Última actualización: 08:30 / Viernes, 17 Septiembre 2021
Tribuna de DWS

Otro trimestre increíblemente bueno, ¿y ahora qué?

Imagen

Las bajas tasas de interés reales y los elevados beneficios empresariales han apoyado a los mercados de renta variable. Parece que hay pocos motivos para dudar de que la tendencia alcista continúe. Pero la dificultad de hacer previsiones fiables durante una pandemia, es una razón para ser precavidos.

Atrás queda un trimestre sorprendentemente bueno. A pesar de la variante Delta, el conflicto entre Estados Unidos y China, los picos de inflación, las interrupciones en la cadena de suministro, la disminución del impulso de la recuperación y una dura ola de regulación empresarial en China, la renta variable subió a nuevos máximos y los bonos corporativos también lo hicieron bien. ¿La razón? Otras dos sorpresas: la solidez de los beneficios empresariales y el descenso de los rendimientos de la deuda pública.

La pregunta ahora, después de este verano boreal que ha sido tan amable con los inversores, es ¿qué les queda a los mercados? La visión ambivalente parece casi familiar: el alza está intacta, pero las valoraciones parecen estar en el punto de agotamiento: ¿seguramente no pueden subir más? Ya en primavera temíamos que unas valoraciones tan elevadas no pudieran soportar ninguna decepción. 

No obstante, los mercados han vuelto a demostrar una extraordinaria resistencia. Creemos que los inversores están encontrando tranquilidad en dos creencias: 1. las ventas perdidas se recuperarán más adelante; 2. las tasas de interés reales seguirán siendo negativas a medio plazo. Compartimos estas opiniones, pero también sabemos que la peor pandemia en un siglo, está llevando las previsiones al límite. 

Existe una enorme incertidumbre sobre la disposición a comprar del consumidor y la solidez de la economía, tras el fin de los programas de ayuda directa del gobierno, y sobre si el aumento de la inflación es compatible con la continuación de las bajas tasas de interés. Éstas son algunas de las razones por las que no hemos fijado múltiplos de valoración más altos para la renta variable y sólo prevemos un ligero estrechamiento de la prima de riesgo para los bonos corporativos.

Esperamos que la recuperación económica continúe. Nuestras previsiones de crecimiento para 2021 y 2022 han variado un poco en cuanto al calendario y la región, pero, en general, hay pocos cambios hasta finales de 2022 (economía mundial: 5,8% en 2021 y 4,5% en 2022). 

En 2023, esperamos que las tasas de crecimiento se normalicen en torno a los niveles anteriores a la crisis. Si la digitalización de la economía impulsada por Covid se traduce en un mayor crecimiento potencial, nuestra previsión podría experimentar un cierto repunte. Es probable que los bancos centrales permitan que continúe el repunte, incluso si se superan los objetivos de inflación durante un período más largo, ya que una tasa de empleo elevada se ha convertido en el objetivo principal. Dicho esto, creemos que la inflación en EE.UU. y en la eurozona disminuirá medio punto porcentual en 2022.

Por lo tanto, esperamos que la Fed reduzca gradualmente sus compras de bonos en el transcurso de 2022, de modo que sus activos totales seguirán creciendo el próximo año y probablemente no comenzarán a estabilizarse hasta 2023. Las subidas de las tasas de interés podrían aplicarse independientemente de esto. Hasta la fecha, el mercado espera dos subidas de tipos de interés para finales de 2022, pero, también en este caso, es probable que la Fed se guíe por las cifras de desempleo.

El programa de compras del BCE expirará en marzo de 2022, pero aún esperamos un periodo de transición antes de que las compras se reduzcan significativamente. No se prevén subidas de las tasas de interés en los próximos dos años. Por lo tanto, esperamos que los rendimientos aumenten sólo marginalmente durante el período de previsión. 

En consecuencia, es probable que los bonos del Estado de los países industrializados, presenten una rentabilidad total negativa en su mayor parte, mientras que los bonos corporativos con calificación de grado de inversión apenas llegarán a territorio positivo. Sólo los bonos de alto rendimiento y los valores asiáticos parecen más prometedores en nuestra opinión. Sin embargo, en lo que respecta a los bonos chinos, éramos escépticos incluso antes del impulso normativo, ya que sus valoraciones son elevadas en nuestra opinión.

Creemos que muchas de las iniciativas reguladoras chinas tienen el potencial de mejorar la calidad del crecimiento económico a medio plazo, y de ayudar al medio ambiente. La sostenibilidad ha vuelto a estar en boca de todos este verano, entre otras cosas por los numerosos ejemplos de condiciones meteorológicas extremas. Esta atención es bienvenida, dado que la carrera es contrarreloj. Aunque 130 países ya han fijado objetivos climáticos, las iniciativas emprendidas hasta la fecha conducirían a un aumento de la temperatura de 2,4 grados centígrados hasta 2100, muy por encima de los objetivos del Acuerdo de París de 1,5 grados. Por tanto, las iniciativas del sector privado siguen siendo muy importantes, y los gestores de activos también deben responder. Seguimos haciendo todo lo posible para perfeccionar nuestras herramientas de sostenibilidad.

La combinación de un entorno de bajas tasas de interés y la preocupación por el aumento de las tasas de inflación, sigue haciendo atractivas, en nuestra opinión, a las inversiones alternativas. Además de los proyectos de infraestructuras, nos sigue gustando el sector inmobiliario, que todavía no parece sobrevalorado dado el bajo nivel de las tasas de interés reales. El sector industrial/logístico, así como el inmobiliario residencial, también nos continúa atrayendo, pero tomamos cada vez más atención a un posicionamiento más equilibrado, ya que estos sectores se benefician directamente de la reapertura económica y han tenido un comportamiento muy bueno.

Tribuna de Stefan Kreuzkamp, Director de Inversiones y jefe de Gestión Activa de Activos

Disclaimer

Sólo para inversores institucionales. Queda estrictamente prohibida la distribución de este material. Para uso exclusivo de inversores institucionales y representantes registrados. No está destinado a la visualización o distribución pública. La rentabilidad pasada no es un indicador fiable de la rentabilidad futura. Las previsiones se basan en suposiciones, estimaciones, opiniones y modelos o análisis hipotéticos, que pueden resultar inexactos o incorrectos.DWS y FundsSociety no están afiliados.

Información importante sobre el riesgo

DWS es la marca de DWS Group GmbH & Co. KGaA y sus filiales bajo las cuales operan sus actividades comerciales. Las respectivas entidades legales que ofrecen productos o servicios bajo la marca DWS se especifican en los respectivos contratos, materiales de venta y otros documentos de información de los productos. DWS, a través de DWS Group GmbH & Co. KGaA, sus empresas afiliadas y sus funcionarios y empleados (colectivamente "DWS") comunican este documento de buena fe y sobre la siguiente base.

Este documento se ha elaborado sin tener en cuenta las necesidades de inversión, los objetivos o las circunstancias financieras de ningún inversor. Antes de tomar una decisión de inversión, los inversores deben considerar, con o sin la ayuda de un asesor de inversiones, si las inversiones y estrategias descritas o proporcionadas por DWS son apropiadas, a la luz de sus necesidades particulares de inversión, objetivos y circunstancias financieras. 

Además, el presente documento tiene únicamente fines informativos y de debate y no constituye una oferta, recomendación o solicitud para realizar una transacción, y no debe considerarse como un asesoramiento en materia de inversión.

El documento no ha sido elaborado, revisado o editado por ningún departamento de investigación de DWS y no es un estudio de inversión. Por lo tanto, las leyes y reglamentos relativos a la investigación de inversiones no se aplican al mismo. Cualquier opinión expresada en este documento puede diferir de las opiniones expresadas por otras entidades legales de DWS o sus departamentos, incluyendo los departamentos de investigación. 

La información contenida en este documento no constituye un análisis financiero, sino que se califica como comunicación de marketing. Esta comunicación de marketing no está sujeta a todas las disposiciones legales que garantizan la imparcialidad del análisis financiero ni a ninguna prohibición de negociación antes de la publicación de los análisis financieros.

Este documento contiene declaraciones prospectivas. Las declaraciones prospectivas incluyen, pero no se limitan a suposiciones, estimaciones, proyecciones, opiniones, modelos y análisis hipotéticos de rendimiento. Las declaraciones prospectivas expresadas constituyen el juicio del autor a la fecha de este documento. Las declaraciones prospectivas implican elementos significativos de juicios y análisis subjetivos y los cambios en los mismos y/o la consideración de factores diferentes o adicionales podrían tener un impacto material en los resultados indicados. Por lo tanto, los resultados reales pueden variar, tal vez materialmente, de los resultados contenidos en este documento. DWS no ofrece ninguna declaración ni garantía en cuanto al carácter razonable o completo de dichas declaraciones prospectivas o de cualquier otra información financiera contenida en este documento. Los resultados pasados no garantizan los resultados futuros.

Hemos recopilado la información contenida en este documento de fuentes que consideramos fiables; pero no garantizamos la exactitud, integridad o imparcialidad de dicha información. Todos los datos de terceros están protegidos por derechos de autor y son propiedad del proveedor. DWS no tiene ninguna obligación de actualizar, modificar o enmendar este documento ni de notificar al destinatario en caso de que cualquier asunto expuesto en el mismo, o cualquier opinión, proyección, previsión o estimación expuesta en él, cambie o resulte inexacta posteriormente.

Las inversiones están sujetas a diversos riesgos, como las fluctuaciones del mercado, los cambios normativos, los posibles retrasos en el reembolso y la pérdida de ingresos y del capital invertido. El valor de las inversiones puede bajar o subir y es posible que no se recupere el importe invertido originalmente en cualquier momento. Además, es posible que se produzcan fluctuaciones sustanciales del valor de cualquier inversión, incluso en periodos cortos de tiempo. Las condiciones de cualquier inversión estarán sujetas exclusivamente a las disposiciones detalladas, incluidas las consideraciones de riesgo, que figuran en los documentos de oferta. A la hora de tomar una decisión de inversión, debe basarse en la documentación final relativa a cualquier transacción. 

DWS no se hace responsable de ningún error u omisión. Las opiniones y estimaciones pueden modificarse sin previo aviso e implican una serie de supuestos que pueden no resultar válidos. DWS o las personas asociadas a ella pueden (i) mantener una posición larga o corta en los valores mencionados en el presente documento, o en los futuros u opciones relacionados, y (ii) comprar o vender, hacer un mercado, o participar en cualquier otra transacción que involucre dichos valores, y ganar corretaje u otra compensación.

DWS no ofrece asesoramiento fiscal ni jurídico. Los posibles inversores deben solicitar asesoramiento a sus propios agentes fiscales y abogados en relación con las consecuencias fiscales de la compra, la propiedad, la enajenación, el reembolso o la transferencia de las inversiones y las estrategias sugeridas por DWS. Las leyes o reglamentos fiscales pertinentes de las autoridades fiscales pueden cambiar en cualquier momento. DWS no es responsable ni tiene obligación alguna respecto a las consecuencias fiscales de la inversión sugerida.

Este documento no puede ser reproducido o distribuido sin la autorización escrita de DWS. La forma de circulación y distribución de este documento puede estar restringida por la ley o la normativa de determinados países, incluidos los Estados Unidos.

Este documento no está dirigido, ni tiene como objetivo la distribución o el uso por parte de ninguna persona o entidad que sea ciudadana o residente de, o esté ubicada en, cualquier localidad, estado, país u otra jurisdicción, incluyendo los Estados Unidos, en la que dicha distribución, publicación, disponibilidad o uso sea contraria a la ley o a la regulación o que someta a DWS a cualquier requisito de registro o licencia dentro de dicha jurisdicción que no se cumpla actualmente en la misma. Las personas a las que pueda llegar este documento están obligadas a informarse de dichas restricciones y a respetarlas.

2021 DWS International GmbH Todos los derechos reservados. I-085226-1 ORIG: 085082-1


 

Acerca de Stefan Kreuzkamp

Desde diciembre de 2015, Stefan Kreuzkamp es Chief Investment Officer (CIO), Head of Investment Management y miembro del Comité Ejecutivo de la gestora Deutsche Asset Management. Con anterioridad, Kreuzkamp supervisaba la renta variable, la renta fija y los multiactivos, como CIO regional para el área EMEA. Desde su incorporación a la entidad en 1998, Kreuzkamp ha realizado varias funciones en la firma, primero trabajando en activos del mercado monetario y después como gestor de fondos de renta fija. 

menu