Última actualización: 13:04 / Jueves, 17 Mayo 2018
Columna de Vanguard

Inversionistas en bonos: no hay que llorar por el fin de la expansión cuantitativa

Imagen
Inversionistas en bonos: no hay que llorar por el fin de la expansión cuantitativa

En Estados Unidos, la Reserva Federal acapara los bonos del Tesoro y los títulos valores respaldados por hipotecas y su balance general ha aumentado hasta llegar a casi 4.500 millones de dólares (US$4.5 bn). El Banco Central Europeo y el Banco de Japón lo imitarón y ambos han llevado sus arcas por encima de los 4.000 millones de dólares (US$4 bn).

Pero ha llegadoel momento de despedir el QE y el cambio en los Estados Unidos lleva a un par de preguntas para los inversionistas en bonos alrededor del mundo: ¿Cuáles son las ramificaciones para los rendimientos de los bonos? ¿Cómo afectará esta decisión la composición de los parámetros de referencia de renta fija?

Antes de saltar hacia las respuestas (o por lo menos a mi mejor suposición para las respuestas), es importante entender cómo desaparecerá la expansión cuantitativa.

Las palabras claves para recordar son gradualmente y pasivamente. Gradualmente se explica por sí misma: poco a poco. Decimos pasivamente porque la Reserva Federal (por ejemplo) no tiene interés de vender los títulos de su balance general; más bien, a medida que los títulos llegen a su vencimiento, simplemente ya no reemplazará una parte de ellos.

¿Lamentarán los inversionistas en bonos el final de la expansión cuantitativa?

No esperamos que el final de la expansión cuantitativa influya en los rendimientos de los bonos. Más bien, anticipamos que los rendimientos de los bonos continuarán siguiendo el camino de la tasa "descontada en el precio" actualmente por los mercados.

Para describir cómo pueden reaccionar los mercados a este cambio en la oferta y la demanda, ofreceré otra palabra clave: predecible. La Reserva Federal y otros bancos centrales han tomado un enfoque mesurado a la eliminación de las políticas que estimulan la economía, tales como aumentos de las tasas de interés y la expansión cuantitativa.

Debido a que los mercados han estado esperando que termine la expansión cuantitativa, creemos que las tasas de interés actuales reflejan la opinión colectiva del mercado de un mundo después de la expansión cuantitativa. A menos que los bancos centrales se desvíen significativamente del curso expresado, no esperamos una gran alteración en los rendimientos de los bonos.

¿Cómo afectará a los parámetros de referencia de los bonos el final de la expansión cuantitativa?

La respuesta a esta pregunta es más concreta: los parámetros de referencia ajustados por flotación y sin ajuste por flotación empezarán a converger.

Los índices ajustados por flotación excluyen los títulos valores propiedad de bancos (incluso las obligaciones de deuda del gobierno, los títulos valores respaldados por hipotecas y los títulos valores de agencias) que no están disponibles para los inversionistas.

El índice ajustado por flotación, comparado con un índice sin ajuste por flotación, representa con más exactitud el suministro en el mercado porque solo incluye las acciones disponibles para que puedan negociar los inversionistas.

El final de la expansión cuantitativa significa que los nuevos títulos valores del Tesoro y respaldados por hipotecas, que antes los habría comprado los bancos centrales, ahora estarán disponibles en el mercado de bonos y, por lo tanto, estarán representados en los parámetros de referencia ajustados por flotación.

En igualdad de condiciones, esto aumentará gradualmente el peso de estos títulos gubernamentales (y reducirá la ponderación de los títulos no gubernamentales) en parámetros de referencia multisectoriales que incluyen la representación más amplia del mercado invertible, tal como el índice U.S. Aggregate Bond.

Definición del mercado

No está de más decir que los mercados no son estáticos. A medida que cambia la composición del mercado, la composición del índice cambiará para reflejar el mercado. Por ejemplo, el peso de las obligaciones de deuda de EE.UU. en el índice U.S. Aggregate Bond es de 37%, que es ligeramente más alta que el promedio a largo plazo del 32%. Y se trata de ser equidistante entre el peso máximo del 50% (alcanzado en 1986) y el peso mínimo del 21% (observado en 2002). Sin importar los altibajos de las ponderaciones, el índice U.S. Aggregate Bond es el mercado.

Adiós, expansión cuantitativa

La expansión cuantitativa está desapareciendo lentamente y tenemos la esperanza de que será recordada como una curiosidad histórica. Mientras tanto, los inversionistas deberían sentirse consolados por la combinación de la eficiencia del mercado y el enfoque deliberado de los bancos centrales.

Dadas estas observaciones, no deberíamos olvidar que el mercado puede sorprendernos. Tiene una manera de enseñar humildad hasta a los pronosticadores más sagaces. Afortunadamente, hay algunas pocas acciones que están vinculadas constantemente con el éxito: mantener los costes bajos y apegarse a una asignación de activos a largo plazo.

Josh Barrickman, es senior portfolio manager y director de indexación de bonos en Vanguard Fixed Income Group en Estados Unidos.

 

Acerca de Josh Barrickman

Josh Barrickman, senior portfolio manager y director de indexación de bonos en Vanguard Fixed Income Group en Estados Unidos.

menu