Última actualización: 08:05 / Martes, 14 Junio 2022
Tribuna de AllianceBernstein

Capturar el crecimiento persistente en mercados de renta variable volátiles

Imagen

Los valores de crecimiento están sometidos a una gran presión, ya que la subida de los tipos de interés cambia la dinámica que impulsa las valoraciones de las acciones. Pero la volatilidad del mercado no debería distraer a los inversores. Creemos que las empresas que pueden ofrecer un crecimiento sostenible en una economía en desaceleración acabarán siendo apreciadas por sus beneficios empresariales y su potencial de retorno de la inversión.

Las correcciones del mercado siempre son dolorosas, pero los inversores en renta variable de crecimiento han sufrido un golpe especialmente duro este año. El índice Russell 1000 Growth cayó un 21,4% hasta el 27 de mayo, superando al S&P 500, que cayó un 12,2%. El rendimiento reciente se ha visto impulsado por una mentalidad de aversión al riesgo que ha alimentado importantes salidas de fondos de acciones de crecimiento. El aumento de los tipos de interés también tiende a perjudicar de forma desproporcionada a los valores de mayor crecimiento, especialmente a los más caros, porque ejerce una presión al alza sobre el descuento de los flujos de caja a largo plazo por parte de los inversores. Sin embargo, a medida que se desarrolla este ciclo, creemos que el debilitamiento de la economía ejercerá inevitablemente más presión a la baja sobre los beneficios cíclicos que sobre los beneficios de las empresas orientadas al crecimiento.

La incertidumbre en múltiples frentes está nublando las perspectivas. Los esfuerzos de la Reserva Federal de EE.UU. por combatir la inflación galopante mediante el endurecimiento de la política monetaria probablemente ralentizarán el crecimiento económico y fortalecerán el dólar estadounidense, presionando los beneficios internacionales de las empresas multinacionales. Mientras tanto, la guerra en Ucrania y las medidas de bloqueo de China para luchar contra un brote de COVID-19 amenazan con perjudicar el crecimiento económico mundial. La inflación, la subida de los tipos y las interrupciones de la cadena de suministro ponen en peligro las perspectivas de una eventual recuperación.

La rentabilidad debe prevalecer

Las condiciones del mercado y de las empresas han cambiado drásticamente. Sin embargo, creemos que algunos principios permanentes servirán a los inversores durante la actual volatilidad. Poner la rentabilidad en el centro es el eje de un enfoque estratégico de la inversión en crecimiento.

Sin duda, la rentabilidad será más difícil de conseguir a medida que los precios suban y el crecimiento del PIB se ralentice. Sin embargo, incluso en una economía en desaceleración, Estados Unidos sigue siendo el mercado más atractivo del mundo para encontrar empresas de crecimiento rentables. Los mercados de valores estadounidenses albergan aproximadamente dos tercios de las empresas de gran capitalización del mundo con características de crecimiento rentable.

Tanto en los buenos como en los malos tiempos, creemos que la rentabilidad ofrece una imagen más clara de las perspectivas futuras de una empresa que los beneficios. Las empresas pueden manipular fácilmente los beneficios para evitar mostrar una imagen completa de la salud del negocio. Medidas como la rentabilidad del capital invertido (ROIC) y la rentabilidad de los activos (ROA) pueden ofrecer un mejor indicador de los resultados económicos de una empresa, y de su capacidad para obtener resultados a lo largo del tiempo, en nuestra opinión.

En la reciente corrección, las empresas con un ROA y un ROIC elevados han tenido un rendimiento inferior. Pero los malos resultados a corto plazo no significan que las métricas de rentabilidad estén deterioradas como medidas del potencial de rentabilidad a largo plazo. A medida que las condiciones macroeconómicas se endurezcan, creemos que la rentabilidad volverá a estar de moda. El ROA y el ROIC ayudan a señalar el camino a las empresas con motores de crecimiento sostenible que pueden soportar las presiones externas. Del mismo modo, los balances de alta calidad ofrecerán ventajas a medida que el aumento de los tipos de interés aumente los costes de financiación, especialmente para las empresas con mayor carga de deuda.

Posicionar las carteras con las empresas adecuadas para estas condiciones requiere un enfoque discriminatorio. Aunque el aumento de los costes, la interrupción de la cadena de suministro y los retos laborales fueron un tema común en la reciente temporada de resultados, la dinámica empresarial y financiera de cada empresa es diferente.

Por ejemplo, observamos dos empresas industriales con un poder de fijación de precios y un impacto en los márgenes muy diferentes. Lincoln Electric Holdings subió los precios un 19% de un año a otro, pero sus márgenes brutos -el porcentaje de ingresos que supera el coste de los bienes vendidos- sólo mejoraron en 200 puntos básicos debido al aumento de los costes. Stanley Black & Decker subió los precios un 5% interanual, pero sus márgenes brutos se redujeron en 800 puntos básicos. La moraleja de la historia: los inversores deben tener cuidado de no hacer generalizaciones sobre la capacidad de las empresas o industrias para hacer frente a estos desafíos.

La reinversión impulsa el crecimiento sostenible

Las empresas que puedan mantener la rentabilidad en un mercado más difícil tendrán otra ventaja: disponer de un exceso de efectivo para reinvertir. En nuestra opinión, la reinversión estratégica y autofinanciada es un ingrediente esencial para el crecimiento futuro que sustenta el potencial de rentabilidad a largo plazo. Y creemos que crea más valor para el accionista que las recompras o los dividendos de las empresas.

Cuando la rentabilidad está bajo presión, hay que estar atento a las empresas que reducen la reinversión. La falta de inversión podría apuntalar los márgenes y aplanar un informe de beneficios trimestrales. Pero también podría ocultar la vulnerabilidad y la falta de preparación ante posibles amenazas a sus modelos. Durante la pandemia, nos propusimos comprobar que las empresas de rápido crecimiento invertían lo suficiente para mantener y aumentar la rentabilidad cuando el comportamiento de los consumidores y de las empresas se normalizara en todos los sectores. En tiempos de estrés, esto puede sonar contradictorio. Al contrario. Aunque las condiciones pueden ser diferentes hoy en día, esta cuestión clave de la inversión sigue siendo tan relevante como entonces.

Tribuna de Frank Caruso, director de Inversiones de Renta Variable de Crecimiento de EE.UU. y John H. Fogarty y Vinay Thapar, codirectores de Inversiones de Renta Variable de Crecimiento de EE.UU.

Acerca de Vinay Thapar

Vinay Thapar es vicepresidente sénior y gestor de US Growth Equities y de la cartera International Healthcare Portfolio en AllianceBernstein. También es analista sénior, responsable del área de salud global. Antes de incorporarse a la gestora en 2011, trabajó tres años en American Century Investments y ocho en Bear Stearns.

Acerca de John H. Fogarty

John H. Fogarty es vicepresidente senior y codirector de inversiones de US Growth Equities. Se reincorporó a la empresa en 2006 como analista de investigación fundamental que cubre los valores de consumo discrecional en EE.UU., habiendo pasado previamente casi tres años como gestor de fondos de cobertura en Dialectic Capital Management y Vardon Partners. Fogarty comenzó su carrera en AB en 1988, realizando investigación cuantitativa, y se unió al equipo de US Large Cap Growth como analista generalista y cuantitativo en 1995. Se convirtió en gestor de carteras en 1997.

menu