Última actualización: 12:14 / Miércoles, 17 de Julio de 2019
Columna de Natixis

La curva de rendimiento de Estados Unidos está completamente invertida

Foto: torbakhopper / Flickr Creative Commons
Por Philippe Waechter

Eso es todo, durante la semana pasada, la tasa a 30 años de EE.UU. ha caído por debajo de la tasa de los fondos federales. Todas las tasas de interés de la curva de EE.UU. están ahora por debajo de la tasa de fondos federales.

Esto refleja una terrible preocupación por el futuro. Los inversionistas ya no quieren apostar por el futuro.

Cabe señalar que la inversión de la curva ya no refleja un efecto de compresión resultante del aumento de la tasa de la Fed como se esperaba el otoño pasado, sino un efecto de las malas expectativas para el futuro. Los dos esquemas son muy diferentes y el segundo es el más preocupante.

Dicha señal siempre ha sido el precursor de dos eventos:

El primero es una disminución en las tasas de la Fed. Por razones macroeconómicas (los datos aún son sólidos) y por la credibilidad e independencia del banco central estadounidense, espero que este recorte de tasas no suceda en julio.

El segundo punto es que esta configuración en las tasas de interés de EE.UU. siempre es señal de una recesión a futuro. En pocas palabras, no solo los inversionistas tienen malas expectativas para el futuro. La rápida caída en las tasas de interés es simplemente una señal de la percepción del futuro. Esto no es exclusivo de los profesionales de las finanzas. La recesión en EE.UU. sin duda tendrá lugar en 2020.

Podemos imaginar que, hasta ese momento, el inquilino de la Casa Blanca quemará todos los cartuchos para demostrar que ha hecho todo lo posible para evitar esta reducción en la actividad durante un año electoral. La presión sobre la Reserva Federal apunta en esta dirección, al igual que la presión sobre China. Pero si él falla, no le faltarán chivos expiatorios. Jay Powell, presidente de la Fed, estará en primera fila, pero también probablemente Xi Jinping, el presidente chino que no habrá aportado toda la buena voluntad necesaria para llegar a un acuerdo con Estados Unidos. Todo se definirá con un "Águila o sol."

Columna escrita por Philippe Waechter, Chief Economist de Ostrum Asset Management, filial de Natixis IM
 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario