Última actualización: 06:45 / Jueves, 24 Octubre 2019
Global Wealth Report 2019

La riqueza mundial crece un 2,6% impulsada por EE.UU. y China, a pesar de las tensiones comerciales

Imagen
  • El informe registra 46,8 millones de millonarios a nivel mundial en 2019 de los que el 2% son españoles, siendo España el 16º país en el ranking mundial de países con mayor número de ultra-ricos UHNW
  • La desigualdad de la riqueza disminuyó en la mayoría de los países durante los primeros años de este siglo. En la actualidad, el 18% de la riqueza mundial reside en el 90% inferior de la población, en comparación con el 11% del año 2000
  • Por primera vez este año, China ha registrado más individuos entre el 10% de los más ricos a nivel mundial (100 millones de personas) que Estados Unidos (99 millones)

Credit Suisse Research Institute, el think-tank interno del banco Credit Suisse, ha publicado el informe sobre la riqueza mundial correspondiente a la edición de 2019 bajo el título Global Wealth Report 2019. Según el estudio, ésta ha aumentado en este último año un 2,6% hasta los 360 billones de dólares, impulsada por EE. UU. y China y a pesar de las tensiones comerciales. La riqueza por adulto, de USD 70.850, alcanzó un nuevo récord histórico con un incremento del 1,2% respecto a 2018. EE. UU., China y Europa son las regiones que más han contribuido al crecimiento de la riqueza global: 3,8 billones de dólares, 1,9 billones de dólares y 1,1 billones de dólares, respectivamente.

Según Miguel Matossian, responsable de Credit Suisse Banca Privada en Iberia: “Una vez más, el fascinante Informe de la riqueza mundial ofrece algunos datos interesantes sobre la creación de la riqueza en España. En el último año, el número de millonarios (en dólares) en nuestro país ha aumentado de 945.000 a 979.000 de un total de 47 millones a escala mundial, lo que sitúa a España en la décima posición en cuanto a número de millonarios por país. En 2010, la cifra era de 172.000 millonarios. Se prevé que el número de millonarios españoles crezca un 42% adicional en los próximos cinco años”.

 Además, España figura en octava posición de los países que más han crecido en riqueza media por adulto (USD 50.000) este año respecto a 2019. El informe registra 46,8 millones de millonarios a nivel mundial en 2019: el 2% son españoles. España se coloca así en el puesto 16 en el ranking mundial de países con mayor número de ultra-ricos UHNW (Ultra-high net worth individuals, personas con un patrimonio superior a los 50 millones de dólares). 

A nivel mundial, el estudio destaca Suiza a la cabeza de la lista de países, seguido de Estados Unidos, Japón y Países Bajos. En última posición figura Australia, con un descenso de 28.670 de dólares causado principalmente por el efecto del tipo de cambio. Otros países con descensos significativos son Noruega, Turquía y Bélgica.

Además, el informe registra 46,8 millones de millonarios a nivel mundial en 2019, un incremento de 1,1 millones respecto a los datos de 2018. La mayoría de esta riqueza —675.000 nuevos millonarios— proviene de Estados Unidos. La caída de la riqueza media en Australia ha resultado en 124.000 millonarios menos. Las pérdidas han sido más ligeras en otros países como Reino Unido (27.000) o Turquía (24.000).

En lo que respecta a los UHNW (Ultra-high net worth individuals, personas con un patrimonio superior a los USD 50 millones), según el informe, a mediados de 2019, 55.920 adultos poseían un patrimonio de 100 millones de dólares o más, y 4.830 de ellos disponían de activos netos por encima de 500 millones de dólares. América del Norte encabeza la lista regional de UHNW, con 84.050 individuos (50% del total), mientras que Europa cuenta con 33.550 (20%) y Asia-Pacífico, excluyendo China e India, 22.660 (14%).

Por primera vez este año, China ha registrado más individuos entre el 10% de los más ricos a nivel mundial (100 millones de personas) que Estados Unidos (99 millones).

La desigualdad de la riqueza disminuyó en la mayoría de los países durante los primeros años de este siglo. En la actualidad, el 18% de la riqueza mundial reside en el 90% inferior de la población, en comparación con el 11% del año 2000. Si bien es demasiado pronto para decir que la desigualdad de la riqueza está disminuyendo, todo parece indicar que 2016 habría sido el punto de inflexión para el futuro próximo.

10 años del Informe de la riqueza mundial

Este año el informe evalúa el rendimiento de los países en valores reales y no en valores nominales y teniendo en cuenta el efecto de la inflación.

Así, el peso de los mercados emergentes (incluyendo China) en la economía mundial ha ido adquiriendo cada vez más protagonismo, y representan dos tercios del aumento de la riqueza real desde 2008, el doble de lo que ha contribuido América del Norte. China evoluciona de manera excelente en términos de dólares reales, dólares corrientes y en moneda local (LCU).

Desde 2008, además, el crecimiento medio de la riqueza en dólares reales en Europa ha sido negativo, en parte debido a la corrección del euro. Los países de Asia-Pacífico, por su parte, con rentas per cápita altas juegan un rol menos significativo en este escenario cambiante, y el resto del mundo (incluyendo la mayor parte de África y Latinoamérica) compensa el impacto negativo de Europa.

El informe examina la tasa de riqueza en relación con el avance a largo plazo del PIB y observa que los países más exitosos son los que consiguen elevar la riqueza como múltiplo del producto interior bruto al solucionar deficiencias del sector institucional y financiero. Esto crea un círculo virtuoso en el que más riqueza estimula el crecimiento del PIB, lo que a su vez produce un crecimiento de la riqueza. China, India y Vietnam son ejemplos actuales de este círculo virtuoso.

La pirámide de la riqueza global en 2019

 La pirámide de la riqueza global en 2019

Para determinar cómo se distribuye la riqueza global entre los adultos, el informe combina estimaciones del nivel de riqueza de los hogares de cada país con información sobre la distribución de la riqueza en los países. La pirámide de la riqueza que se muestra en el gráfico 5 del informe (abajo) ilustra la diferencia patrimonial entre adultos. La amplia base de individuos con bajo nivel patrimonial sustenta las capas más altas ocupadas por cada vez menos adultos. En 2019, cerca de 2.900 millones de personas –el 57% del total de adultos del mundo– tiene un patrimonio inferior a 10.000 dólares. El siguiente escalafón, que incluye a los que poseen entre 10.000 y 100.000 dólares, ha experimentado el mayor incremento de este siglo, triplicando su volumen de 514 millones en 2000 a 1.700 millones a mitad de 2019. Esto es un reflejo de la creciente prosperidad de las economías emergentes, especialmente en China, y la expansión de la clase media en el mundo en vías de desarrollo. El patrimonio medio de este grupo es de 33.530 dólares, un poco menos de la mitad del nivel de riqueza global medio, pero bastante por encima de la riqueza media de los países en los que residen la mayoría de sus miembros.

La riqueza de las mujeres ha crecido gracias a su mayor participación en el mercado laboral

En la mayoría de los países estudiados el patrimonio de las mujeres ha crecido en relación con el de los hombres. Esto se debe al aumento de la participación femenina en el mercado laboral y a un reparto patrimonial más equitativo entre cónyuges, junto a otros factores.

Históricamente, las herencias han supuesto una fuente de riqueza más importante para las mujeres que para los hombres. Y es que las mujeres, al disponer de ingresos más bajos que los hombres, apenas pueden acumular riqueza por su propia cuenta; en parte porque enviudan; y en parte suelen heredar más que los hombres gracias a su mayor expectativa de vida. La reducción del flujo de herencias en la primera mitad del siglo XX influyó en la caída de la riqueza relativa de las mujeres como producto de su mayor dependencia de la sucesión.

La ayuda financiera paterna y las herencias pueden apoyar la capacidad de los millennials para atesorar riqueza

Según el informe, los millennials no han sido una generación afortunada. No solo tuvieron que afrontar a muy temprana edad la crisis financiera mundial, la recesión asociada y las escasas perspectivas laborales que les siguieron, sino que también se vieron desfavorecidos en muchos países por los altos precios de la vivienda, los bajos tipos de interés y los salarios precarios, mermando sus posibilidades de adquirir bienes o de acumular riqueza. Si bien los millennials han sufrido muchas desventajas, estos se podrían beneficiar de la ayuda financiera de sus padres y de herencias. El esperado repunte del patrimonio heredado tiene las mismas consecuencias en la distribución de la riqueza y la desigualdad patrimonial en los países desarrollados y en las economías emergentes. Cabe esperar que las herencias tengan repercusiones de mayor calado en la distribución de la riqueza en el futuro y probablemente se sumarán a más presiones inequitativas de diferente naturaleza.

En los próximos 5 años el número de millonarios será de casi 63 millones

Es previsible que la riqueza mundial aumente en un 27% en los próximos cinco años hasta 459 billones de dólares en 2024. Los países con rentas bajas y medias son responsables del 38% del crecimiento, a pesar de que solo representan el 31% de la riqueza actual. El crecimiento en los países con ingresos medios será el principal motor de las tendencias mundiales. El número de millonarios también aumentará notablemente en los próximos cinco años hasta alcanzar casi 63 millones, mientras que el número de UHNWI llegará a 234.000.

Anthony Shorrocks, economista y autor del informe, comenta: “La riqueza mundial creció durante el pasado año, aunque con una tasa muy moderada del 2,6%. Este bajo crecimiento es atribuible en parte a la apreciación del dólar estadounidense: con tipos de cambio medios a 5 años, la riqueza total aumentó un 5,9% desde finales de 2017 y la riqueza por adulto un 3,8%. Partiendo de los datos de casi dos décadas de los que disponemos, podemos distinguir claramente dos fases de crecimiento de la riqueza. El siglo comenzó con una ‘edad de oro’ de creación de riqueza sólida e inclusiva, pero el crecimiento de la riqueza se estancó durante la crisis financiera y no recuperó su nivel anterior. La crisis financiera generó un cambio sísmico, cuando China y otras economías de mercados emergentes tomaron el relevo como motores de creación de riqueza. Mientras tanto, Estados Unidos asombrosamente ha mantenido durante 11 años el crecimiento de la riqueza por adulto”.

Nannette Hechler-Fayd’herbe, responsable global de ‘Research’ y CIO de Credit Suisse Banca Privada, señala: “A pesar de la tensión comercial entre EE. UU. y China durante los últimos 12 meses, ambos países han creado una riqueza considerable, aportando 3,8 billones de dólares y 1,9 billones, de dólares respectivamente. El número de millonarios también ha aumentado en todo el mundo en 1,1 millones, alcanzando 46,8 millones de persona en 2019, quienes poseen 158,3 billones de dólares o el 44% del total mundial. China y otros mercados emergentes han contribuido de forma notable a este creciente grupo y muestran signos de bonanza y oportunidades para los inversores”.

menu
menu