Última actualización: 16:21 / Martes, 12 Enero 2021
Según una encuesta de Schroders

Un 50% de los Family Offices chilenos optaría por las acciones directas y fondos activos a la hora de realizar inversiones sostenibles

Imagen
  • Según una encuesta de Schroders, el 50% de los family offices chilenos optaría por las acciones directas y fondos activos como vehículos preferidos a la hora de canalizar sus inversiones sostenibles
  • El 83% de los encuestados considera que las compañías sostenibles son igual o más rentables que las tradicionales
  • Un 33,3% proyecta que las inversiones sostenibles representarán más del 20% de su cartera en los próximos cinco años frente al 16,7% actual

Según una encuesta realizada por la gestora internacional Schroders, el 50% de los family offices chilenos optaría por las acciones directas y fondos activos como vehículos preferidos a la hora de canalizar sus inversiones sostenibles. El estudio también revela que el mito de la renuncia a la rentabilidad ha quedado atrás puesto que un 83% de los encuestados considera que las compañías sostenibles son igual o más rentables que las tradicionales.

Amplio potencial de crecimiento

En los próximos cinco años, las inversiones sostenibles van a ganar peso en las carteras de los family offices chilenos según los resultados presentados. Así, un 33,3% proyecta que las inversiones sostenibles representarán más del 20% de su cartera en los próximos cinco años frente al 16,7% actual y solo un 16,7% estima que no tendrán representación en su portafolio frente al 58,3% a día de hoy.

No obstante, menos de la mitad de los family offices consultados (41,7%) afirma que ha invertido en empresas sostenibles durante el último año frente a al 58,3% que no lo ha hecho y solo un 25% de los encuestados estarían considerando aumentar su inversión en activos sustentables producto de la pandemia.

Retorno y reputación las variables claves

Para los family offices chilenos, las variables que tienen más peso a la hora de invertir en inversiones sostenibles son principalmente la reputación corporativa y los retornos superiores que se sitúan por delante del impacto social y medioambiental, que ha sido mencionada como segunda o tercera prioridad en la mayoría de las respuestas.

En cuanto a sectores, el sector energético es el preferido por aquellas entidades que sí invierten de manera sostenible seguido del sector minero. El sector de telecomunicaciones y transporte le siguen a continuación estando el sector retail y sin preferencia sectorial a la cola de las respuestas.

menu
menu