Última actualización: 04:41 / Martes, 20 Abril 2021
Iniciativa Net Zero

Citi se compromete a cero emisiones netas de gases de efecto invernadero de aquí a 2050

Imagen
  • La entidad ha asumido una serie de compromisos como la publicación de su plan inicial de cero emisiones netas (Net Zero) para 2050 durante el próximo año
  • De 2014 a 2019, la entidad financió y facilitó 164.000 millones de dólares en soluciones bajas en carbono
  • Según ha indicado la consejera delegada de la entidad, Jane Fraser, asumir el plan Net Zero significa repensar su negocio y ayudar a sus clientes a repensar el suyo

“La crisis climática es uno de los principales retos críticos a los que se enfrenta nuestra sociedad y la economía global en la actualidad, y existe la necesidad urgente de emprender una acción colectiva”. Estas firmes palabras son las que ha usado Jane Fraser, CEO de Citi, para iniciar la explicación del compromiso de Citi con la iniciativa Net Zero.

La entidad financiera se ha sumado a esta iniciativa que tiene como objetivo de cero emisiones netas de gases de efecto invernadero en 2050 o antes, en sintonía con los esfuerzos internacionales por limitar el calentamiento del planeta a 1,5 °C, y a fomentar las inversiones que contribuyan a alcanzar cero emisiones netas en 2050 o antes. “Creemos que las entidades financieras internacionales como Citi tienen la oportunidad - y la responsabilidad - de desempeñar un papel de liderazgo para contribuir a impulsar la transición hacia una economía global de 'cero emisiones netas' y hacer realidad la promesa del Acuerdo de París”, ha señalado Fraser. 

De 2014 a 2019, la entidad financió y facilitó 164.000 millones de dólares en soluciones bajas en carbono y el año pasado se comprometieron con 250.000 millones de dólares adicionales en transacciones medioambientales en 2025. Además, alcanzó su objetivo de comprar electricidad 100% renovable para nuestras instalaciones.

En este sentido, Fraser ha explicado: “Ahora vamos a dar el siguiente paso en este viaje. Nos comprometemos al objetivo de cero emisiones netas de gases de efecto invernadero de aquí a 2050. Me siento orgullosa de asumir este compromiso en mi primer día como CEO de Citi. Nuestra agenda de ESG no puede considerarse un elemento aparte que se sitúe por encima de lo que hacemos en el día a día. Nuestros compromisos para acabar con la brecha de género en materia salarial, para avanzar en la igualdad racial y para ser pioneros en la agenda verde han demostrado que esto es bueno para el negocio y que no es algo contrapuesto. Y seguiremos formando parte de la solución a estos retos y facilitando que otros también lo hagan”. 

Según ha indicado la consejera delegada de la entidad, asumir el plan Net Zero significa repensar su negocio y ayudar a sus clientes a repensar el suyo. “Para los bancos, lo que algunos no saben es que el plan de cero emisiones netas incluye no solo nuestras propias operaciones, sino también el impacto de nuestro negocio básico, en otras palabras, nuestra financiación”, ha añadido. 

Como respuesta a su compromiso, la entidad ha asumido una serie de compromisos como la publicación de su plan inicial de cero emisiones netas (Net Zero) para 2050 durante el próximo año. Además, su hoja de ruta incluirá objetivos de reducción de emisiones para los sectores intensivos en carbono que también tienen oportunidades de transición hacia la baja emisión de carbono, incluyendo objetivos provisionales de emisiones para 2030 en nuestras carteras de energía y electricidad.

“Del mismo modo que nos hemos esforzado por avanzar en la igualdad salarial, la igualdad racial y en nuestros anteriores objetivos de sostenibilidad, iremos informando de nuestros progresos. Creemos que la transparencia y la responsabilidad son la clave del éxito”, ha matizado Fraser.

Tras un periodo inicial de implementación, la entidad revisará el alcance de su plan de cero emisiones netas para evaluar qué sectores adicionales deben incluirse y cuál es la mejor manera de incorporar otras áreas de nuestro negocio, con el fin de conseguir una reducción significativa de las emisiones en la economía real en el marco de una transición justa. Por lo que respecta a sus propias operaciones, la entidad también se ha propuesto alcanzar el objetivo de cero emisiones netas de gases de efecto invernadero en 2030.

Según ha indicado la CEO de la entidad: “Estamos elevando nuestras aspiraciones en relación a todo lo que hemos hecho hasta ahora, incluyendo nuestro compromiso con los Principios para una Banca Responsable, el liderazgo en la divulgación de información sobre el clima a través del Grupo de trabajo sobre divulgación financiera relacionada con el clima (TCFD) y nuestras normas ampliadas del sector de los combustibles fósiles”.

menu