Última actualización: 13:06 / Martes, 5 Octubre 2021
Tribuna de DWS

El veredicto mixto de los votantes alemanes

Imagen

Entre las opciones de coalición disponibles actualmente en Alemania, creemos que una formada por los socialdemócratas, más los verdes y el FDP, liberal y favorable al mercado, es algo más probable que la misma combinación de socios menores bajo un canciller conservador.

Los votantes alemanes han hablado. Y, en comparación con otros países, los partidos tradicionales de centro político lo han hecho bastante bien, en general. Pero es probable que aún no esté claro en qué gobierno se traducirá exactamente el resultado electoral. 

Tanto los Verdes como el FDP (liberal pro-mercado) serán probablemente socios menores en la próxima coalición de gobierno, bajo un canciller del SPD (socialdemócrata) o de la CDU (conservador cristiano). Según el resultado preliminar, el SPD, con un 25,7%, se sitúa justo por delante de la CDU y de su partido hermano bávaro, la CSU, con un total del 24,1%. 

Los Verdes tienen un 14,8% y el FDP un 11,5%. La ultraderecha AfD es el quinto partido más fuerte, con un 10,3%. Como todos los partidos con representación parlamentaria han excluido las coaliciones con la AfD, ésta no desempeña ningún papel en la formación de un gobierno. Lo mismo puede decirse ahora de la extrema izquierda Die Linke, ya que sería demasiado débil para apuntalar un gobierno SPD/Verdes, en contra de lo que se temía antes de las elecciones.

En la jerga política alemana, que se inspira en los colores de cada partido, las opciones matemáticamente viables para un gobierno mayoritario se han reducido, por tanto, a los semáforos (rojos) (SPD, Verdes, FDP); Jamaica (CDU/CSU, Verdes, FDP, y ocasionalmente también conocidos como semáforos negros) y la continuación de la gran coalición (GroKo). 

En nuestra opinión, los semáforos (rojos) parecen tener la mayor probabilidad de éxito, pero quizás, Jamaica no se quede tan atrás. Consideramos que la continuación de la GroKo es relativamente improbable, salvo como última opción si todo lo demás falla. Según una lectura común, el bando rojiverde intentará atraer al FDP a la coalición, mientras que, por otro lado, la CDU/CSU y el FDP querrán ganarse a los Verdes para una alianza. 

Otra lectura, alimentada también por el líder del FDP en la noche de las elecciones, es que el FDP y los Verdes podrían explorar primero sus objetivos comunes, tal vez presentando al SPD y a la CDU/CSU posiciones conjuntas en algunos temas. Ni el FDP ni los Verdes han estado en el gobierno durante los últimos ocho años.

Sea cual sea el formato exacto, las negociaciones de la coalición entre tres o incluso cuatro partidos (si la CDU y la CSU se cuentan por separado) no serán fáciles, a pesar de las diversas promesas de la noche electoral de tener un nuevo gobierno a tiempo para Navidad. Eso podría ser factible: a la CDU/CSU y al FDP les llevó solo 31 días de negociaciones en 2009 y las conversaciones de GroKo duraron 86 días en 2013. 

En cambio, las conversaciones de 2017 duraron un total récord de 171 días antes de que se alcanzara otro acuerdo GroKo, después de que fracasaran las conversaciones anteriores sobre una coalición jamaicana. Esta vez, podría haber cierta presión para no perder el tiempo durante la mitad del segundo invierno pandémico, durante el cual los votantes podrían insistir en tener un gobierno democráticamente legitimado capaz de actuar.

La continuidad de la política parece muy probable, sea cual sea la coalición que finalmente surja

Es probable que los mercados financieros consideren el resultado de las elecciones ligeramente positivo, pero también algo ambiguo. Por un lado, no les gusta la incertidumbre. Y la incertidumbre sobre qué canciller y qué coalición gobernará Alemania en los próximos cuatro años podría durar algunos meses. 

Por otro lado, los inversores también deberían estar tranquilos porque los bordes exteriores del espectro de partidos han perdido en algunos casos de forma significativa (Die Linken menos 4,3%, AfD menos 2,3%). Una coalición rojo-rojo-verde, formada por el SPD, los Verdes y Die Linke, que los mercados bursátiles ciertamente veían con ojos críticos, está por tanto fuera de la mesa. Tampoco es suficiente para una coalición de la tradicional coalición de centro-derecha formada por la CDU/CSU y el FDP. 

A lo largo de lo que fue una campaña inusualmente volátil para los estándares alemanes, tal mayoría nunca pareció particularmente realista. Aun así, si alguien en los mercados de bonos europeos temía un resultado así, podría haber un cierto alivio, ya que esta constelación habría sido vista como la menos dispuesta a gastar, o a tolerar el gasto financiado por la deuda no sólo en casa, sino también entre los socios de la Unión Europea.

En cuanto a las coaliciones más probables, se plantean las siguientes consideraciones: es muy probable que los Verdes y el FDP participen en el gobierno, lo que, en nuestra opinión, podría provocar al menos ciertos cambios políticos. Ninguno de los dos partidos defiende el "business as usual (lo de siempre)". El cambio climático será probablemente un tema central en los próximos años y ha sido durante mucho tiempo el tema estrella de los Verdes. Probablemente se descarte el retraso en los objetivos de reducción de emisiones acordados internacionalmente. 

El FDP podría asumir la causa de promover el cambio ecológico de forma económicamente sostenible. Muchas de las actitudes algo más radicales de los dos partidos podrían anularse mutuamente. Esto incluye probablemente cambios fiscales radicales en cualquiera de las dos direcciones; el FDP hizo campaña a favor de la supresión de la contribución de solidaridad, ya limitada a los hogares con ingresos elevados, los Verdes preveían la introducción de un impuesto sobre el patrimonio. Para atraer al FDP a una coalición, probablemente habría que descartar la subida de impuestos en el acuerdo de coalición.

Sin embargo, por diversas razones, pensamos que es bastante improbable que se produzcan grandes cambios políticos (económicos) en cualquier variante de la coalición. Por un lado, existe un consenso general en muchos temas; las diferencias están en los detalles. Por otro lado, está el papel del Bundesrat, la cámara alta de Alemania. El Bundesrat representa los intereses de los Estados federales de Alemania y su composición se determina mediante elecciones periódicas a nivel estatal, incluidas dos el domingo, en Mecklemburgo-Pomerania Occidental y Berlín. 

Disclaimer

Sólo para inversores institucionales. Queda estrictamente prohibida la distribución de este material. Para uso exclusivo de inversores institucionales y representantes registrados. No está destinado a la visualización o distribución pública. La rentabilidad pasada no es un indicador fiable de la rentabilidad futura. Las previsiones se basan en suposiciones, estimaciones, opiniones y modelos o análisis hipotéticos, que pueden resultar inexactos o incorrectos. DWS y FundsSociety no están afiliados.

Información importante sobre el riesgo

DWS es la marca de DWS Group GmbH & Co. KGaA y sus filiales bajo las cuales operan sus actividades comerciales. Las respectivas entidades legales que ofrecen productos o servicios bajo la marca DWS se especifican en los respectivos contratos, materiales de venta y otros documentos de información de los productos. DWS, a través de DWS Group GmbH & Co. KGaA, sus empresas afiliadas y sus funcionarios y empleados (colectivamente "DWS") comunican este documento de buena fe y sobre la siguiente base.

Este documento se ha elaborado sin tener en cuenta las necesidades de inversión, los objetivos o las circunstancias financieras de ningún inversor. Antes de tomar una decisión de inversión, los inversores deben considerar, con o sin la ayuda de un asesor de inversiones, si las inversiones y estrategias descritas o proporcionadas por DWS son apropiadas, a la luz de sus necesidades particulares de inversión, objetivos y circunstancias financieras. Además, el presente documento tiene únicamente fines informativos y de debate y no constituye una oferta, recomendación o solicitud para realizar una transacción, y no debe considerarse como un asesoramiento en materia de inversión.

El documento no fue producido, revisado o editado por ningún departamento de investigación dentro de DWS y no es una investigación de inversiones. Por lo tanto, las leyes y reglamentos relativos a la investigación de inversiones no se aplican al mismo. Cualquier opinión expresada en este documento puede diferir de las opiniones expresadas por otras entidades legales de DWS o sus departamentos, incluyendo los departamentos de investigación. 

La información contenida en este documento no constituye un análisis financiero, sino que se califica como comunicación de marketing. Esta comunicación de marketing no está sujeta a todas las disposiciones legales que garantizan la imparcialidad del análisis financiero ni a ninguna prohibición de negociación antes de la publicación de los análisis financieros.

Este documento contiene declaraciones prospectivas. Las declaraciones prospectivas incluyen, pero no se limitan a suposiciones, estimaciones, proyecciones, opiniones, modelos y análisis hipotéticos de rendimiento. Las declaraciones prospectivas expresadas constituyen el juicio del autor a la fecha de este documento. Las declaraciones prospectivas implican elementos significativos de juicios y análisis subjetivos y los cambios en los mismos y/o la consideración de factores diferentes o adicionales podrían tener un impacto material en los resultados indicados. Por lo tanto, los resultados reales pueden variar, tal vez materialmente, de los resultados contenidos en este documento. DWS no ofrece ninguna declaración ni garantía en cuanto al carácter razonable o completo de dichas declaraciones prospectivas o de cualquier otra información financiera contenida en este documento. Los resultados pasados no garantizan los resultados futuros.

Hemos recopilado la información contenida en este documento de fuentes que consideramos fiables; pero no garantizamos la exactitud, integridad o imparcialidad de dicha información. Todos los datos de terceros están protegidos por derechos de autor y son propiedad del proveedor. DWS no tiene ninguna obligación de actualizar, modificar o enmendar este documento ni de notificar al destinatario en caso de que cualquier asunto expuesto en el mismo, o cualquier opinión, proyección, previsión o estimación expuesta en él, cambie o resulte inexacta posteriormente.

Las inversiones están sujetas a diversos riesgos, como las fluctuaciones del mercado, los cambios normativos, los posibles retrasos en el reembolso y la pérdida de ingresos y del capital invertido. El valor de las inversiones puede bajar o subir y es posible que no se recupere el importe invertido originalmente en cualquier momento. Además, es posible que se produzcan fluctuaciones sustanciales del valor de cualquier inversión, incluso en periodos cortos de tiempo. Las condiciones de cualquier inversión estarán sujetas exclusivamente a las disposiciones detalladas, incluidas las consideraciones de riesgo, que figuran en los documentos de oferta. A la hora de tomar una decisión de inversión, debe basarse en la documentación final relativa a cualquier transacción. 

DWS no se hace responsable de ningún error u omisión. Las opiniones y estimaciones pueden modificarse sin previo aviso e implican una serie de supuestos que pueden no resultar válidos. DWS o las personas asociadas a ella pueden (i) mantener una posición larga o corta en los valores mencionados en el presente documento, o en los futuros u opciones relacionados, y (ii) comprar o vender, hacer un mercado, o participar en cualquier otra transacción que involucre dichos valores, y ganar corretaje u otra compensación.

DWS no ofrece asesoramiento fiscal ni jurídico. Los posibles inversores deben solicitar asesoramiento a sus propios agentes fiscales y abogados en relación con las consecuencias fiscales de la compra, propiedad, enajenación, reembolso o transferencia de las inversiones y estrategias sugeridas por DWS. Las leyes o reglamentos fiscales pertinentes de las autoridades fiscales pueden cambiar en cualquier momento. DWS no es responsable ni tiene obligación alguna respecto a las consecuencias fiscales de la inversión sugerida.

Este documento no puede ser reproducido o distribuido sin la autorización escrita de DWS. La forma de circulación y distribución de este documento puede estar restringida por la ley o la normativa de determinados países, incluidos los Estados Unidos.

Este documento no está dirigido, ni tiene como objetivo la distribución o el uso por parte de ninguna persona o entidad que sea ciudadana o residente de, o esté ubicada en, cualquier localidad, estado, país u otra jurisdicción, incluyendo los Estados Unidos, en la que dicha distribución, publicación, disponibilidad o uso sea contraria a la ley o a la regulación o que someta a DWS a cualquier requisito de registro o licencia dentro de dicha jurisdicción que no se cumpla actualmente en la misma. Las personas a las que pueda llegar este documento están obligadas a informarse de dichas restricciones y a respetarlas.

2021 DWS International GmbH Todos los derechos reservados. I-085634-1 ORIG: 08553-1

 

menu