Última actualización: 06:53 / Jueves, 14 Enero 2021
Tras el acuerdo de integración con Abante

Pablo Uriarte (360ºCorA): “Hace falta un empujoncito para tejer alianzas, para que juntemos fuerzas y consigamos un cambio relevante en el sector"

Imagen
  • “El paso que acabamos de dar es sólo la evolución natural dentro de esa manera de entender nuestro trabajo. Lo primero son los clientes y nuestra obligación es pensar constantemente cuál es la mejor solución, la mejor plataforma para ellos”
  • “La integración en Abante nos permite incrementar la capacidad de dar un servicio integral a los clientes”
  • “Nuestra percepción era, y sigue siendo, que el siguiente movimiento estructural será la concentración de un sector muy atomizado”
  • “Abante liderará un movimiento en España que acabará con cuatro o cinco empresas independientes, pero mejores y más robustas”
  • "Esta decisión es un punto y seguido muy ilusionante en nuestro camino, un camino que impulsaremos con una marca cuyos valores y filosofía compartimos completamente”
  • “Tenemos un sector lleno de grandes profesionales, simplemente hace falta un empujoncito para tejer alianzas, para que juntemos fuerzas y consigamos un cambio relevante”

La última operación corporativa de Abante -la segunda en el marco de su alianza con Mapfre para crear una plataforma independiente de asesoramiento financiero y distribución de productos en España-, tiene como resultado la integración de la gestora 360ºCorA dentro de su estructura. Pero esta operación, más que una desaparición, supone un paso natural, un punto y seguido, en el proyecto de una entidad que nació de la fuerza emprendora de varios profesionales de la inversión, y que a lo largo de su historia ha evolucionado para adaptarse a los nuevos tiempos.

Así, 360ºCorA nació como EAF, se transformó en gestora y ahora camina hacia la integración con uno de los referentes patrimoniales en España para ampliar el servicio que ofrece a sus clientes, siempre en el centro de su ADN, y como respuesta a un entorno que empuja a la concentración de una industria atomizada de forma estructural. “Abante liderará un movimiento en España que acabará con cuatro o cinco empresas independientes, pero mejores y más robustas”, vaticina Pablo Uriarte, socio de 360ºCorA, ahora integrada en Abante, en esta entrevista exclusiva con Funds Society, en la que desgrana el camino andado por su empresa y defiende la unión de fuerzas para conseguir un cambio relevante en el sector.

En los últimos años, 360ºCorA ha vivido una evolución: empezó siendo EAF (empresa de asesoramiento financiero), luego se transformó en gestora y ahora se integra en Abante. ¿Cómo encaja la integración en la historia del proyecto de 360ºCorA? ¿Es una evolución natural para la empresa?

Desde su constitución en 2007, 360ºCorA tuvo clara su vocación por el servicio al cliente, la independencia y la eliminación de conflictos de intereses. En esos inicios, Emilio Viudes, Eduardo Losada y Sergio Olivares decidieron dejar sus trabajos para lanzar un proyecto vital y profesional que les permitiera asesorar a los clientes con una alineación plena de intereses. Sólo dos años más tarde, cuando la CNMV creó la figura de la EAFI (ahora EAF), entendieron que era la oportunidad de apostar con fuerza por ese modelo y obtuvieron la séptima licencia de las más de 150 que se llegarían a conceder.

En 2013, sus vidas se cruzaron con las nuestras. Joaquín López-Chicheri, Eugenio Chacón, Luis Javier Ruiz y yo mismo, que en ese momento trabajábamos en Credit Suisse España, sentíamos la misma necesidad después de años muy exitosos en la entidad suiza.

La visión compartida y la fuerza de esa unión gozó del respaldo generalizado de los clientes que han sido siempre nuestros mayores valedores. Desde entonces, el crecimiento de la empresa ha sido exponencial. Se ha multiplicado por 10 el patrimonio asesorado, por 15 el número de clientes y por 20 la facturación. Esto, además, nos ha permitido incorporar mucho talento a la organización.

El cambio a gestora obedeció al mismo principio: era la mejor manera de seguir ayudando a nuestros clientes. En ese sentido, el paso que acabamos de dar es sólo la evolución natural dentro de esa manera de entender nuestro trabajo. Lo primero son los clientes y nuestra obligación es pensar constantemente cuál es la mejor solución, la mejor plataforma para ellos.

¿Cuál ha sido la lógica de esa decisión?

La integración en Abante nos permite incrementar la capacidad de dar un servicio integral a los clientes. La planificación estructurada y global del patrimonio de un cliente siempre ha sido la base de nuestro trabajo. Abante lleva años invirtiendo muchos recursos en generar los medios para dar un asesoramiento completo. Cómo invertir el ahorro de los clientes no es sólo una cuestión cuantitativa, es una cuestión sobre todo vital con un fuerte componente emocional. Además, se debe tener en cuenta que el patrimonio de los clientes se extiende más allá del ahorro financiero: a sus sociedades, su familia y la planificación sucesoria o sus inversiones inmobiliarias. Debe cubrirse todo ese espectro para entender en profundidad sus objetivos y necesidades. Al fin y al cabo, cada situación familiar es distinta y debe ser considerada en el centro de la propuesta de valor.

Por otro lado, ante un entorno tan cambiante como en el que nos encontramos, la capacidad tecnológica es fundamental para incrementar el tiempo que podemos dedicar a lo realmente importante: el cliente. Después de años trabajando con los mejores proveedores de servicios financieros de España, puedo asegurar con seguridad que, en Abante, hemos encontrado los mejores recursos del mercado.

Abante nos permite centrar nuestros esfuerzos donde mayores capacidades hemos demostrado: en el servicio global a los patrimonios empresariales y familiares. Lleva 20 años haciéndolo y no han cambiado el rumbo ni un centímetro en todo este tiempo. Para nosotros, es toda una garantía de éxito.

Adicionalmente, contar con el respaldo y la solvencia de un socio como Mapfre nos proporciona, a nuestros clientes y a nosotros, una seguridad importante.

¿Tuvisteis siempre en mente ser integrados, comprados o fusionados, o por el contrario es algo que surgió por el camino, y que se ha impuesto en este entorno?

Todo lo contrario. Creo que, aparte del trabajo y la honestidad que siempre hemos demostrado, parte de nuestro éxito ha venido por haber sabido capitalizar la bandera de la independencia durante más de 10 años. Nuestra percepción era, y sigue siendo, que el siguiente movimiento estructural será la concentración de un sector muy atomizado. Hay gente muy valiosa asesorando clientes, pero con un enorme déficit de recursos. Por desgracia, algunos de ellos se encuentran con la necesidad de crecer, integrarse o morir lentamente. Siempre pensamos que seríamos una de las empresas que lideraría ese movimiento como foco de atracción. Sin embargo, en el momento en que iniciamos nuestras conversaciones con Abante, nos dimos cuenta rápidamente de que la oportunidad estaba en nuestra unión. Y lanzar, después, esa consolidación juntos.

¿Es ahora, en la situación actual de negocio, un deber buscar esas alianzas o procesos corporativos para ser más fuertes?

Exactamente. Si de verdad se quiere hacer bien este trabajo con los estándares de calidad que se merecen los clientes, son necesarios unos recursos que no están al alcance de la mayoría de las empresas de asesoramiento. Mi opinión es que Abante liderará un movimiento en España que acabará con cuatro o cinco empresas independientes, pero mejores y más robustas.

¿Acaba aquí la historia de 360ºCorA o es solo un punto y seguido más en su evolución?

Si hubiéramos querido cerrar nuestra historia, habríamos decidido vender la empresa y no integrarnos. Todos los que formamos parte de este proyecto tomamos una decisión vital en relación a la manera de entender nuestra profesión. Recibir un cheque no hubiera sido coherente con ese compromiso. Esta decisión es un punto y seguido muy ilusionante en nuestro camino, un camino que impulsaremos con una marca cuyos valores y filosofía compartimos completamente.

¿Qué pasará con el equipo, de qué forma se integrará en Abante? Veo que sois 25 profesionales y siete socios entre ellos…

Una de las decisiones más sencillas de este proceso ha sido esa. El principal motivo de que nos integremos en Abante es la valoración del equipo. Ambas empresas han sido referentes en el sector financiero estos últimos años por hacer bien las cosas, con lo que uniendo los equipos solo se puede ir a mejor.

360ºCorA gestiona y asesora ya más de 1.000 millones de euros a través de su gestora y de su brazo inmobiliario, incluyendo la gestión de activos financieros y alternativos (inmobiliarios y capital privado). ¿Seguirá manteniendo esa oferta dentro de Abante? ¿ha sido ese expertise también en alternativos una buena parte de lo que ha llamado la atención de Abante?

Nuestras capacidades son muy complementarias y eso se ha valorado muy positivamente para alcanzar el acuerdo. Con la unión de las dos empresas ya no queda ningún ángulo dentro del asesoramiento patrimonial que se quede sin abarcar. Es clave proporcionar un asesoramiento de alto valor, global y de calidad.

Hace poco anunciabais que lanzaríais un servicio de gestión discrecional de carteras y vehículos propios… ¿quedan esos planes anulados, al ofrecer ya Abante esos servicios o seguís buscando lanzar fondos con el nombre de 360ºCorA?

Nuestra vocación sigue siendo la de ofrecer las mejores alternativas de inversión a nuestros clientes, por lo que nunca dejaremos de buscar la manera de conseguir ese objetivo. La suerte que tenemos es que, a partir de ahora, uniremos fuerzas con profesionales que llevan muchos años demostrando criterio bajo la marca Abante.

De aquí a dos años, ¿cómo os gustaría que hubiera sido la integración y la evolución del proyecto de 360ºCorA?

Me gustaría que nuestra integración se tomara como referente en el sector. Que se abandonaran las individualidades en favor de un objetivo superior cuyo objetivo es dar el mejor servicio posible al cliente. Que se demostrara que, con un objetivo común claro, se pueden dejar al margen los personalismos y los egos para llegar mucho más lejos juntos, como un equipo. Tenemos un sector lleno de grandes profesionales, simplemente hace falta un empujoncito para tejer alianzas, para que juntemos fuerzas y consigamos un cambio relevante.

menu