Última actualización: 05:57 / Miércoles, 13 Enero 2021
Columbia Threadneedle Investments

Perspectivas 2021 en renta variable: existen motivos para el optimismo

Imagen
  • El mundo será muy diferente en 2021: en este año asistiremos al final del Brexit, habrá un nuevo presidente en la Casa Blanca y se distribuirán entre la población las vacunas contra el COVID-19
  • En la opinión de Ann Steele, gestora de carteras de renta variable europea en Columbia Threadneedle Investments, aunque todavía soplarán vientos en contra procedentes de 2020, existen motivos para el optimismo
  • Joe Biden podría establecer una agenda mundial común en 2021 con la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y con la nueva actitud de Estados Unidos con respecto al cambio climático
  • Por último, Soo Nam NG, director de renta variable asiática en Columbia Threadneedle, explica que los esfuerzos de Biden por “sanar América” deberían tener un efecto terapéutico en el resto del mundo, y esto incluye las relaciones entre Estados Unidos y China

Según apunta Ann Steele, gestora de carteras de renta variable europea en Columbia Threadneedle Investments, el mundo será muy diferente en 2021. En este año asistiremos al final del Brexit, habrá un nuevo presidente en la Casa Blanca y se distribuirán entre la población las vacunas contra el COVID-19. Así pues, en su opinión, aunque todavía soplarán vientos en contra procedentes de 2020, existen motivos para el optimismo.

En Columbia Threadneedle prevén un importante repunte de los beneficios corporativos, que se vieron vapuleados durante la pandemia, así como respaldo en forma de estímulos fiscales, una buena disponibilidad de capital y la recuperación de las compañías y los consumidores.

Europa cuenta con una enorme lista de sólidas compañías, que disponen de robustas franquicias, son competitivas a escala mundial y atesoran una gran capacidad de fijación de precios, así como competentes equipos directivos. Los beneficios deberían repuntar, y los supervivientes que fueron objeto de ventas masivas en 2020 se recuperarán. Ahora bien, algunas firmas no sobrevivirán o saldrán renqueantes de la crisis. La generación de rentabilidad dependerá, como siempre, de la selección de valores (y de la diferenciación entre ganadores y perdedores).

Renta variable británica

En la opinión de Richard Colwell, director de renta variable británica para la región EMEA de Columbia Threadneedle, el Reino Unido sigue de capa caída, y sólo Rusia y Brasil presentan un peor comportamiento desde que comenzó el año. Los responsables de la asignación de activos todavía se muestran reacios a apostar por la renta variable británica, cuyas valoraciones son incluso más baratas que las de hace un año. Las compañías internacionales que cotizan en el Reino Unido ofrecerían un doble descuento con respecto a sus posibles cotizaciones en Europa o Estados Unidos, y presentan un descuento medio del 40% con respecto al índice MSCI World.

El escaso atractivo del Reino Unido refleja el elevado nivel de consenso en los mercados. En Columbia Threadneedle mantienen una firme convicción en el Reino Unido, aunque las tendencias a menudo se prolongan más de lo previsto. Esto genera la oportunidad que se observa actualmente, dado que amplifica el impacto cuando el cambio de dinámica finalmente se materialice.

Por otro lado, los dividendos desempeñan una función crucial en las pensiones, los ahorros y los ingresos de los ciudadanos británicos. La naturaleza inédita de la pandemia, y la consiguiente necesidad de las compañías de restaurar su liquidez, provocó una contracción en los pagos de dividendos en abril y mayo, uno de los movimientos más rápidos, bruscos y de mayor alcance jamás registrados. Este proceso suele producirse al final de cada ciclo, pero la COVID-19 trajo consigo su condensación en tan sólo tres semanas. No obstante, desde entonces, conforme se han estabilizado las condiciones, la situación ha dado un vuelco y 60 compañías ya han reanudado los pagos de dividendos. Y más compañías harán lo propio.

De cara al futuro, en Columbia Threadneedle esperan unas políticas más prudentes y una mejor cobertura, e incluso en el escenario más pesimista las acciones del Reino Unido deberían seguir ofreciendo el próximo año una saludable prima de rendimiento con respecto a los bonos. Por ahora, sin embargo, los balances y la liquidez revisten una importancia primordial.

Renta variable estadounidense

Joe Biden podría establecer una agenda mundial común en 2021 con la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y con la nueva actitud de Estados Unidos con respecto al cambio climático. Esto, junto con el recién anunciado objetivo de China de reducir a cero sus emisiones netas de carbono de aquí a 2060, podría augurar una política mundial unificada para reevaluar el posicionamiento ambiental a escala internacional.

La presidencia de Joe Biden podría resultar favorable para los servicios públicos (donde se prevé una continuación del impulso hacia la generación de energías más limpias, lo que debería favorecer a las compañías reguladas), el sector inmobiliario, el consumo básico y los materiales. No obstante, el panorama se vislumbraría más lúgubre para la atención sanitaria, la energía y las finanzas, donde la probabilidad de que aumente el impuesto de sociedades sería menor, lo que resultaría propicio para el sector, aunque la perspectiva de nuevas iniciativas reglamentarias más estrictas podría suponer un lastre.

Así, según indica Nicolas Janvier, director de renta variable estadounidense para la región EMEA de Columbia Threadneedle, conforme la economía se adentra en la fase de recuperación, el equipo de renta variable estadounidense está colaborando estrechamente con el equipo de análisis fundamental con el fin de analizar dos temas clave que determinarán el posicionamiento sectorial y la selección de valores en los próximos meses.

El primer tema es el gasto en consumo. Los balances de los hogares se hallan mucho más saneados ahora que cuando salieron de otras recesiones, pero el patrón de consumo en 2021 será diferente al de la época precoronavirus. La “economía de la experiencia”, que irrumpió con fuerza en la década de 2010, exhibirá el mayor crecimiento. Esto significa que los sectores del turismo, el entretenimiento fuera del hogar y el ocio saldrán beneficiados. Ahora bien, un significativo porcentaje de los viajes de negocios (quizás hasta un 50%) no se recuperará.

El segundo tema que barajan en Columbia Threadneedle es cómo los cambios en los costes corporativos se traducirán en un mayor apalancamiento operativo y en una mejor rentabilidad conforme repuntan los ingresos. La gestora tratará de identificar aquellas compañías que hayan logrado recortar permanentemente sus costes operativos durante la pandemia.

Renta variable asiática

Por último, Soo Nam NG, director de renta variable asiática en Columbia Threadneedle, explica que los esfuerzos de Biden por “sanar América” deberían tener un efecto terapéutico en el resto del mundo, y esto incluye las relaciones entre Estados Unidos y China. La relación entre China y Australia también debería restablecerse, aunque parte del daño seguirá presente.

Las perspectivas de recuperación en la era poscoronavirus sugieren un espectacular fortalecimiento de las economías de todo el mundo, y el crecimiento de Asia se verá de nuevo impulsado por China (según el mercado, el gigante asiático experimentará un crecimiento del PIB real de en torno al 8%).

En este contexto, 2021 debería ser otro año excelente para la renta variable, cuyas rentabilidades sectoriales probablemente serán menos dispares. Los sectores no tecnológicos deberían experimentar un sólido repunte, aunque eso no significa que la tecnología no registrará un buen comportamiento: algunos temas como las redes 5G, la inteligencia artificial, los megadatos, los vehículos eléctricos, la informática en la nube, el comercio electrónico y la emisión de vídeo en directo deberían seguir gozando de una fuerte dinámica.

 

Información importante:

Exclusivamente para uso de inversores profesionales y/o cualificados (no debe entregarse a clientes particulares ni emplearse con ellos). Este documento se ofrece exclusivamente con fines informativos y no debe considerarse representativo de ninguna inversión en particular. No debe interpretarse ni como una oferta o una invitación para la compraventa de cualquier título u otro instrumento financiero, ni para prestar asesoramiento o servicios de inversión. Invertir implica un riesgo, incluyendo el riesgo de pérdida de capital. Su capital está sujeto a riesgos. El riesgo de mercado puede afectar a un emisor, un sector económico o una industria en concreto o al mercado en su conjunto. El valor de las inversiones no está garantizado y, por lo tanto, los inversores podrían no recuperar el importe inicialmente invertido. La inversión internacional conlleva ciertos riesgos y volatilidad por la posible inestabilidad política, económica o cambiaria, así como por las diferentes normas financieras y contables.

Los valores que se incluyen aquí obedecen exclusivamente a fines ilustrativos, están sujetos a cambios y no deben interpretarse como una recomendación de compra o venta. Los valores que se mencionan pueden o no resultar rentables.

Las opiniones se expresan en la fecha indicada, pueden verse alteradas con arreglo a la evolución de la coyuntura del mercado u otras condiciones y pueden diferir de las opiniones ofrecidas por otras entidades asociadas o afiliadas de Columbia Threadneedle Investments (Columbia Threadneedle).

Las decisiones de inversión o las inversiones efectivamente realizadas por Columbia Threadneedle y sus filiales, ya sea por cuenta propia o en nombre de los clientes, podrían no reflejar necesariamente las opiniones expresadas. Esta información no tiene como finalidad prestar asesoramiento de inversión y no tiene en cuenta las circunstancias específicas de los inversores. Las decisiones de inversión deben adoptarse siempre en función de las necesidades financieras, los objetivos, las metas, el horizonte temporal y la tolerancia al riesgo del inversor en cuestión.

Las clases de activos descritas podrían no resultar adecuadas para todos los inversores. La rentabilidad histórica no garantiza los resultados futuros y ninguna previsión debe considerarse garantía de rentabilidad. La información y las opiniones proporcionadas por terceros han sido recabadas de fuentes consideradas fidedignas, aunque no se puede garantizar ni su exactitud ni su integridad. Ni este documento ni su contenido han sido revisados por ninguna autoridad reguladora.

En Australia: Publicado por Threadneedle Investments Singapore (Pte.) Limited [«TIS»], ARBN 600 027 414. TIS está exenta del requisito de contar con una licencia australiana de servicios financieros en virtud de la Ley australiana de sociedades (Corporations Act) y se fundamenta en lo dispuesto por la normativa Class Order 03/1102 relativa a la prestación de servicios financieros y de comercialización a los clientes mayoristas australianos, tal y como se define este término en la sección 761G de la Ley de sociedades de 2001.

TIS está regulada en Singapur (número de registro: 201101559W) por la Autoridad Monetaria de Singapur (Monetary Authority of Singapore) de conformidad con la Ley de valores y futuros (Securities and Futures Act) (Capítulo 289), que difiere de la legislación australiana.

En Singapur: Publicado por Threadneedle Investments Singapore (Pte.) Limited, 3 Killiney Road, #07-07, Winsland House 1, Singapur 239519, entidad regulada en Singapur por la Autoridad Monetaria de Singapur (Monetary Authority of Singapore) de conformidad con la Ley de valores y futuros (Securities and Futures Act) (Capítulo 289). Número de registro: 201101559W. Este documento no ha sido revisado por la Autoridad Monetaria de Singapur.

En Hong Kong: Publicado por Threadneedle Portfolio Services Hong Kong Limited 天利投資管理香港 限公司. Unit 3004, Two Exchange Square, 8 Connaught Place, Hong Kong, firma autorizada por la Comisión de Valores Mobiliarios y Futuros de Hong Kong («SFC») para desarrollar actividades reguladas incluidas en el epígrafe 1 (CE:AQA779). Sociedad registrada en Hong Kong conforme a la Ordenanza de Sociedades (Capítulo 622) con el n.º 1173058.

En la región EMEA: Publicado por Threadneedle Asset Management Limited. Sociedad registrada en Inglaterra y Gales con el n.º 573204, Cannon Place, 78 Cannon Street, Londres EC4N 6AG, Reino Unido. Autorizada y regulada en el Reino Unido por la Autoridad de Conducta Financiera (FCA). Este material lo distribuye Columbia Threadneedle Investments (ME) Limited, sociedad regulada por la Autoridad de

Servicios Financieros de Dubái (DFSA). Para distribuidores: Este documento ha sido concebido para ofrecer a los distribuidores información sobre los productos y servicios del Grupo y no está destinado a su posterior divulgación.

Para clientes institucionales: La información contenida en este documento no constituye asesoramiento financiero alguno, y está dirigida exclusivamente a personas con el conocimiento adecuado en materia de inversión, que satisfagan los criterios normativos para ser considerados Clientes Profesionales o Contrapartes de Mercado; ninguna otra persona deberá actuar sobre la base de esta información.

Columbia Threadneedle Investments es el nombre comercial en todo el mundo del grupo de sociedades Columbia y Threadneedle.

menu
menu