Última actualización: 03:17 / Miércoles, 30 Marzo 2022
La valoración de Efama

La Comisión Europea finaliza la revisión de las directivas de AIFMD y UCITS con un resultado satisfactorio para la industria

Imagen
  • Efama ha manifestado su satisfacción con el enfoque tomado por la CE en la revisión de las directivas
  • La organización aboga por mantener el papel primordial del gestor en la gestión del riesgo de liquidez
  • Efama considera que la información existente a través de las legislaciones sobre OICVM, PRIIP y MiFID ya es suficiente y permite a los inversores tomar decisiones de inversión informadas

La Asociación Europea de Fondos y Gestión de Activos (Efama, por sus siglas en inglés) ha manifestado su satisfacción con el enfoque específico que la Comisión Europea ha tomado en la revisión de las directivas de AIFMD y UCITS. Desde esta organización de la industria europea destacan que esta visión se basa en hacer un “reconociendo el éxito general de los marcos en la última década”.

Según resumen desde Efama en su último comunicado, “el marco de la AIFMD, en particular, se ha centrado en el papel clave del gestor, a la luz de la diversidad de los fondos de inversión alternativos”. En este sentido, la organización aboga por mantener el papel primordial del gestor en la gestión del riesgo de liquidez y por evitar la inclusión de normas sobre productos en una directiva sobre gestores

En cuanto a la delegación, “buscamos más claridad en torno a la notificación de los acuerdos de delegación a la AEVM, incluida la necesidad de revisiones obligatorias por parte de los pares”, añaden.

Sobre otro de los puntos tratados, los servicios de depósito, ha mostrado su satisfacción con la decisión de  la Comisión Europea de no introducir un pasaporte de depositario y de ampliar el actual régimen de responsabilidad del depositario para incluir a los DCV (Depositarios Centrales de Valores) "inversores" en la cadena de custodia.

Por último, Efama considera que la información existente a través de las legislaciones sobre UCITS, PRIIP y MiFID ya es suficiente y permite a los inversores tomar decisiones de inversión informadas. “Añadir un nuevo conjunto de normas sólo crearía confusión y complicaría la tarea de los gestores de fondos para cumplir con varios requisitos que se solapan. Además, es fundamental tener en cuenta que un GFIA necesita la flexibilidad necesaria para adaptar la información facilitada a las necesidades específicas de sus inversores. La obligación de informar a los inversores minoristas -como establece la MiFID- podría llevar a una situación en la que se divulgue información no pertinente a los inversores profesionales”, concluyen.

menu