Los rendimientos de los bonos en EE.UU. pueden presionar a las acciones, advierte Morgan Stanley

  |   Por  |  0 Comentarios

wallstreetdeBenontherunbuena
CC-BY-SA-2.0, FlickrFoto: berontherun. ws

Cuando faltan unos días para el cierre del primer trimestre del año, las cifras relacionadas con la inversión en renta variable en Estados Unidos son muy positivas.

De hecho, en lo que va del año las acciones estadounidenses suben pese al aumento de los rendimientos del Tesoro; sin embargo, estas mismas acciones podrían volverse más sensibles si los rendimientos suben desde los niveles actuales, según declaraciones de los estrategas de Morgan Stanley, recogidas este lunes por diversas agencias informativas en Estados Unidos.

El aumento de los rendimientos tiende a presionar las valoraciones de las acciones, pero este año «los múltiplos se han mantenido elevados ante el aumento de los tipos», dijeron en una nota los estrategas de renta variable de Morgan Stanley, dirigidos por Michael Wilson.

Los estrategas dijeron que el 4,35% para el rendimiento del Tesoro de EE.UU. a 10 años era «un nivel importante a vigilar en busca de señales de que la sensibilidad de las acciones a los tipos pueda aumentar.» El rendimiento a 10 años se situó por última vez en 4,32% el lunes por la mañana.

El mercado de bonos podría volverse más volátil en los próximos días, con las decisiones políticas de la Reserva Federal y del Banco de Japón.

«Creemos que una cuestión clave para esta semana es si la dirección de los tipos empezará a importar más para las valoraciones de la renta variable de gran capitalización», dijeron los estrategas de Morgan Stanley.

La relación precio/beneficios a plazo del S&P 500 -una métrica de valoración de uso común- se situó por última vez en 20,5, cerca de su nivel más alto en unos dos años, según LSEG Datastream. El índice de referencia ha subido más de un 8% en lo que va de 2024.

Los rendimientos más altos aumentan el atractivo de poseer bonos del Tesoro «sin riesgo» para los inversores. Eso, a su vez, puede restar brillo a los flujos de efectivo de las acciones más arriesgadas y tiende a presionar las valoraciones de las acciones.

Las acciones de pequeña capitalización han estado más negativamente correlacionadas con los rendimientos que las de gran capitalización, «lo que indica que es probable que las acciones de pequeña capitalización muestren una mayor sensibilidad a los tipos de interés que las de gran capitalización en un movimiento al alza de los tipos», señalaron los estrategas de Morgan Stanley.

Los estrategas también estaban pendientes de si el rendimiento a 10 años cae por debajo de su media móvil de 200 días, que se situaba en torno al 4,195%.

«Si los tipos volvieran a caer con decisión por debajo de la media móvil de 200 días, podría servir de apoyo para que las valoraciones de las acciones se mantuvieran elevadas», dijeron los expertos de Morgan Stanley en una cita consignada por la agencia informativa Reuters