Última actualización: 12:47 / Lunes, 23 Mayo 2022
Tribuna de Sean Taylor, Director de Inversiones, APAC de DWS

Hay que tener paciencia y esperar las oportunidades

Imagen

A mediados de marzo, el mercado chino experimentó lo que podría considerarse una "tormenta perfecta". La amenaza de exclusión de la cotización de los ADR chinos, el aumento de la prima de riesgo por la geopolítica y los nuevos brotes del COVID-19 provocaron fuertes ventas. Aunque el anuncio de las empresas chinas que podrían ser excluidas de la lista por no cumplir con las normas contables de la SEC no debería ser una sorpresa, los inversores están preocupados por la capacidad de inversión de la renta variable china. Los inversores se vieron sorprendidos por la volatilidad del mercado tras el estallido de la guerra entre Rusia y Ucrania y el anuncio de sanciones financieras a Rusia, que provocaron la suspensión de la negociación de las acciones rusas cotizadas en el extranjero en las principales bolsas. Se especuló con que una situación similar podría ocurrir con las acciones chinas debido a las posibles sanciones de EE.UU. contra entidades chinas con vínculos comerciales con Rusia.

Rendimiento (normalizado a partir de enero de 2020)

Fuente: de Bloomberg a 22 de abril de 2022

Tras las ventas del mercado chino, el viceprimer ministro Liu He prometió firmemente políticas para impulsar los mercados financieros y estimular el crecimiento económico. Aunque el mercado chino se calmó tras la declaración de Pekín, el sentimiento de los inversores sigue siendo débil, ya que el mercado chino sigue enfrentándose a vientos en contra por la continua política de supresión de COVID-19, las regulaciones y los riesgos geopolíticos.

Los principales retos para la economía china son las presiones de la demanda agregada derivadas del declive inmobiliario y la debilidad de la confianza de los consumidores. El mercado inmobiliario aún no ha tocado fondo, con débiles ventas y un creciente riesgo de impago dada la escasa liquidez. El aumento sin precedentes de los casos de Omicron ha hecho que se vuelvan a aplicar medidas estrictas en China. Ciudades importantes como Shenzhen y Shanghái fueron puestas bajo llave, lo que frenó aún más el crecimiento y la confianza. La situación del COVID-19 en Shanghái ha demostrado ser difícil, con cerca de 30.000 casos diarios en su pico más reciente, lo que ha provocado cierres prolongados. Aumenta la preocupación por el riesgo de contagio en las cadenas de suministro chinas, ya que la producción se ha detenido en medio del cierre. Después de más de dos semanas de bloqueo, el gobierno chino está tratando de suavizar las regulaciones de COVID-19 dentro de Shanghái, permitiendo a las empresas manufactureras reanudar su producción. Sin embargo, podría pasar algún tiempo antes de que la producción vuelva a la normalidad, ya que el gobierno local está tratando de suavizar las medidas de bloqueo gradualmente para evitar un aumento de nuevos casos diarios.

 A pesar del impacto negativo sobre el crecimiento, es improbable que China abandone su política de Cobertura Cero a corto plazo, dada la necesidad de estabilidad ante el 20º Congreso Nacional del Partido Comunista Chino que se celebrará en otoño. Esto podría frenar la recuperación de China, ya que la confianza de los consumidores y empresarios sigue siendo baja, lo que se traduce en un mayor ahorro y una menor inversión.

Perspectivas de crecimiento en China

China ha registrado un sorprendente crecimiento del PIB del 4,8% en el primer trimestre de este año, impulsado principalmente por un mayor crecimiento en enero y febrero antes del brote de COVID-19 en marzo. El impacto negativo del brote del COVID-19 se dejó sentir en marzo, donde las ventas al por menor cayeron un 3,5% respecto al año anterior y el crecimiento de la producción industrial se redujo al 5%, frente al 7,5% de los dos primeros meses. La tasa de desempleo también subió al 5,8%, superando el objetivo de control anual del gobierno del 5,5%. Los cierres relacionados con el COVID-19 deberían seguir siendo un lastre para el crecimiento en el segundo trimestre de este año.

Los responsables políticos chinos han reconocido la ralentización del crecimiento y han mostrado su intención de mejorar el sentimiento del mercado. Dicho esto, para que el sentimiento cambie, el gobierno debe cumplir lo que ha prometido: (1) intensificar las medidas de flexibilización y el estímulo fiscal; (2) afinar las políticas de préstamos inmobiliarios para evitar un aterrizaje brusco; (3) proporcionar un entorno normativo transparente y predecible; (4) introducir activamente políticas favorables al mercado e introducir con prudencia políticas con efecto contractivo. Hasta ahora, más de 60 autoridades municipales han empezado a suavizar las restricciones inmobiliarias en el primer trimestre. El gobierno también trató de aliviar la ansiedad del mercado sobre la regulación anunciando un retraso en los ensayos de un impuesto sobre la propiedad este año. El 15 de abril, el PBoC anunció un nuevo recorte de 25 puntos básicos en el RRR para impulsar la liquidez en el mercado. Sin embargo, el recorte de la RRR es menor de lo que esperaba el mercado. El PBoC se ha mostrado cauteloso ante el aumento de la inflación y los riesgos de salida de capitales.

De cara al futuro, hay que hacer más por el lado de la demanda con estímulos fiscales específicos y una mejor coordinación de las políticas. Dada la presión sobre la demanda agregada y el débil nivel de confianza, la política monetaria es menos eficaz que el estímulo fiscal. Una mayor consolidación del sector inmobiliario podría evitar un mayor deterioro de la deuda inmobiliaria. El nuevo crédito ya se ha reorientado del sector inmobiliario al sector manufacturero, lo que probablemente impulsará la inversión en este último. Junto con el gasto fiscal en infraestructuras y el aumento de la inversión en el sector manufacturero, esto podría impulsar el crecimiento en China.

Perspectivas de inversión

Dentro de la renta fija, los bonos chinos de alto rendimiento inmobiliario siguen enfrentándose a vientos en contra por el débil crecimiento y el aumento de las tasas de impago en el sector inmobiliario. Los bonos chinos con grado de inversión también se ven afectados por el aumento de las actividades reguladoras en el espacio tecnológico chino; el continuo hundimiento del sector inmobiliario chino, que se ha extendido a los nombres con grado de inversión; y la especulación sobre posibles sanciones de EE.UU. contra entidades chinas con vínculos comerciales con Rusia.

JP Morgan JACI China rendimiento total de alto rendimiento

Fuente: de Bloomberg a 22 de abril de 2022

El yuan chino en general ha cotizado estable en lo que va de año. El yuan chino podría enfrentarse a la debilidad frente al dólar debido al estrechamiento de los diferenciales de rendimiento con respecto a Estados Unidos. Sin embargo, el superávit de la balanza comercial sigue siendo un apoyo fundamental para el yuan chino. El yuan chino debería permanecer bien anclado en el futuro.

Tipo de cambio al contado del CNY

Fuente: de Bloomberg al 22 de abril de 2022)

Aunque la valoración de la renta variable china parece atractiva después de la venta, es demasiado pronto para volverse positivo en la renta variable china. Los beneficios en China han sido débiles en comparación con otras regiones. Aunque China podría relajar algunas de sus restricciones de Covid, es poco probable que cambie su estrategia de Covid-19 cero. 

Esto debería seguir suponiendo un riesgo a la baja para el crecimiento y los beneficios empresariales. Podría pasar un tiempo antes de llegar al fondo de las revisiones a la baja de los beneficios. Se necesitan pruebas que demuestren que el estímulo aplicado por el gobierno está funcionando en la economía china e impulsando los beneficios empresariales. Mientras tanto, se necesita paciencia para esperar las oportunidades hasta que haya mejoras en la economía y los beneficios se estabilicen.

Revisiones del BPA de consenso para 2022

 

Fuente: DWS, Factset, a 21 de abril de 2022.
 

Disclaimer

DWS y FundsSociety no están afiliados

Esta información está sujeta a cambios en cualquier momento, en función de consideraciones económicas, de mercado y de otro tipo, y no debe interpretarse como una recomendación.Los criterios de gobernanza social y medioambiental (ASG) son un conjunto de normas para las operaciones de una empresa que los inversores con conciencia social utilizan para seleccionar posibles inversiones. Medioambiental (cómo actúa la empresa como administradora de la naturaleza), Social (cómo gestiona la empresa las relaciones con los empleados, los proveedores, los clientes y las comunidades), Gobernanza (liderazgo de la empresa, remuneración de los ejecutivos, derechos de los accionistas, etc.) Esta información está destinada únicamente a fines informativos y no constituye un consejo de inversión, una recomendación, una oferta o una solicitud.

Las estrategias relacionadas con la responsabilidad social medioambiental y el gobierno corporativo (ESG) tratan de proporcionar a los inversores acceso a activos que cumplen con los criterios de inversión responsable sin sacrificar la rentabilidad de la inversión. Aunque nos esforzamos por incorporar un criterio ESG como uno de los muchos criterios en nuestro proceso de inversión, DWS es un fiduciario y actuará en el mejor interés del cliente y de la cuenta de inversión. Por lo tanto, el equipo de inversión no sacrificará el rendimiento por las inversiones ASG, a menos que lo exijan específicamente las directrices de inversión de un cliente. Además, las actividades y procesos ASG pueden variar según la estrategia de inversión, el tipo de inversión y la ubicación. No hay garantía de que se alcancen los objetivos establecidos. Las previsiones no son un indicador fiable de los resultados futuros. Las previsiones se basan en supuestos, estimaciones, opiniones y modelos hipotéticos que pueden resultar incorrectos.

Información importante - Estados Unidos. Este sitio web pretende ser una comunicación general y se ofrece únicamente con fines informativos y/o educativos. Ninguno de los contenidos debe considerarse como una sugerencia para que usted tome o se abstenga de tomar alguna medida, ni como una recomendación para ningún producto de inversión, estrategia, característica del plan o cualquier otro propósito específico. El uso de este sitio web indica que usted está de acuerdo con el propósito previsto. Antes de tomar cualquier decisión financiera o de inversión, debe buscar el asesoramiento individualizado de un profesional financiero, fiscal y de otro tipo que pueda proporcionarle asesoramiento en el contexto de su situación financiera particular.

Para uso exclusivo de clientes institucionales y representantes registrados. No para su visualización o distribución pública. DWS no presta asesoramiento legal o fiscal, y la información contenida en esta comunicación no debe considerarse como tal. Los comentarios, las opiniones y las estimaciones contenidas en el presente documento se basan o se derivan de información disponible públicamente procedente de fuentes que consideramos fiables. No garantizamos su exactitud. Este material tiene únicamente fines informativos y expone nuestras opiniones a esta fecha. Los supuestos subyacentes y estas opiniones están sujetos a cambios sin previo aviso.

La rentabilidad pasada no es indicativa de la rentabilidad futura. Las previsiones se basan en supuestos, estimaciones, opiniones y modelos hipotéticos que pueden resultar incorrectos. Las inversiones conllevan un riesgo. El valor de una inversión puede bajar o subir y su capital puede estar en riesgo. Es posible que no recupere la cantidad invertida originalmente en cualquier momento. La marca DWS representa a DWS Group GmbH & Co. KGaA y cualquiera de sus filiales, como DWS Distributors, Inc. que ofrece productos de inversión, o DWS Investment Management Americas, Inc. y RREEF America L.L.C., que ofrecen servicios de asesoramiento. Ciertos productos y servicios de DWS pueden no estar disponibles en todas las regiones o países por razones legales o de otro tipo, y la información sobre estos productos o servicios no está dirigida a aquellos inversores que residan o estén ubicados en cualquiera de dichas regiones o países.

2022 DWS Group GmbH & Co. KGaA. Todos los derechos reservados.
I-089799-1 ORIG: 089484


 

Acerca de Sean Taylor

Sean Taylor, director de inversiones - APAC de DWS
Con sede en Hong Kong, Sean se unió a DWS en 2013 aportando más de dos décadas de experiencia en inversiones. Anteriormente se desempeñó como jefe de inversión regional-APAC y antes de incorporarse a DWS, Sean fue director de inversiones en GAM, con sede en Londres y Dubái. Anteriormente, fue Jefe de Mercados Internacionales y Emergentes en Societe Generale. Comenzó su carrera como gestor de fondos en Capel Cure Myers. Sean obtuvo su MBA en la Manchester Business School.
 

menu