Última actualización: 00:49 / Lunes, 25 de Marzo de 2019
Según una encuesta del CISI

La carga de trabajo desmesurada y un equipo directivo desconectado son las principales causas de los problemas de salud mental en el sector financiero

La carga de trabajo desmesurado y un equipo directivo desconectado son las causas clave de los problemas de salud mental en el sector financiero
  • Se preguntó a los encuestados cuán confiados estarían hablando con su superior en el trabajo si sintieran que estaban sufriendo estrés, ansiedad o depresión, y respondieron un total de 3.686 profesionales
  • De ellos, el 23% dijo que estaba “inseguro” y el 31% dijo que no estaba “confiado” al hablar con su gerente
  • Las largas horas de trabajo y el ritmo de actividad durante la jornada laboral es un tema al que los encuestados se refieren continuamente
  • Estos hallazgos establecen claramente el vínculo entre la cultura de una empresa y la salud mental de sus empleados
Por Funds Society, Madrid

Según revela la última encuesta elaborada por Chartered Institute for Securities and Investment (CISI), sólo el 46% de las personas que trabajan en servicios financieros tienen la suficiente confianza para hablar con su superior sobre su salud mental. Desde CISI han querido abordar uno de los aspectos menos conocido de esta industria: cómo es la salud mental de los empleados del sector financiero. Para ello ha realizado un cuesta a más de 3.6000 profesionales en el Reino Unido para ver su nivel de estrés, ansiedad o depresión, así como su capacidad para trasladar a sus superiores cómo se sienten. 

Los resultados de la encuestra muestra que el 23% se siente "inseguro" a la hora de tratar este tema con sus responsables, mientras que un 31% directamente se siente "inseguro". El organismo ha señalado que, por primera vez, ha logrado una respuesta rápida por parte de los participantes; lo que, en su opinión, "demuestra la sensibilidad existenten sobre este tema dentro de la industria". Curiosamente, desde CISI explica que muchos de los que respondieron a la encuesta ptaron por dejar comentarios anónimos indicando el sector de servicios financieros en el que trabajaron. Desde el CISI creen que algunos de los comentarios son "inquietantes" y tratan temas comunes a otros entornos laborales, como: falta de confianza en los departamentos de recursos humanos y los directivos, el equilibrio entre la vida laboral y familiar, la falta de recursos para apoyar problemas de salud mental en la empresa, los desafíos que enfrentan las mujeres en el lugar de trabajo y el acoso.

Las largas horas de trabajo y el ritmo de actividad durante la jornada laboral es un tema al que los encuestados se refieren continuamente. Pero mientras los datos de la Office for National Statistics británica (ONS) muestran que en el Reino Unido se trabaja más horas que en ningún otro país de Europa, en promedio se produce un 16% menos que en el resto de la Unión Europea. Una encuesta de Adviserplus realizada en 2017 indicó que un tercio de las ausencias en el sector de servicios financieros se debió a una enfermedad relacionada con la salud mental.

Algunos empleadores en finanzas y servicios profesionales han estado atentos a la importancia del trabajo y su relación con la salud mental desde hace tiempo. Algunos encuestados señalaron que algunas empresas apoyaban especialmente a su personal en el tema de la salud mental, como Hargreaves Lansdown y PwC.

“No estoy sorprendido por los hallazgos de CISI; hablar de salud mental ha estado estigmatizado y tenemos que cambiarlo. Estos hallazgos establecen claramente el vínculo entre la cultura de una empresa y la salud mental de sus empleados, y demuestran que es de vital importancia que los líderes empresariales creen culturas laborales de apoyo en las que las personas puedan prosperar”, señala Paul Feeney, CEO de la empresa de gestión de patrimonio Quilter.

“La gente a menudo tiene la percepción de que la vida de todos los demás es más perfecta que la suya, lo cual no es cierto. Como muchas personas, he tenido mis propios problemas de salud mental en el pasado, y he aprendido que está bien hablar de ellos”, añade Feeney. “Para mí, es importante que construyamos entornos en los que está bien no estar bien, porque cuanto más hablemos de los problemas, más fácil será compartir experiencias, compartir ideas y ayudarnos unos a otros. En Quilter, tenemos una iniciativa llamada Thrive, que apuesta por exponer estos temas, y hemos firmado el compromiso de Time to Change, que está trabajando para cambiar la forma en que todos pensamos y actuamos sobre los problemas de salud mental”, concluye el CEO.

Por su parte, Emma Mamo, directora de Bienestar en el Lugar de Trabajo en Mind, apunta que “estas cifras se hacen eco de hallazgos similares de Mind y muestran que muchas personas todavía se sienten incapaces de hablar sobre su salud mental en el trabajo". "Hemos empezado a ver avances en muchas organizaciones con respecto al bienestar en el lugar de trabajo, pero queda mucho camino por recorrer. Los empleadores y los directivos deben tomar medidas urgentes para crear culturas en el lugar de trabajo donde el personal se sienta capaz de hablar sobre su salud mental, y reciba apoyo y comprensión si lo hace”, indica Mamo.

“Las investigaciones demuestran que las actitudes, los conocimientos y el comportamiento hacia las personas con problemas de salud mental tienen más probabilidades de mejorar si se les brinda la oportunidad de aprender de alguien que tiene experiencia personal en enfermedad mental, y esa narración prevalece como la herramienta más poderosa para el cambio cultural”, explica Peter Estlin, lord mayor de la ciudad de Londres, que dirige la campaña de salud mental This Is Me. “Pruebas importantes, como las que figuran en este informe, abren este diálogo, resaltando la necesidad de que las organizaciones creen activamente culturas en el lugar de trabajo que reduzcan el estigma en torno a la salud mental”, resalta Estlin.

“Esta es la primera vez que buscamos descubrir cómo se sienten los profesionales del sector en relación con su propia salud mental. Estamos abrumados e impactados por la fuerza del sentimiento sobre este tema entre nuestros miembros”, declara finalmente Simon Culhane, CEO del CISI.

Portadas: 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario