Última actualización: 06:00 / Viernes, 8 Julio 2022
Tribuna de Nomura Asset Management

Redescubrir Japón

Imagen

Históricamente, Japón ha sido un mercado difícil de comprender para muchos inversores extranjeros, con varios conceptos erróneos sobre el sector empresarial japonés que probablemente pesan en las decisiones de iniciar o aumentar las asignaciones.

"¿Por qué debería invertir en un mercado con un crecimiento económico escaso o nulo?" sigue siendo una de las preguntas más frecuentes sobre Japón, a pesar de que el mercado de renta variable japonés se ha convertido en un mercado saludable impulsado por los fundamentos y los beneficios de las empresas desde que las valoraciones se normalizaron tras la crisis financiera mundial (gráfico 1), y de que en los últimos 30 años ha crecido una considerable diferencia entre los resultados empresariales y los económicos. De hecho, los beneficios recurrentes casi se han triplicado desde la década de 1990, mientras que el PIB nominal y real de Japón se ha mantenido prácticamente plano (gráfico 2). 

Rendimiento histórico del TOPIX frente al BPA  (gráfico 1).

Fuente: Bloomberg.

 

El PIB de Japón frente a los beneficios de las empresas (gráfico 2).

Fuente: Datastream de marzo 2022.

El bajo rendimiento de los fondos propios del mercado en general ha sido otra de las razones que suelen aducir los inversores para no poder comprar totalmente en Japón. Si bien es cierto que un gran porcentaje de las empresas japonesas que cotizan en el índice TOPIX tienen un bajo ROE, eso no significa que no haya abundantes oportunidades de inversión en el mercado de renta variable japonés. Sólo el 21% de los componentes del TOPIX tienen un ROE superior al 15%, en comparación con el 58% de los valores que cotizan en el S&P 500, pero como el TOPIX es un índice mucho más amplio, en realidad hay 378 empresas con un ROE superior al 15% que cotizan en el TOPIX, en comparación con 275 emisiones del S&P 500 (gráfico 3). Además, las empresas con altos ROE en Japón cotizan a valoraciones mucho más atractivas que las de EE.UU. (gráfico 4), lo que proporciona a los inversores un universo considerable de valores de calidad baratos. 

Acciones con un ROE del 15% o superior (gráfico 3).

 

Valoraciones de acciones con ROE de >15% (gráfico 4).

Fuente: gráficos 3 y 4: Nomura Asset Management basado en datos de FactSet de marzo 2022.  

Lo más importante, quizás, es que los mercados de capitales de Japón se están modernizando, e incluso las empresas con ROE más bajos pueden presentar oportunidades de inversión atractivas a medida que las reformas del gobierno corporativo y el aumento de la actividad de compromiso siguen facilitando cambios positivos en las actitudes corporativas y la mejora de la eficiencia del capital. 

La rentabilidad de los accionistas, que creemos que es un indicador clave de este cambio, ya se ha duplicado, pasando de 10 billones de yenes a más de 20 billones de yenes desde 2013, pero todavía hay mucho espacio para seguir creciendo. Nomura Asset Management tratará de ayudar a acelerar estos cambios y las tendencias de rentabilidad de los accionistas mediante un compromiso activo que aproveche nuestra posición como presencia líder en el mercado de renta variable japonés. 

Además de lo anterior, hay muchas razones a más corto plazo para mirar de cerca la renta variable japonesa ahora. El mercado japonés está cotizando con las valoraciones más atractivas en relación con la renta variable mundial en 50 años, y el tipo de cambio efectivo real muestra que el yen japonés es incluso más barato que en 1985, antes del Acuerdo del Plaza. 

Por otra parte, la inflación en Japón sigue estando en un rango manejable del 2%, lo que sitúa al Banco de Japón en una posición única entre los bancos centrales de los mercados desarrollados, en la que la política monetaria seguirá siendo probablemente acomodaticia al menos hasta la próxima primavera. Una posible ralentización de la economía mundial repercutirá, obviamente, en la renta variable japonesa, pero se espera que la esperada recuperación del consumo interno y la plena reapertura del país nipón ayuden a compensar cualquier descenso previsto en el entorno macroeconómico mundial. 

En definitiva, creemos que hay muchas empresas japonesas que son líderes del mercado mundial infravaloradas en sectores clave del futuro. Esperamos que Nomura Asset Management pueda ayudar a los inversores a redescubrir Japón y aprovechar las atractivas oportunidades que ofrece el mercado. 

Disclaimer
Este informe ha sido elaborado por Nomura Asset Management Co. Ltd. ("NAM") con fines exclusivamente informativos. Aunque este informe se basa en fuentes que consideramos fiables, no garantizamos su exactitud o integridad.  Las declaraciones relativas a las tendencias de los mercados financieros se basan en las condiciones actuales del mercado, que pueden fluctuar. No existe ninguna garantía de que estas estrategias de inversión funcionen en todas las condiciones del mercado, y cada inversor debe evaluar su capacidad para invertir a largo plazo.  Salvo que se indique lo contrario, todas las afirmaciones, cifras, gráficos y demás información incluida en este informe se refieren a la fecha del mismo y están sujetas a cambios sin previo aviso.  Este material no debe ser considerado como un consejo de inversión y no pretende de ninguna manera indicar o garantizar los resultados futuros de la inversión.  Además, este informe no pretende ser una solicitud o recomendación con respecto a la compra o venta de ninguna inversión en particular. Este informe no puede ser copiado, redistribuido o reproducido en su totalidad o en parte sin la aprobación previa por escrito de Nomura Asset Management Co.

Cierta información que se discute en este material puede constituir declaraciones de futuro en el sentido de las leyes federales de valores de los Estados Unidos.  Aunque NAM cree que las expectativas reflejadas en dichas declaraciones prospectivas se basan en suposiciones razonables, no puede asegurar que sus expectativas se vayan a cumplir.  La información prospectiva está sujeta a ciertos riesgos, tendencias e incertidumbres que podrían hacer que los resultados reales difieran materialmente de los proyectados.

 

menu