Última actualización: 16:18 / Jueves, 4 Noviembre 2021
Columna de Aberdeen Standard Investments

Las reglas del compromiso activo en China

Imagen

Si usted es un inversor pasivo, está perdiendo la oportunidad de tener un impacto positivo en las empresas que posee. ¿Qué significa ser un accionista activo?

Ser activo significa comprometerse con las empresas después de haberlas comprado, haciendo preguntas constructivas a la dirección con el fin de fomentar las mejoras. Según nuestra experiencia, esto puede contribuir a aumentar el rendimiento de las inversiones. El compromiso activo (engagement) significa cosas diferentes para cada persona. En la práctica, hay dos tipos: sugerencias proactivas en torno a cuestiones medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG); y esfuerzos correctivos para que una empresa vuelva a la senda correcta en respuesta a un acontecimiento negativo.

En el caso de la intervención proactiva, los inversores suelen centrarse en asegurarse de que se han sentado las bases para el crecimiento, especialmente en lo que respecta a los controles de riesgo internos de la empresa y la solidez de su posición de capital. Los esfuerzos de compromiso correctivo sólo se producen una vez que algo ha ido mal. Aunque esto último suele recibir más reconocimiento público, creemos que los inversores deberían centrarse en lo primero. Es mejor ser un conductor considerado que uno propenso a los accidentes.

El compromiso es un proceso esclarecedor que permite a los inversores conocer el funcionamiento de una empresa y evaluar el riesgo. El mejor enfoque es establecer una relación y una confianza con la dirección; estar cerca de los responsables de la toma de decisiones significa que los inversores pueden relacionarse con ellos más eficazmente. Las interacciones regulares también permiten a los inversores evaluar la competencia, el carácter y el compromiso de los consejos de administración y los equipos directivos de las empresas. De este modo, pueden aliviar inquietudes o sensibilizar sobre riesgos adicionales.

Las empresas de clase A están empezando a comprender el valor que puede crear el compromiso con los factores ESG. Estamos asistiendo a un cambio a nivel de gestión, que está creando oportunidades de alfa. Por ejemplo, la aplicación de prácticas sostenibles puede mejorar la percepción de la marca de una empresa y la fidelidad de sus clientes. También puede proteger contra las catástrofes. Afortunadamente, la creación de un entorno limpio y ecológico es una prioridad en China, por lo que la concienciación sobre el cambio climático es relativamente alta.

Encontrar una ventaja

Hoy en día, las empresas con acciones clase A se comprometen con los accionistas, lo que no ocurría hace 10 años. El compromiso con los inversores solía centrarse únicamente en las políticas de dividendos. Los analistas sólo necesitaban acertar con sus hipótesis sobre ingresos, beneficios y valoración para determinar si debían invertir. Ahora esto no es suficiente. En un mercado en el que la información está cada vez más disponible, los inversores necesitan encontrar una ventaja. En nuestra opinión, el compromiso activo ESG es la forma de encontrar un alfa sostenible.

Un área en la que las empresas chinas necesitan mejorar constantemente es la divulgación de información sobre temas ESG. La escasa divulgación de información conduce a la ineficiencia del mercado, lo que ofrece a los inversores oportunidades de generar alfa.

Las  empresas enumeradas a continuación han sido seleccionadas con fines ilustrativos únicamente para demostrar el estilo de gestión de la inversión descrito en este documento y no como recomendación de inversión o indicación de resultados futuros.

China Merchants Bank (CMB), por ejemplo, es ampliamente reconocido como el principal banco minorista y privado de China. Sin embargo, ha recibido una mala calificación ESG por parte de MSCI. Lo achacamos a la falta de información de la empresa, más que a la falta de procesos adecuados.

El banco tiene en cuenta los factores ESG en sus decisiones de préstamo. Cuenta con políticas para regular los préstamos a sectores con vientos estructurales en contra, como el del carbón. Su objetivo es que los prestatarios mejoren su huella ecológica para seguir siendo relevantes en el cambio hacia una economía baja en carbono. Sin embargo, tiene que hacer más para divulgar estas iniciativas.

Del mismo modo, CMB ha invertido en tecnología financiera a lo largo de los años, lo que le da una ventaja sobre sus homólogos en medio de la creciente amenaza de desintermediación que se cierne sobre el sector. CMB tiene una sólida estrategia digital, invirtiendo en inteligencia artificial, reconocimiento facial y tecnología blockchain para mejorar la gestión de riesgos. Sólo necesita definirla con mayor claridad.

Por otra parte, Centre Testing International Group -que comprueba la calidad de los productos en China y emite certificados de inspección en todos los sectores- ha recibido la calificación ESG más baja de MSCI.

MSCI no pudo determinar las políticas de la empresa en materia de retención de talento, protección de datos y control de emisiones. Sin embargo, nuestros compromisos muestran que Centre Testing cuenta con sistemas para ello. Tiene un centro de mejora de las capacidades, un plan de tutorías y un programa de recién licenciados y revisa sistemáticamente las tasas de rotación de personal. También dispone de certificados que demuestran que cumple con las normas de gestión de seguridad de la información más utilizadas en el mundo. Sólo tiene que hacer públicas todas estas iniciativas, que es lo que estamos tratando con la empresa.

Comprender el cambio

Para que el compromiso activo tenga impacto, los inversores deben elaborar una agenda a medida para cada empresa y ser minuciosos en sus preparativos. También deben ser pacientes.

Nuestro acceso a las empresas ha mejorado hasta el punto de que algunas de ellas se dirigen a nosotros para que les asesoremos en materia de ESG. Sin embargo, todavía hay mucho espacio para el avance del mercado. Para los inversores, se trata de aceptar el cambio. Los directivos de las empresas están cada vez más dispuestos a revelar más información, adaptar sus modelos de negocio y adoptar una mentalidad más orientada al mercado.

Columna de David A. Smith, Director de Gobierno Corporativo para Asia-Pacífico en Aberdeen Standard Investments

Acerca de David A. Smith

David A. Smith es Director de Gobierno Corporativo para Asia-Pacífico en Aberdeen Standard Investments, un rol desde el que brinda apoyo a los equipos de renta variable y renta fija en dicha región. 

menu