Última actualización: 14:46 / Lunes, 5 Abril 2021
Tribuna de VDOS

Un universo de oportunidades en small caps globales, con Allianz GI

Imagen

El reciente rally de las small caps puede no ser únicamente un destello en la oscuridad. La historia parece estar a favor de estas compañías de pequeña capitalización. Desde el 14 de agosto de 2020, el índice Russell 2000 se ha estado moviendo al alza después de que la media móvil de 50 días sobrepasara la media móvil de 200 días, conocido en el mercado como el ‘cruce dorado’.

El índice subió más de un 50% el pasado año y su tendencia continúa siendo alcista. El índice global de small caps MSCI World Small Cap terminaba 2020 con un avance por rentabilidad del 16,47%.

Según indicaba Marketwatch, desde 1960 los rendimientos anualizados del S&P 500 fueron casi un 6% más bajos cuando las acciones de pequeña capitalización lideraban las subidas. Se estima que, en realidad, una cartera compuesta por un 50% de efectivo y un 50% de compañías de pequeña capitalización podría batir al S&P 500 en los próximos años por rentabilidad, con una volatilidad equivalente.

Y parece poco probable que el actual entorno de incremento de los rendimientos descarrile esta trayectoria, ya que las acciones de empresas de pequeña capitalización han mostrado una ventaja decisiva en su evolución durante los últimos períodos en los que los precios de las acciones y los rendimientos de los bonos se movieron en sincronía.

De la categoría VDOS de Renta Variable Internacional Global Small/Mid Cap, Allianz Global Small Cap Equity es el más rentable en el año, con una revalorización del 11,64% en su clase IT en dólares.

El fondo representa los nombres de más alta convicción de cuatro estrategias regionales subyacentes de pequeña capitalización: Estados Unidos, Europa, Japón y Asia ex-Japón. La selección de valores es el motor clave de los rendimientos relativos, ya que la asignación regional del fondo es neutra para el índice de referencia y existen controles de riesgo para garantizar que las desviaciones por sector no sean demasiado grandes.

El equipo gestor cree que las empresas más pequeñas reciben una mayor atención por parte de los inversores y analistas locales, quienes apoyados por recursos locales, están familiarizados con las diferentes estructuras de empresas, modelos de negocio, mercados finales, culturas y gestión de las empresas locales asociadas con cada región.

Por lo tanto, su estrategia Global Small Cap contiene las mejores ideas seleccionadas por sus gestores de cartera regionales, todos ellos expertos dedicados a este segmento de mercado de pequeña capitalización. Las ponderaciones sectoriales y por países no se gestionan activamente, sino que son el resultado de las decisiones basadas en el análisis individual de compañías de abajo hacia arriba (bottom-up).

Así pues, la selección de acciones es el enfoque principal de la estrategia. De forma deliberada mantienen exposición regional neutra respecto al índice de referencia, el MSCI Wold Small Cap Total Return (NET), ya que consideran que las asignaciones activas, regionales y de países, son fuentes poco fiables de rendimiento cuando se trata de invertir en acciones de pequeña capitalización. Entienden que las empresas más pequeñas tienden a tener un enfoque local, por lo que su análisis toma en consideración la forma en que el entorno económico local puede afectar a las perspectivas de negocio de una empresa.

El equipo de Allianz Global Small Cap Equity es responsable de la gestión de la estrategia Global Small Cap. El gestor principal de la cartera es Andrew Neville, CFDS, responsable de supervisar el proceso de inversión de la estrategia en su totalidad. Andrew tiene también la responsabilidad de analizar el universo mid cap, proporcionando ideas a carteras británicas y europeas. 

Se incorporó a Allianz Global Investors en julio de 2004 como gestor de cartera especializado en carteras de pequeñas y medianas empresas del Reino Unido y se convirtió en el gestor líder de Global Equity Small Cap en 2010. 

Anteriormente, Andrew dirigió el Baring UK Smaller Companies Trust, así como una serie de mandatos institucionales de empresas más pequeñas del Reino Unido, desde Baring Asset Management. Fue también gestor de cartera en AIB Govett Asset Management. Andrew es contador colegiado certificado. También trabajó previamente como gerente de Auditoría para Deloitte & Touche.

La estrategia se asigna a cuatro sub-carteras regionales: América del Norte, Europa, Japón y Asia Pacífico. Cada sub-fondo tiene un gestor de cartera regional con sede en el país, que tiene toda la responsabilidad de su respectiva sub-cartera, en términos de asignaciones específicas de país, sectorial y de acciones individuales.  Los gestores de cartera responsables de la construcción de cada subfondo son: para Asia Pacífico ex Japón, Stuart Winchester; para Europa, Heinrich Ey; para Japón, Qué Nakatsuka; y para América del Norte, Jeffrey D. Parker.

El proceso de inversión de Allianz Global Small Cap Equity se basa en tres elementos clave: análisis, construcción de la cartera y ejecución. Los equipos regionales de pequeña capitalización aplican filtros mínimos de capitalización de mercado y liquidez a sus respectivas regiones. Esto resulta en un universo global de inversiones globales de aproximadamente 5.000 empresas (componentes del Índice MSCI World Small Cap y empresas de capitalización de mercado similar). 

Los gestores de cartera regionales hacen un seguimiento constante del universo invertible con la ayuda de diferentes herramientas (Bloomberg, DataStream y HOLT Value Search) para analizar el universo de inversión e identificar ideas atractivas. La selección de acciones, en base a análisis fundamental bottom-up, está en el centro de su proceso de inversión, dando como resultado una lista de candidatos atractivos. Su objetivo es identificar acciones de alta calidad, que el mercado aún no ha anticipado del todo, que sirvan de motor al rendimiento de la estrategia.

En comparación con la renta variable de gran capitalización, las visitas a compañías y las reuniones de gestión son de mayor importancia en este enfoque de inversión. Tras el análisis estratégico y financiero de la empresa (modelo de negocio, entorno de mercado, competencia, barreras de entrada, solidez financiera), generalmente hay una serie de reuniones de gestión para discutir temas específicos. Además, el equipo gestor se reúne con proveedores, clientes, competidores y analistas del mercado. 

A partir del universo invertible, sobre el que llevan a cabo análisis completos y rigurosos, los equipos regionales de Small Cap identifican aquellas acciones que cumplen con los umbrales de crecimiento, calidad y valoración establecidos por el equipo gestor. Las empresas de alta calidad son aquellas que muestran una gestión sólida y estrategias de negocio claras y medibles.

La transparencia es también importante para determinar su calidad general. La empresa también debe demostrar perspectivas de crecimiento superiores, como crecimiento sostenido de las ganancias o aceleración del crecimiento cíclico, y productos o servicios patentados. Las acciones finalmente deben tener potencial alcista. Estos criterios de calidad, crecimiento y valoración deben cumplirse antes de que una acción pueda convertirse en un posible candidato a formar parte de la cartera. 

El punto de partida para la construcción de carteras es siempre la cartera existente; las nuevas ideas de inversión tienen que suponer un desafío para las posiciones existentes. La ponderación de una acción está en función de la convicción. La posición máxima por seguridad es del 2%, aunque normalmente las mayores ponderaciones son de entre el 1,2% y el 1,5%.

La cartera global de small caps se construye a partir de las carteras regionales. De acuerdo con los enfoques tradicionales, esta cartera sería el resultado de agregar estas cuatro carteras regionales (con la asignación determinada por la capitalización de mercado de cada región en el Global Small Cap Index) para formar una cartera global de entre 155 y 190 acciones.

La métrica de rentabilidad y el análisis/gestión de riesgos son fundamentales para el proceso de inversión del fondo. Para el control de las carteras, emplean el modelo multifactorial ‘Wilshire’ que ofrece parámetros de riesgo como error de seguimiento, beta de cartera y volatilidad. Para controlar el riesgo general de la cartera en relación con el índice de referencia, han definido un presupuesto de riesgo. 

Todos los miembros del equipo de Global Small Cap tienen acceso a ‘Wilshire’ para generar análisis ad hoc de rendimiento y riesgo. Las ponderaciones sectoriales son el resultado de la selección de acciones individuales de abajo hacia arriba. No obstante, se analizan las carteras en busca de riesgo total y riesgo relativo (tracking error) para revelar cómo se aplican los presupuestos de riesgo en la construcción de carteras; por ejemplo, riesgos específicos de una acción, de factor, de sector, de país, de tamaño y de estilo.

La cartera final incluye entre sus mayores posiciones acciones de Huron Consulting Group Inc (1,82%), Clean Energy Fuels Corp (1,79%), Aspen Technology Inc (1,59%), ICF International Inc (1,57%) e ITT Inc (1,46%), todas ellas de Estados Unidos. En general, la gestión activa dio lugar a las siguientes asignaciones sectoriales: Tecnologías de la información (22%), frente a 13,90% del índice de referencia, sigue siendo la mejor fuente de ideas de crecimiento estructural); industrial supone un 20,80%, versus el 18,20% del índice, y servicios de comunicación el 4% respecto al 3,10%. Desde una perspectiva regional, Estados Unidos supone un 68%, Alemania un 3,80% y Francia un 2,70%.

Por rentabilidad, Allianz Global Small Cap Equity se sitúa entre los mejores de su categoría, en el primer quintil, durante el periodo transcurrido de 2021, batiendo al índice de su categoría en 2017, 2018 y 2020. A tres años, su volatilidad es del 27,55% y del 26,55% a un año, periodo en que se posiciona en el segundo mejor grupo de su categoría, en el quintil cuatro. 

En este último periodo, su Sharpe es de 1,82 y su tracking error, respecto al índice de su categoría, de 5,09%. Dirigida a inversores institucionales, la suscripción de la clase IT en dólares supone una inversión mínima de 4 millones de dólares, aplicando a sus partícipes una comisión fija del 1,08%. La clase AT en dólares del fondo grava a sus partícipes con una comisión fija del 2,05% y no requiere una inversión mínima para su suscripción.

El fondo ha continuado centrándose en las small caps globales que parecen particularmente atractivas, al tiempo que ha incluido en su selección de valores la experiencia de los equipos locales de pequeña capitalización de la gestora en Estados Unidos, Europa, Japón y Asia ex-Japón. El active share del fondo, que mide la desviación de la cartera respecto al índice, fue del 92,90% y refleja su enfoque de gestión altamente activo, según datos a 31 de enero de 2021.

Al inicio de la pandemia la cartera del fondo estaba centrada en acciones que se beneficiarían del amplio tema del teletrabajo, con el hogar pasando de ser el lugar para descansar a ser el lugar de trabajo, descanso, ocio y educación. Durante el verano la cartera comenzó a moverse hacia acciones que se beneficiarían de la vuelta a la normalidad y esta tendencia ha continuado hasta hoy, dando lugar a una cartera que tiene una mezcla de crecimiento estructural y empresas que se beneficiarán de la reapertura y el estímulo fiscal. 

Su evolución por rentabilidad en los últimos tres años, respecto al resto de fondos de su categoría, y la volatilidad incurrida en el mismo periodo, hacen a la clase IT en dólares de Allianz Global Small Cap Equity merecedor de la calificación cinco estrellas de VDOS.

 

Tribuna de opinión de Paula Mercado, directora de análisis de VDOS 

 

Acerca de Paula Mercado

Paula Mercado es directora de Análisis de VDOS y quefondos.com

menu