Última actualización: 06:39 / Miércoles, 2 Junio 2021
I Evento online Aseafi

El impacto del COVID-19 refuerza la figura del asesor financiero

Imagen
  • Carlos García Ciriza (Aseafi) ha asegurado que en momentos como el actual, la relación entre el asesor profesional y cliente tiende fortalecerse
  • Para David Cano (Afi Analistas Financieros) el mayor desafío estará en que esta crisis estructural no acabe convirtiéndose en una coyuntural
  • Los expertos han coincidido en la tematización de la inversión en la renta variable, las oportunidades que traerá la renta fija y en la diversificación de la cartera bajo el asesoramiento de un profesional
  • Bimal Melwani (Refinitiv) ha señalado que las empresas de asesoramiento necesitan desarrollar una estrategia claramente definida para adaptarse en un mercado tan cambiante

El presidente de la Asociación de Empresas de Asesoramiento Financiero (Aseafi), Carlos García Ciriza, ha asegurado que “cuando las cosas se ponen duras en los mercados, como el momento actual, y bajo un modelo de asesoramiento, la relación entre el asesor profesional y el cliente tiende fortalecerse de forma natural y converger en el objetivo común de tomar las mejores decisiones”.

Son declaraciones que el presidente de Aseafi ha realizado en su intervención en el I Evento online "Asesoramiento financiero y tecnología. Claves actuales y de futuro", que se ha celebrado con el objetivo de profundizar en los impactos financieros que está provocando la crisis del COVID-19, analizar el punto en el que se encuentran los mercados financieros, y los previsibles escenarios que se presentarán a corto y medio plazo.

En su intervención, David Cano, socio director de Afi Analistas Financieros, ha calificado la crisis del COVID-19 como “la mayor recesión de la historia”, la cual, además, está provocada por un elemento novedoso, lo que hace que nos enfrentemos a escenarios desconocidos con una alta dosis de incertidumbre. Sin embargo, a pesar de que será la más intensa, también cree que será la más corta.

Para el experto, el mayor desafío estará en que esta crisis estructural no acabe convirtiéndose en una coyuntural. “El escenario sería tremendamente negativo”, añade. “Vamos a asistir a una intensa caída en el PIB, pero hay que evitar que se pierda el PIB estructural. Si todo se hace bien podemos volver a niveles de 1 de marzo. La caída la sufriremos en dos o tres trimestres y la recuperación tardará 2 o 3 años”, explica.

A la espera de un fuerte aumento del déficit público, Cano prevé que alcancemos niveles de deuda que no se veían desde la II Guerra Mundial. “En la economía española partíamos de un nivel de deuda pública ya alto que se irá hacia la zona de entre el 115% al 120% para luego caer”, prevé.

Respecto a la política monetaria, Cano ha señalado que “ante la mayor crisis, ha habido el mayor estímulo fiscal y monetario de la historia” y se declara un “fiel defensor” de las medidas adoptadas. Cano considera que la acción del BCE, el cual ha tenido que echar mano de la política no convencional, ha sido muy acertada. “Ante el drama macroeconómico que estamos viviendo nadie puede estar en contra de que un banco central cree base monetaria para que pueda financiar a los gobiernos y que éstos puedan evitar un daño estructural”, ha defendido.  

Las oportunidades que brinda la crisis

En la mesa redonda "Análisis de los mercados, oportunidades en la crisis, escenarios de recuperación y estrategias", los expertos han coincidido en la tematización de la inversión en la renta variable, las oportunidades que traerá la renta fija y en la diversificación de la cartera bajo el asesoramiento de un profesional. Eso sí, sin dejar de mirar  cuándo y cómo se va a recuperar el mercado.

Antonio Toribio, responsable de renta fija en Trea AM, descarta una recuperación en forma de V, ya que considera que llevará más tiempo. Asimismo, cree que el hecho de que los bancos centrales se hayan convertido en los máximos compradores de deuda pública y crédito puede quitar liquidez al mercado. “A pesar de que eso da liquidez al sistema, al final son un buy and hold”, explica. Además, cree que los tipos bajos de interés pueden incrementar la volatilidad. “Que los tipos de interés se mantengan bajos conduce a muchos inversores a activos más arriesgados. Cuando esos inversores vean que el mercado cae, y no puedan aguantar esa volatilidad, acabarán saliendo y añadiendo una volatilidad extra”, aclara.

Respecto a sus recomendaciones de inversión, Toribio expresa que “hay que mantener la calma, las posiciones, seguir los mercados de cerca, ser prudentes y selectivos”. En este sentido, recomienda aprovechar las oportunidades en renta fija, tener prudencia en renta variable y contar con una cartera diversificada. Sin embargo, insiste en que siempre se debe hacer un análisis profundo, con una gestión activa y flexible.

En concreto, el gestor de TREA AM ha señalado que le gusta la renta fija emergente por su bajo precio. “Se pueden obtener rentabilidades interesantes en duraciones inferiores a cinco años”, ha añadido. Asimismo, señala que, debido a que muchos tipos diferentes de compañías se han visto muy castigadas, han aprovechado para comprar empresas buenas, solventes y con continuidad en el futuro cercano.

Por su parte, Sébastien Senegas, jefe en España e Italia de Edmond de Rothschild AM, identifica dos riesgos. El primero es la “zombificación de empresas”. “Vemos empresas que van a tener que endeudarse mucho para sobrevivir, no son rentables y veremos muchas en el mercado”, apunta. El otro riesgo que localiza son las posibles discusiones sobre los déficits que habrá en Europa.

Al igual que Toribio, Senegas destaca que hay que mantener “una gestión muy activa” y señala que “siempre hay oportunidades”, concretamente en renta fija, "en activos que compran los bancos centrales”. Respecto a la renta variable, Senegas defiende la inversión por temáticas como la tecnología, la salud o la inversión socialmente responsable. Destaca especialmente esta última, donde cree que dentro de los criterios ESG la “S” y la “G” ganarán más peso. Respecto a la “E”, advierte de que, si no nos ha gustado la crisis del COVID-19, nos gustará menos la del cambio climático.

Para Fernando Fernández Bravo, responsable de ventas institucionales en Invesco AM, los activos de riesgo nos están llevando a no tener activos refugio, por lo que señala al oro como un activo para tener en cuenta por su efecto diversificador, descorrelacionador y su posibilidad de ser un refugio. Principalmente se decanta por la renta fija, donde prefiere los países desarrollados, y el crédito. 

En renta variable apuesta por la tecnología y salud y defiende que “veremos a medio largo plazo que la región asiática es un buen sitio donde invertir porque son los primeros que están recuperando la normalidad”.

La transformación del segmento Wealth Management

Otro de los paneles del evento estuvo a cargo de Bimal Melwani, Proposition Specialist Wealth Iberia de Refinitiv, que presentó los resultados de la encuesta realizada por Refintiv a asesores financieros a nivel global sobre el impacto de la tecnología y las claves de transformación tecnológica de la industria de gestión de activos.

Una encuesta que concluye que, dado el entorno dinámico y los muchos desafíos a los que se enfrentan los asesores financieros, las empresas necesitan desarrollar una estrategia claramente definida, respaldada por datos fiables y holísticos y dotarlas de las herramientas adecuadas para ayudarles a adaptarse en un mercado tan cambiante.

“Con la combinación adecuada de contenido de alta calidad, tecnología de vanguardia y personas expertas en el sector, se puede crecer con las tendencias de la industria, seguir cumpliendo con las regulaciones más estrictas y aprovechar el poder de la digitalización para acelerar el crecimiento en la próxima década”, ha asegurado Melwani.

En el siguiente panel, dirigido por Enrique Palmer, director de Desarrollo de Negocio de Mapfre Gestión Patrimonial, ha resaltado la importancia de la apuesta tecnológica del grupo Mapfre en la industria de gestión de activos y en el posicionamiento como partner estratégico para asesores independientes.

Palmer ha puesto a disposición de los asesores su plataforma tecnológica integral que incorpora como principal novedad la automatización completa de los procesos de alta de cuenta del cliente y del envío y ejecución de propuestas, además de la monitorización de las posiciones del cliente y demás servicios de reporting. Todo ello, permitiendo a los asesores su uso con total independencia. Una interesante solución tecnológica para los asesores financieros y las EAFs.

menu