Última actualización: 12:34 / Lunes, 23 Noviembre 2015
La opinión de Matthews Asia

Las nuevas empresas de Corea conquistan Asia

Imagen
Las nuevas empresas de Corea conquistan Asia

Muchos inversores han estado familiarizados durante mucho tiempo con las principales marcas comerciales de Corea del Sur, incluidas las de automóviles y semiconductores que se exportan globalmente. Estas multinacionales han impulsado el crecimiento del país desde 1960, fabricando productos, que por lo general, conllevan un considerable gasto de capital. También han requerido grandes economías de escala, eran sensibles a los precios y tenía necesidades relativamente bajas de I+D. Si bien muchas de estas empresas orientadas a la exportación siguen siendo competitivas a nivel mundial y todavía representan una gran parte del PIB de Corea, hay una nueva oleada de compañías de "segunda generación" menos conocidas, que liderarán la próxima etapa de crecimiento económico y cultural del país.

Estas empresas están fabricando productos muy sofisticados, respaldados por años de fuertes inversiones en I+D. Son productos que se comercializan y distribuyen inteligentemente, dependiendo menos de los precios y más en la calidad y la reputación de la marca. Estas empresas constituyen lo que la comunidad de analistas ha comenzado a denominar Corea 2.0.

Ganadores domésticos

En 2012, Corea se convirtió en la primera economía no industrializada antes de la Segunda Guerra Mundial en unirse al llamado club "20-50". Este club se refiere a un grupo de países con más de 50 millones de población, y un PIB per cápita superior a los 20.000 dólares. Además de Corea, sólo hay otros seis países que cumplen con estos criterios: Japón, Estados Unidos, Francia, Italia, Alemania y Gran Bretaña.

El auge de la industria exportadora de Corea ha dado lugar a una vibrante y generalizada cultura de consumo, que provocó el esplendor de las empresas que aparecieron para satisfacer la demanda. Dado que este sector de consumo está abierto a la competencia extranjera y orientado hacia un sistema de mercado en comparación con otros sectores, sus empresas han tenido que invertir fuertemente en marketing e I+D para poder mantener su competitividad. Este entorno ha creado un pequeño, pero floreciente, grupo de fuertes empresas nacionales que a menudo han plantado cara a los gigantes extranjeros en el mercado nacional surcoreano.

Ahora, estas compañías se están expandiendo en los mercados extranjeros, sobre todo a los países vecinos dentro de la región asiática. Por ejemplo en la industria cosmética, donde algunos de los ganadores de Corea están ampliando su alcance a China y ganando cuota de mercado en el extranjero. Los productos para el cuidado de la piel, en particular, son productos de alta calidad donde la industria coreana es bastante sofisticada. Este mercado estuvo dominado hasta hace poco por empresas estadounidenses y europeas. Pero ahora, las marcas coreanas han ganado prestigio, y, tras Francia, se han convertido en el segundo mayor exportador del mundo de cosméticos a China. Las exportaciones de cosméticos fuera de Corea del Sur crecieron un 73% durante el primer semestre de 2015, superando las exportaciones de automóviles, productos químicos o aceros.

Las empresas K-Pop

El aumento de la popularidad de los cosméticos coreanos podría tener algo que ver con el creciente interés por la cultura pop coreana, que se ha venido a llamar K-pop. Aunque la popularidad del vídeo musical de "Gangnam Style" parece reciente, el fenómeno, llamado Hallyu en coreano, comenzó en realidad hace más de 10 años y ha ido crecido gradualmente cada año desde entonces. En la década de 2000, Corea exportó cerca de 500 millones de dólares en contenidos culturales. Una década después, la cifra ha aumentado a más de 4.000 millones de dólares, según cifras oficiales.

Hace cinco años, en las principales ciudadesde China hace cinco años, por lo general había sólo un tipo de restaurante coreano, la barbacoa coreana, propiedad casi siempre de una sola persona. Ahora, hay restaurantes coreanos que cuentan con muchas variedades diferentes de comida coreana, incluyendo pollo frito coreano, panaderías coreanos y comida popular de la calle. Muchos de ellos son franquicias. También los alimentos y bocadillos envasados coreanos se están volviendo muy populares en China y otros países emergentes. Tras varios escándalos, los productos coreanos exportados a estos mercados tienden a ser vistos como de mayor calidad y más fiables, en comparación con productos de fabricación local.

Nuevos mercados

Otra diferencia clave entre las antiguas empresas de Corea y las nuevas empresas 2.0 es el objetivo demográfico y el alcance regional. Mientras los productos de los exportadores más tradicionales están más dirigidos a las economías desarrolladas, las exportaciones culturales más recientes tienen más éxito entre los países en desarrollo. De hecho, este tipo de exportaciones -de industrias de viajes y ocio y entretenimiento- están creciendo incluso más rápido que el resto de exportaciones de Corea.


Competitividad liderada por el capital humano

Con las principales ciudades de Corea del Sur a sólo unas horas de distancia en avión de las principales ciudades chinas, la proximidad se ha convertido en un factor clave para el intercambio comercial con el gigante asiático. Ambos países, tiene de arranque hay muchas similitudes culturales que se prestan a los gustos de los consumidores. En 2014, Corea del Sur fue el destino de viaje en el extranjero más popular para los viajeros chinos. Por otra parte, los turistas chinos gastaron más en Corea que los turistas japoneses. Tener uno de los principales mercados del mundo cerca y con gustos similares es muy útil para las firmas coreanas, pero también lo es el capital humano.

Corea cuenta particularmente con un alto gasto en la educación privada, y los padres son muy competitivos cuando se trata de la educación de sus hijos. No es sorprendente que Corea del Sur tenga, entre los países de la OCDE, uno de los ratios más altos de títulos de educación superior y el más alto de Asia entre las personas de 25 a 35 años, según la OCDE y UNESCO.

Mejora de las políticas de retribución al accionista

Otra cosa que está cambiando en Corea es la rentabilidad para los accionistas. Actualmente, Corea se encuentra entre los países con la tasa más baja en términos de rentabilidad por dividendo, lo que explica en parte por qué el mercado bursátil de Corea negocia con un descuento con respecto a sus compañeros. Recientemente, el gobierno coreano anunció diversas políticas para animar mayores dividendos y desde Matthews Asia estamos viendo algunos cambios positivos. En 2014, las empresas más grandes de Corea anunciaron planes para aumentar los dividendos en un 40% a 50%. La tendencia continuará este año dado que muchas otras empresas se han anunciado cambios significativos en su política de retribución al accionista. En general, esperamos un aumento significativo de este ratio.

Oportunidades de inversión

Los inversoresque utilizan vehículos pasivos de inversión para encontrar atractivas oportunidades de inversión en un solo país es probable que se pierdan lo que ofrece las empresas 2.0 de Corea. Esto sucede porque son los grandes exportadores quienes dominan la composición de la bolsa del país. Por ejemplo, siete de los 10 principales valores del MSCI de Corea son empresas orientadas a la exportación. La construcción de un portfolio que se beneficie plenamente de las oportunidades de inversión de las empresas más nuevas de Corea requiere un enfoque bottom up.

Seguimos siendo optimistassobre el futuro de Corea. Es un país que se reinventa y se reestructura continuamente, y que ha pasado de ser uno de los países más pobres de Asia a uno de los más ricos en un espacio de tiempo relativamente corto. Pero sus avances económicos en particular han estado acompañados por logros culturales. Seguiremos de cerca esta evolución ya que Corea se encuentra en proceso de alcanzar su próxima etapa de crecimiento.

Acerca de Michael J. Oh

Michael J Oh es portfolio manager en Matthews Asia. Gestiona las estrategias de Corea y de Innovación en Asia, y co-maneja la Estrategia de Crecimiento en Asia. Michael se sumó a Matthews en el año 2000 como analista y ha desarrollado su carrera inversora en la firma. Ostenta un BA en Política Económica de Sociedades Industrializadas de la Universidad de California, Berkeley. Habla coreano de forma fluida.
menu