla podría pesar sobre la salud mental.

Según apuntan las conclusiones del informe, “los millennials y la Generación Z verán aumentar su poder adquisitivo a medida que lleguen a los años de mayores ganancias y hereden. Estas cohortes, generalmente, favorecerán las marcas sostenibles que reflejen sus valores sociales y ambientales. Consideramos las oportunidades resultantes de consumidores más conscientes socialmente y con conocimientos digitales: marcas sostenibles y entretenimiento digital como realidad aumentada y virtual y deportes electrónicos”.

menu
menu