Última actualización: 04:42 / Lunes, 5 Abril 2021
Proyectos solidarios

Bankia destinó 23 millones de euros a proyectos sociales y medioambientales en 2020

Imagen
  • La entidad financiera apoyó programas sociales de 925 asociaciones de toda España que beneficiaron a casi 650.000 personas el año pasado
  • El banco centra su actividad en el marco de cinco grandes líneas de acción social: desarrollo local, medioambiente, empleo y formación, discapacidad y vivienda

Bankia destinó casi 23 millones de euros a proyectos sociales y medioambientales el año pasado que pusieron en marcha un total de 925 asociaciones y cuyos programas beneficiaron a cerca de 650.000 personas de toda España. En 2020, la entidad financiera dedicó un 1,9% más que el año anterior a impulsar iniciativas sociales dentro de sus cinco grandes líneas de actuación: desarrollo local, medioambiente, empleo y formación, discapacidad y vivienda.

También impulsó un plan de emergencia COVID dotado con casi 300.000 euros para realizar proyectos entre los que destacan una gran campaña en favor del banco de alimentos, iniciativas locales de apoyo a residencias de ancianos, personas con discapacidad y asociaciones con necesidades urgentes de material de protección o recogidas de alimentos para familias vulnerables. “Era y sigue siendo el momento de estar al lado de quienes peor lo están pasando con la crisis sanitaria y la crisis económica derivada de la pandemia”, ha destacado David Menéndez, director de gestión responsable de Bankia.

Entre las líneas de acción social de Bankia, por sus orígenes, la entidad ha dado gran importancia al desarrollo local. El año pasado, destinó 4,42 millones a las once fundaciones de origen, de los que casi la mitad se dedicaron a las convocatorias sociales a las que se presentaron 1.043 entidades y gracias a las cuales recibieron ayudas un total de 506 asociaciones.

Bankia colabora en los territorios de origen del banco con Fundación Montemadrid en la Comunidad de Madrid y Castilla-La Mancha; con Fundación Bancaja y Fundación Caixa Castelló en la Comunidad Valenciana; con Fundación Ávila y Fundación Caja Segovia en Castilla y León; con Fundación Caja Rioja, con Fundación La Caja de Canarias, con Fundación Iluro en Cataluña, con CajaGranada Fundación en Andalucía, con Fundación Cajamurcia y con Fundación Sa Nostra en Baleares.

En su apuesta por la sostenibilidad en su modelo de negocio y por garantizar un crecimiento con pleno respeto al medioambiente, Bankia incorporó la gestión ambiental en el proceso de toma de decisiones de la organización y puso en marcha el Plan de Ecoeficiencia y Cambio Climático 2017-2020.

Por otro lado, la entidad financiera destinó casi 800.00 euros a fomentar el empleo para que mayores de 45 años, mujeres víctimas de violencia de género y clientes del banco desempleados con necesidades especiales encontraran un puesto de trabajo. En colaboración con Cruz Roja y Cáritas, reconvirtió algunos de sus programas por el Covid-19 y ayudó a beneficiarse directamente a más de 4.000 personas.

La compañía también colaboró con Randstad en el programa ‘Empleo en Red’, que permite encontrar un puesto de trabajo a clientes en paro, y con UNIR puso en marcha el pasado ejercicio dos convocatorias de ‘Viveros de Empleo’ para clientes.

Asimismo, apuesta por el modelo educativo de la Formación Profesional y su modalidad dual con su apoyo a Fundación Bankia, centrada en el impulso de proyectos desarrollados entre centros educativos y empresas, investigación y difusión de la FP, desarrollo de la orientación profesional, y colaboración con administraciones públicas y privadas. Todo para mejorar la empleabilidad de los estudiantes y fortalecer el tejido productivo, especialmente el de las pymes.

Otro de los pilares fundamentales de la acción social de Bankia es apoyar a las personas con discapacidad y trabajar por su incorporación al mundo laboral, con el objetivo de normalizar su situación. Esto se conseguirá a través de la participación en proyectos de integración laboral de personas con diferentes capacidades y el impulso de la contratación de bienes y servicios que provienen de Centros Especiales de Empleo.

La quinta línea de actuación de Bankia es la vivienda social, a la que se realizaron dotaciones específicas para abordar la crisis generada por el Covid-19. La entidad se adhirió voluntariamente al Código de Buenas Prácticas en marzo de 2012 y entre los programas puestos en marcha el año pasado destacan aquellos dirigidos al alquiler social para familias con dificultades económicas, programas de acompañamiento y búsqueda de empleo.

En la actualidad, Bankia tiene 3.800 viviendas destinadas al alquiler social a través del Fondo Social de Vivienda y de los acuerdos firmados con la Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha, Canarias, Cataluña, la Comunidad Valenciana y La Rioja.

La política de gestión responsable de Bankia relaciona la actividad social del banco con la consecución de objetivos de la entidad. Y actualmente, contribuye de manera prioritaria a cinco de los 17 ODS: acción por el clima (ODS 13), trabajo decente y crecimiento económico (ODS 8), educación de calidad (ODS 4), ciudades y comunidades sostenibles (ODS 11) y el ODS 17, transversal a todos ellos, alianzas para lograr los objetivos.

menu