Última actualización: 04:16 / Lunes, 6 Junio 2022
Análisis de finReg360

La ESMA orienta la supervisión sobre la integración de riesgos y la divulgación sobre sostenibilidad

Imagen
  • La ESMA invita a las ANC a crear una “lista de comprobación” basada en las plantillas de información precontractual
  • La integración de los riesgos de sostenibilidad en los procesos de gestión de carteras y de riesgos, y en la estructura de gobernanza de las sociedades gestoras será obligatoria desde septiembre de este año
  • La ESMA promoverá una mayor convergencia de la supervisión de los fondos de inversión con características de sostenibilidad

La Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA, por sus siglas en inglés) ha publicado un nuevo informe con orientaciones para las autoridades nacionales competentes (ANC) sobre la integración de los riesgos de sostenibilidad y su divulgación en la gestión de inversiones. Desde finReg360 destacan que “la principal finalidad del documento es la convergencia de la supervisión sobre fondos de inversión y combatir el greenwashing”. 

Los expertos destacan que una de las principales orientaciones que ha aportado la ESMA es en torno a la documentación y el material de comercialización. Por ejemplo, sobre la información precontractual, la ESMA invita a las ANC a crear una “lista de comprobación” basada en las plantillas de información precontractual. “Esta lista ayudará a evaluar el cumplimiento de las obligaciones de divulgación de fondos nuevos o existentes, según los artículos 8 o 9 del reglamento de  divulgación (o SFDR por sus siglas inglesas)”, matizan desde finReg360. 

En concreto, propone que se haga una referencia, en el cuerpo del folleto, a que en el anexo se recoge la información sobre sostenibilidad. Además, la ESMA puntualiza que ese anexo puede contener: la forma de integrar los riesgos de sostenibilidad en las decisiones de inversión y de expresar los resultados de la evaluación del impacto de los riesgos en el rendimiento del fondo; las características ambientales o sociales promovidas por los fondos clasificados como Artículo 8 SFDR y los objetivos de inversión sostenible perseguidos por los fondos Artículo 9 SFDR; la estrategia para alcanzar los objetivos medioambientales y cómo forma parte de la política de inversión; los indicadores de las principales incidencias adversas para la sostenibilidad que se han considerado; una descripción de la política de evaluación de las prácticas de buen gobierno de las entidades en las que invierta; y la descripción de cómo se ajusta, en su caso, con el reglamento de la taxonomía.

En segundo lugar, la ESMA aconseja que, al evaluar la coherencia del contenido del material comercial con la información de sostenibilidad de la documentación del fondo, las ANC deben considerar: la forma de presentar la información relacionada con la sostenibilidad; el nombre del fondo; el objetivo y la política de inversión, y la estrategia de inversión.

“El informe asimismo recoge una serie de principios para los términos sobre sostenibilidad utilizados para identificar el fondo, con el fin de evitar confusiones sobre las características reales de sostenibilidad del producto, y determina que la información precontractual y la comercial deben ser accesibles, claras, sucintas, justas y no engañosas”, destacan desde finReg360.

Igualmente, según la ESMA, las entidades han de proporcionar la información periódica en un anexo al informe anual siguiendo las plantillas definidas en la normativa de desarrollo del SFDR. Según explican desde finReg360, para ello, “recomienda a las ANC crear una esta lista de comprobación”.

Además, para cumplir con las obligaciones de divulgación en el sitio web, se invita a las ANC a verificar que la información se publica de acuerdo con la normativa de desarrollo de SFDR (texto pendiente de aprobación).

Desde finReg360, también destacan la orientación que da la ESMA sobre la integración de los riesgos de sostenibilidad por los gestores de fondos de inversión. “La integración de los riesgos de sostenibilidad en los procesos de gestión de carteras y de riesgos, y en la estructura de gobernanza de las sociedades gestoras (SGIIC y SGEIC) será obligatoria desde septiembre de este año”, recuerdan los expertos de la consultora.

Por tanto, las ANC deben acreditar el cumplimiento de estos requisitos verificando que las sociedades gestoras: describen cómo integran, en la información precontractual de los fondos, los riesgos de sostenibilidad en sus decisiones de inversión; revisan periódicamente las políticas y procedimientos internos pertinentes, y divulgan la integración de sostenibilidad en el sitio web.

En último lugar, la ESMA, según manifiesta, colaborará estrechamente con las ANC para combatir el greenwashing y promoverá una mayor convergencia de la supervisión de los fondos de inversión con características de sostenibilidad. Esto puede incluir la actualización de las orientaciones de supervisión si es necesario por la experiencia tras la entrada en vigor de la normativa de desarrollo del SFDR en enero de 2023.

menu