1
Última actualización: 08:43 / Viernes, 15 de Febrero de 2019
Tribuna de VDOS

High yield de EE.UU. de corta duración, con Morgan Stanley

Fotoenontherun, Flickr, Creative Commons
Por Paula Mercado , Madrid

En el actual entorno de subida de tipos en Estados Unidos, las emisiones de high yield, o deuda de alto rendimiento, están demostrando tener menor volatilidad histórica y una estructura de capital muy simple, lo que hace que sean fáciles de analizar. Además ofrecen la posibilidad de ser rescatables (called) pagando una prima y una de las duraciones más bajas que se pueden encontrar en el mercado de renta fija. Otra ventaja de este tipo de emisiones, en el caso de las compañías del mercado medio de high yield, es la accesibilidad de sus equipos directivos, lo que facilita el análisis de sus modelos de negocios.

La categoría VDOS de Renta Fija Internacional USA High Yield, que incluye los fondos que invierten en emisiones de organismos públicos privados, con un rating S&P inferior a BBB- o equivalente, domiciliados en Norteamérica y denominados en dólares, gana un 1,86% por rentabilidad en el año, la segunda más rentable del grupo de renta fija. De una selección de cinco y cuatro estrellas de VDOS, el fondo más rentable desde comienzos de año es MSIF US Dollar Short Duration High Yield Bond, con un 9,51% de revalorización en su clase I en dólares.

El objetivo del fondo es generar cupones atractivos y un crecimiento en el largo plazo de las inversiones. Para alcanzar este objetivo invierte principalmente en crédito del mercado intermedio americano, títulos de crédito con menos de 1.000 millones de dólares estadounidenses de deuda total en circulación, utilizando un enfoque de renta fija orientado al valor (value). Toma como referencia el índice Bloomberg Barclays US High Yield 1-5 Year Cash Pay 2% Issuer Capped. De acuerdo con la experiencia del equipo gestor, las emisiones del mercado intermedio en relación con competidores de mayor tamaño pueden proporcionar rentabilidades superiores, cupones más altos, vencimientos más cortos y menor volatilidad, con tasas de impago que generalmente están en línea con el mercado en general.

Los gestores del fondo son Richard Lindquist y Jack Cimarosa. Richard es el responsable del equipo de High Yield Fixed Income de Morgan Stanley Investment Management. Se incorporó al equipo en 2011 y cuenta con 36 años de experiencia en la industria. Con anterioridad, Richard fue director y co-responsable de US High Yield en Guggenheim Partners, tras haber ocupado puestos de director y responsable de los equipos de US & Global High Yield Fixed Income tanto en HSBC Halbis Partners, como en Credit Suisse Asset Management. Richard se graduó en Finanzas por la Universidad de Boston, es MBA en finanzas por la universidad de Chicago y cuenta con la certificación CFA.

Durante el proceso de inversión se complementan las visiones top-down, centrada en analizar el panorama macroeconómico, con el análisis bottom-up o análisis a nivel fundamental de cada una de las emisiones. Al mismo tiempo, se lleva a cabo un proceso de medición de riesgos en cada etapa de la construcción de la cartera. Mediante esta gestión se pretende maximizar la rentabilidad por unidad de riesgo asumida y controlar las correlaciones entre las posiciones, gestionando los riesgos de manera óptima, de forma que ninguno de ellos predomine en la cartera, y equilibrar los riesgos de tipos de interés y de crédito.

Las mayores posiciones en la cartera del fondo incluyen emisiones de Energy Ventures Gom Llc/Enven Finance Co., 11.000000%, 2023-02-15 (1,50%), Blueline Rental Finance Corp, 9.250000%, 2024-03-15 (1,26%), Vistajet Malta Finance plc, 7.750000%, 2020-06-01 (1,25%), Momentive Specialty Chemicals Inc, 10.000000%, 2020-04-15 (1,18%), Ctp Transportation Products Llc, 8.250000%, 2019-12-15 (1,17%). Por sector, los mayores pesos en la cartera corresponden al sector industrial (89,45%), con energía (15,59%), bienes de equipo (14,73%), consumo cíclico (13,42%), consumo básico (12,02%) y comunicaciones (10,90%). Por países, EE.UU. (83,88%), Canadá (5,28%), Luxemburgo (2,81%), Australia (1,58%) e Irlanda (1,38%) representan las mayores ponderaciones.

La historia de rentabilidades del fondo lo posiciona entre los mejores de su categoría, en el primer quintil, durante 2015 y 2018, batiendo al índice de su categoría durante 2016. A tres años, registra un controlado dato de volatilidad del 8,76% y del 6,71% a un año. También a un año, su Sharpe es de 1,37 y su tracking error, respecto al índice de su categoría, del 2,55%. La suscripción del fondo no requiere una aportación mínima, aplicando a sus partícipes una comisión fija del 0,4%.

El equipo gestor cree que los factores técnicos mantendrán el impulso general del mercado de crédito. La emisión de títulos en el mercado primario de EE.UU. permanece débil, con una caída del 30% respecto a hace un año, y la mayor parte de las emisiones se realizan para retirar deuda antigua con altos tipos de interés. Adicionalmente, los fundamentales del high yield permanecen positivos. Las expectativas de crecimiento de las economías aún son positivas. Los beneficios empresariales en el segundo trimestre fueron positivas, con la gran mayoría de las empresas batiendo a las expectativas del mercado, y la calidad crediticia media de los emisores es aún sólida. El ratio de impagos se ha mantenido en mínimos históricos y anticipan que éste será el escenario para lo que queda de año.

Dado el buen contexto de fundamentales y la casi inexistente rentabilidad que ofrecen los activos libres de riesgo, o de bajo riesgo, el high yield continúa ofreciendo a los inversores el potencial de obtener rentabilidades atractivas en un entorno de tipos de interés bajos. El equipo gestor mantiene el foco en las emisiones de crédito de volumen medio y la sobreponderación en los títulos con calificaciones B- y CCC-. Continúa también la sobreponderación en los sectores de transportes y materiales de construcción, y la infraponderación (respecto al índice de referencia) en comunicación, el sector que tiene los cupones más bajos y las estructuras de capital más largas en tiempo.

Por su positiva evolución por rentabilidad en el último periodo de tres años, respecto a la volatilidad incurrida, MSIF US Dollar Short Duration High Yield Bond obtiene la calificación cuatro estrellas de VDOS en su clase I en dólares.

Tribuna de Paula Mercado, directora de Análisis de VDOS Stochastics y quefondos.com

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario