Última actualización: 12:44 / Jueves, 3 Mayo 2018
Análisis de Matthews Asia

La otra historia de China

Imagen
La otra historia de China

Es razonable prestar atención a las perspectivas de una guerra comercial, pero no hay que olvidar un factor de inversión más importante: en el primer trimestre de 2018, China se mantuvo como la mejor historia de consumo del mundo.

El reequilibrio de su economía continuó en el primer trimestre de este año, y el consumo representó el 77,8% del crecimiento del PIB.

Esta gran historia del consumidor no es, sin embargo, inmune a la tendencia a desacelerar el crecimiento económico. Las ventas minoristas reales aumentaron un 8,1% en el primer trimestre de este año, un descenso del 8,6% en el mismo período del año pasado y del 9,7% y 10,8% hace dos y tres años, respectivamente. Esperamos que esta cifra–y la mayoría de los datos económicos en China– crezca más lentamente cada año, pero también esperamos que la desaceleración siga siendo gradual.

El ingreso urbano real per cápita aumentó 5,7% en el primer trimestre, frente al 6,3% de hace un año, en gran parte porque la inflación fue un poco más alta. Esto, junto con la moderada tasa de precios al consumidor (2,1%), sustenta la historia del consumidor. Las ventas minoristas de bienes on line, por ejemplo, aumentaron un 34,4%, a pesar de la sólida base del crecimiento del 25,8% del año anterior.

La historia del consumidor interno debería mantenerse saludable en los próximos trimestres e impulsar una parte cada vez mayor del crecimiento económico de China en los próximos años.

El mercado inmobiliario

Las ventas de viviendas nuevas aumentaron un 2,5% interanual durante el primer trimestre. Esto es impresionante dado que siguió una base muy alta: las ventas aumentaron un 16,9% durante el mismo período el año pasado, sobre todo teniendo en cuenta que más de 100 ciudades han implementado restricciones de compra diseñadas para enfriar el mercado. Y estas ventas implican mucho efectivo: el pago inicial mínimo es del 20% del precio de compra, y la mayoría de los bancos requieren el 30%.

Los precios han subido, pero la imagen no es tan aterradora como algunos creen. En las principales ciudades como Shanghái, Pekín, Shenzhen y Guangzhou, los precios de las viviendas nuevas han subido un increíble 83% desde el comienzo de 2011. Pero esas cuatro ciudades representan solo el 3% de las ventas nacionales de casas nuevas.

En las ciudades más pequeñas, que representan el 72% de las ventas, los precios han aumentado solo un 15% desde el inicio de 2011, mientras que los ingresos nominales han aumentado aproximadamente un 10% cada año.

Los beneficios crecen lentamente

Después de haber subido un 21% el año pasado, es probable que el crecimiento favorable de las empresas industriales más grandes disminuya en 2018. Pero la tasa de crecimiento del 16,1% registrada durante los primeros dos meses del año (los últimos datos disponibles), sigue siendo satisfactoria. Los márgenes operativos para estas empresas (muchas de las cuales no cotizan en bolsa) alcanzaron niveles no vistos desde 2011.

Varios factores deberían respaldar un fuerte y continuo crecimiento de las ganancias este año en una amplia gama de sectores: recorte de impuestos; aplicación de políticas diseñadas para reducir el exceso de capacidad y la reducción de la contaminación, así como una fuerte demanda interna.

Riesgos de una guerra comercial

La retórica de la administración Trump sobre el comercio de China no ha dejado de aumentar, pero creo que las probabilidades de una "guerra" comercial son bajas, por dos razones. En primer lugar, Xi Jinping no quiere este conflicto y, en mi opinión, está preparado para tratarlo.

Después de muchos años protegiendo sus servicios domésticos y firmas financieras, ahora puede abrir aún más esos mercados y proteger mejor la propiedad intelectual extranjera, sin temor. Creo que Xi está preparado para ofrecer concesiones que serán suficientes para que Trump declare la victoria.

Segundo, muchos en Estados Unidos –desde los agricultores hasta los fabricantes y los legisladores republicanos– se oponen al enfoque agresivo de Trump, y las bolsas tienden a caer cada vez que alguien menciona la perspectiva de una guerra comercial.

Espero que la presión política de esas circunscripciones, impulsada por la lista de represalias bien orientadas de Xi, lleve a Trump a decidir que una negociación puede permitirle salir victorioso, como lo hizo con la renegociación de un tratado de libre comercio con Corea del Sur.

Además, Trump entiende que necesita la ayuda de Xi con dos de los temas estratégicos más desafiantes de su agenda: los programas de armas nucleares en Corea del Norte e Irán.

Andy Rothman es estratega de inversiones de Matthews Asia.

Acerca de Andy Rothman

Andy Rothman ha vivido y trabajado en China durante más de 20 años, analizando el entorno económico y político del país. Se unió a Matthews Asia en 2014. Como estratega de inversiones tiene un papel destacado en la formación y presentación de las ideas de inversión de la firma sobre cómo debe ser vista China a nivel nacional, regional y mundial.

 

menu