Última actualización: 02:45 / Lunes, 16 Agosto 2021
Dos años antes de lo inicialmente previsto

Deutsche Bank adelanta a 2023 su objetivo de alcanzar 200.000 millones de euros en finanzas sostenibles

Imagen
  • Todas las divisiones del banco publicarán sus propios objetivos de financiación e inversión sostenible
  • El consumo de combustible de la flota de vehículos de empresa en Alemania se reducirá en un 30% en 2025 y alcanzará cero emisiones de carbono en 2030
  • Los criterios ambientales, sociales y de gobernanza se convertirán en estándar para productos y servicios

Deutsche Bank alineará su negocio, aún más estrictamente, a los criterios ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) y está estableciendo objetivos ambiciosos para ellos. Su objetivo es facilitar más de 200.000 millones de euros en financiación e inversión sostenible a finales de 2023, dos años antes de lo inicialmente previsto. 

“Tenemos que progresar lo más rápidamente posible de la ambición al impacto. Desde que anunciamos nuestro objetivo de 200.000 millones de euros el año pasado, hemos avanzado significativamente y más rápido de lo que preveíamos. Ahora queremos alcanzar este volumen antes e informaremos sobre el progreso de manera transparente y en detalle”, ha señalado Christian Sewing, CEO de Deutsche Bank

A finales del primer trimestre de 2021, las divisiones comerciales del banco (sin incluir DWS) habían facilitado 71.000 millones de euros en inversiones y financiación sostenible. Actualmente, la entidad organiza sus estrategia de sostenibilidad en cuatro pilares: finanzas sostenibles, políticas y compromisos; operaciones propias y personas; y liderazgo intelectual y compromiso de los públicos. “Nuestra ambición es hacer de la ESG la nueva normalidad de Deutsche Bank, en nuestro diálogo con nuestros clientes, en nuestras propias operaciones y en todos nuestros procesos. La sostenibilidad se convertirá así en una parte integral de nuestra cultura corporativa”, ha afirmado Sewing.

En este sentido, la entidad explica que sus principales objetivos se organizan en cuatro grandes áreas:

Finanzas sostenibles: Por primera vez, el banco publica objetivos anuales de financiación sostenible para cada división de negocio. Del volumen objetivo de al menos 200.000 millones de euros para 2023, se prevé que 86.000 millones de euros procedan de la división de Private Bank, 30.000 millones de euros de la división de Corporate Bank y 105.000 millones de euros de Banca de Inversión. Como sociedad cotizada independiente, gestora de activos DWS informa sus propios objetivos ESG por separado; por lo que no se incluyen aquí.

Como acciones concretas, Private Bank Alemania implementará un concepto de asesoría ESG en las 400 oficinas de Deutsche Bank en el país para finales de 2022. También planea ofrecer al menos una opción ESG en cada categoría de producto relevante a finales de este año. Además, se enfocará en la construcción sostenible y planea proporcionar a los clientes servicios de asesoramiento adicionales que van más allá de las hipotecas y la financiación inmobiliaria. Además, International Private Bank, que incluye el negocio de Wealth Management, tiene como objetivo hacer de las inversiones ESG el estándar en la gestión de carteras a partir de 2022. Al convertirse la ESG en la opción predeterminada, los clientes no ya tendrán que optar por los productos ESG. International Private Bank aspira a convertir en sostenibles las inversiones de al menos un millón de clientes durante los próximos años.

La división de Corporate Bank planea entablar un diálogo estratégico ESG con sus aproximadamente 2.000 clientes multinacionales. Asesorar a los clientes de manera integral sobre los riesgos ESG y sus transformaciones comerciales se convertirá en el estándar. Además, Corporate Bank tiene como objetivo impulsar la financiación de su cadena de suministro hasta alcanzar un volumen de 1.000 millones de euros y ofrecer a sus 800.000 clientes comerciales al menos dos soluciones de financiación ESG estandarizadas antes de fin de año. Y, por último, Investment Bank prevé aumentar su participación en el mercado de bonos y préstamos respecto al año pasado. En el primer trimestre de 2021, la cuota de mercado por comisiones en emisión de deuda sostenible con grado de inversión aumentó al 6,1% frente al 4,3% del año 2020 (fuente: Dealogic). En Renta Fija y Divisas (FIC), el banco tiene como objetivo facilitar financiación por valor de 2.800 millones de euros para la construcción de vivienda social y eficiencia energética, solo en 2021. Además, numerosas innovaciones de productos tales como inversiones verdes y repos verdes están previstas para clientes institucionales. 

Políticas y compromisos: Deutsche Bank se compromete a adoptar políticas más ambiciosas. El año pasado, ya se comprometió a calcular la huella de carbono de sus aproximadamente 440.000 millones de euros de cartera de préstamos para finales de 2022. Ahora tiene previsto publicar también un objetivo para su índice de activos verdes como proporción de su cartera bancaria para mediados de 2022. A finales de 2021, se ofrecerá capacitación al 50% del personal que atiende a clientes sobre la taxonomía interna del banco para las finanzas sostenibles que ya está alineada con la taxonomía de la UE. Además, el banco se ha fijado el objetivo de ayudar a los clientes a acelerar sus propios procesos de transformación. Por lo tanto, planea diseñar planes de transformación creíbles con empresas que enfrentan desafíos complejos en sostenibilidad. A medio plazo, este será el requisito previo para la colaboración continua entre el banco y sus clientes.

Operaciones propias y personas: La entidad busca más liderazgo femenino: en 2025, el 35% de los puestos de Managing Director, Director y Vice President estarán representados por mujeres, frente al 29% actual. Para los dos niveles de gestión por debajo del Management Board, la cifra objetivo es de al menos un 30% de mujeres, frente al 24% actual. Estos objetivos se suman a las iniciativas actuales para garantizar que el banco impulsa la diversidad y la inclusión en el lugar de trabajo y la sociedad.

Además, aspira a crear una cadena de suministro más sostenible. Por lo tanto, a partir de 2022 todos los proveedores con un volumen de facturación anual superior a 500.000 euros tendrán que tener una calificación ESG externa. A partir de 2023, este será un requisito en todos los nuevos procedimientos de licitación o acuerdos de seguimiento a partir de dicho volumen mínimo de facturación. 

Y, por último dentro de esta área, su objetivo es lograr una reducción de emisiones. Deutsche Bank tiene como objetivo reducir el consumo de combustible de la flota de automóviles de empresa en Alemania (aproximadamente 5.400 automóviles) en un 30% para el año 2025. Además, el objetivo es reducir a cero las emisiones de carbono de la flota de automóviles de la empresa en 2030.

Liderazgo intelectual y participación social: En cooperación con la Autoridad Monetaria de la ciudad-estado de Singapur, Deutsche Bank está desarrollando un Centro de Excelencia ESG cuya principal tarea será el desarrollo de productos ESG públicos y privados, servicios de asesoría y financiación. Será dirigido por Kamran Khan, Director de ESG de Deutsche Bank en Asia-Pacífico. Representado por International Private Bank, Deutsche Bank se ha convertido el primer banco en ser miembro de pleno derecho de la Alianza Ocean Risk and Resilience Action. Además, Deutsche Bank Research se centrará regularmente en materias ESG en sus informes sobre el Mittelstand alemán.

Entre otras iniciativas, el banco pondrá en marcha la figura de embajadores de la sostenibilidad. Este grupo de expertos de diferentes divisiones y funciones dentro de la infraestructura del banco impulsará su representación en foros públicos e interactuará con las partes interesadas en temas ESG. En cada mercado local, Deutsche Bank apunta a invertir más en educación financiera. A finales de 2022, planea duplicar el número de empleados que participan en proyectos de educación financiera en escuelas al menos una vez al año pasando de los 350 actuales a 700.

menu