Última actualización: 07:53 / Jueves, 30 Marzo 2017
A partir del 10 de abril

CIMD lanza imdi funds, una herramienta de inversión automatizada que incluye factor humano y que trabajará con ETFs y fondos activos

Imagen
CIMD lanza imdi funds, una herramienta de inversión automatizada que incluye factor humano y que trabajará con ETFs y fondos activos
  • “Estamos a medio camino entre la gestión activa y la pasiva. Apostamos por la gestión eficiente”
  • “Los roboadvisors parten de la premisa de que hay que tomar una decisión de inversión y no hay que cambiarla, pero hay momentos en los que hay que tomar decisiones”; por eso su herramienta incluye un equipo humano
  • Ofrece cuatro tipos de fondos en función del perfil del inversor y que invierten principalmente en ETFs y futuros, aunque no descartan incluir fondos de gestión activa
  • Con un 0,7% de comisión de gestión, imdi funds quiere posicionarse como una de las alternativas más competitivas del mercado

En un contexto en el que los roboadvisors se han hecho un importante hueco en el mundo de la inversión mientras la gestión activa reivindica su papel protagonista, el Grupo CIMD apuesta por combinar la gestión automatizada y el asesoramiento profesional a través del lanzamiento de imdi funds. Se trata de una plataforma online que, desde una inversión mínima de 10.000 euros, ofrece cuatro tipos de fondos en función del perfil del inversor (cuatro fondos incluidos como compartimentos en su fondo imdi funds). “Estamos a medio camino entre la gestión activa y la pasiva. Apostamos por la gestión eficiente”, ha explicado Patricia Mata, responsable de fintech de CIMD durante la presentación del proyecto esta mañana en Madrid.

De ahí que la existencia de un equipo humano que preste un asesoramiento profesional al inversor y que monitorice la evolución de los fondos sea la clave del producto. “Los roboadvisors parten de la premisa de que hay que tomar una decisión de inversión y no hay que cambiarla, pero hay momentos en los que hay que tomar decisiones”, afirma Rafael Bunzi, director general del Grupo CIMD.

En palabras de Mata, “imdi funds ha sido creado teniendo siempre al ahorrador/inversor en el centro de todo. Queremos que nuestros clientes tengan la mejor experiencia, mientras les acercamos la inversión profesional de una forma totalmente personalizada, transparente, de fácil uso y a muy bajo coste, con el respaldo de un equipo gestor experto con décadas de experiencia”. El modelo único de “asesoramiento” financiero de imdi funds combina las ventajas en eficiencia y costes de la gestión pasiva, la monitorización y control del riesgo mediante herramientas cuantitativas propias y la seguridad de contar con la gestión profesional de un equipo humano, todo al alcance de todos a través de Internet.

Cuatro opciones

Imdi funds parte de un simulador en el que se introduce la edad, la cantidad que se quiere invertir y el plazo, y asigna uno de los cuatro fondos que CIMD comercializa y que van, desde el más conservador, el imdi azul, al más arriesgado, el imdi rojo. Entre medias existen otras dos opciones para un inversor más equilibrado, el imdi verde y el imdi ocre. Cada uno de los cuatro compartimentos se gestiona con un objetivo de volatilidad máxima que corresponderían con un 5%, un 10%, un 15% y un 25% de volatilidad anualizada.

Un test de idoneidad más completo establece posteriormente el perfil definitivo que, no obstante, puede ser modificado si el cliente lo desea. “Una vez al año el cliente recibirá de forma automática un nuevo test por si sus circunstancias han cambiado, pero en cualquier momento puede modificar su perfil”, explican.

Los cuatro fondos invierten principalmente en ETFs y futuros, aunque no descartan incluir fondos de gestión activa en el caso de que sea más eficiente; por ejemplo, en la renta fija. “En renta fija los ETFs adolecen del rigor que creemos necesario a la hora de invertir”, argumenta Bunzi. En este sentido, imdi funds tendrá “monitorización continua, lo cual no significa rotación continua”, añade.

El proceso de inversión de los compartimentos está basado en la asignación de activos: en una primera fase, estratégica, el equipo de gestión refleja su visión de largo plazo de los mercados y estima la distribución estratégica de activos coherente con dicha visión y con una diversificación de riesgos apropiada. En una segunda fase, táctica, el equipo incorpora la visión a corto y medio plazo de los activos con el objetivo de reflejar y beneficiarse de las condiciones del entorno. En esta fase los tipos de activos y mercados seleccionados pueden diferir que los activos seleccionados en la fase anterior, estratégica. En la siguiente fase, la de construcción de cartera, se realiza un análisis detallado del riesgo y de sus implicaciones para la cartera. Para obtener la cartera final se conjugan los límites de riesgo y las visiones de los gestores junto con la aportación al riesgo de cada una de las posiciones, con el objetivo de plantear una cartera coherente en términos de rentabilidad esperada y riesgo.

Liquidez y comisiones

En cuanto a los costes, con un 0,7% de comisión de gestión (anual más un 0,075% de comisión de la entidad depositaria Santander Securities Services), imdi funds quiere posicionarse como una de las alternativas más competitivas del mercado. La liquidez es inmediata y no hay costes de salida. “El ahorro medio en comisiones alcanza el 44% respecto a la media de comisiones de los fondos mixtos”, asegura Mata, que avanza que la plataforma estará operativa a partir del próximo 10 de abril.

imdi funds se estrena con 3 tipos de cuenta: imdi, para inversiones superiores a los 10.000 euros; imdi +, para inversiones superiores a los 50.000 euros; y imdi investors, para inversiones superiores a los 100.000 euros.

 

menu