Última actualización: 09:08 / Viernes, 1 Octubre 2021
Con Marilena Orfanides, Alejandro Zubeldia y Emmanuel Frappereau

Coventina Partners: las claves de una nueva EAF con nombre de diosa celta

Imagen
  • Apuesta por un asesoramiento de valor no ligado a entidades financieras ni a la comercialización masiva de productos propios
  • “Contamos con grupos familiares que siempre han apoyado nuestra forma de asesorar y que una vez más deciden acompañarnos en un proyecto creado para ellos”
  • La figura del asesor independiente viene tomando peso en la última década y supone una clara respuesta a la creciente demanda de los clientes por un asesoramiento libre de conflictos de interés
  • El nombre de la nueva entidad refleja la sensibilidad por la sostenibilidad y valor del principal elemento de la vida -el agua-, haciéndole honor a través de su diosa celta, Coventina
  • “La personalización y el asesoramiento a medida es lo que nos ha permitido construir relaciones privilegiadas con nuestros clientes, y seguirá siendo así para las siguientes generaciones”

El sector del asesoramiento financiero afronta movimientos de fusiones y adquisiciones pero también asiste al nacimiento de nuevas entidades, como la EAF Coventina Partners, una nueva empresa de asesoramiento financiero que llega al mercado español de la mano de tres banqueros con una recalcable trayectoria: Marilena Orfanides, Alejandro Zubeldia y Emmanuel Frappereau.

El nombre de la nueva entidad refleja la sensibilidad por la sostenibilidad y valor del principal elemento de la vida -el agua-, haciéndole honor a través de su diosa celta, Coventina. “Es un proyecto robusto, de convicción, que por su volumen de negocio se posicionará como uno de los líderes de su segmento”, definen desde la firma.

Apoyándose en su destacada experiencia tanto a nivel nacional como internacional en entidades lideres de banca privada y del asesoramiento independiente, Marilena Orfanides, Alejandro Zubeldia y Emmanuel Frappereau han decidido reforzar aún más su clara apuesta por un asesoramiento de valor no ligado a entidades financieras ni a la comercialización masiva de productos propios.

“Crear Coventina Partners es corresponder a la confianza que nuestros clientes llevan años depositando en nosotros, dando un paso más en nuestro compromiso, y apostando por la continuidad en un mercado en plena restructuración”, explican desde la firma. “Contamos con grupos familiares que siempre han apoyado nuestra forma de asesorar y que una vez más deciden acompañarnos en un proyecto creado para ellos, ofreciéndoles una estructura donde la transparencia seguirá siendo la base de nuestra relación”.

Más peso para la figura del asesor independiente

Ante los recientes y persistentes movimientos del mercado de la banca privada en nuestro país, la figura del asesor independiente cobra cada vez más importancia en cuanto a la relación de confianza que tiene con su cliente, defienden desde Coventina Partners. Al igual que en el mundo anglosajón, donde los multi family offices llevan varios lustros en funcionamiento, en España esta figura viene tomando cada vez más peso desde algo más de una década y supone una clara respuesta a la creciente demanda de los clientes por un asesoramiento libre de conflictos de interés.

“Nuestros clientes recalcan la importancia de recibir un servicio de alto valor añadido que le ofrece un asesor con una visión transversal de su patrimonio, y no únicamente enfocado a las inversiones financieras”, añaden sus fundadores.

Para la nueva EAF, los principios y valores de relevancia para construir relaciones duraderas que abarquen varias generaciones son un espíritu emprendedor, compromiso, sentido de la responsabilidad, flexibilidad y sensibilidad para la ética, sostenibilidad y gobierno corporativo (ESG), explican.

Apuesta por la tecnología

Invertir en tecnología es clave para poder responder de forma eficiente a las necesidades de los clientes y la clara apuesta de entidades bancarias de renombre por la colaboración con EAFs, dicen en la entidad, facilita una mayor fluidez operativa en esta relación tripartita, cliente-asesor y banco, mejorando así la calidad del servicio al cliente.

“Fue una premisa fundamental para nosotros optimizar la eficiencia en la gestión cotidiana cumpliendo con una regulación muy estricta, para poder liberar y dedicar más tiempo a cada cliente. La personalización y el asesoramiento a medida es lo que nos ha permitido construir relaciones privilegiadas con nuestros clientes, y seguirá siendo así para las siguientes generaciones”, añaden.

menu