Última actualización: 09:55 / Jueves, 22 Octubre 2020
Propuesta de la Comisión Europea

EFPA España apuesta por elevar la formación de los asesores y crear una etiqueta paneuropea única

Imagen
  • EFPA España apoyará la propuesta de la Comisión para la creación de una etiqueta paneuropea que equipare la cualificación de los asesores
  • La Comisión propondrá modificar el marco jurídico existente para que los inversores minoristas reciban un asesoramiento adecuado e información clara sobre productos financieros
  • El plan de acción para la creación de CMU advierte sobre las diferencias en el nivel de conocimientos y competencias entre los diferentes estados miembros

EFPA España apoyará la propuesta de la Comisión Europea para la puesta en marcha de un Mercado Único de Capitales (CMU, por sus siglas en inglés). Esta incluye el fomento de la educación financiera y la creación de una etiqueta paneuropea que equipare la cualificación de los asesores financieros en toda la Unión Europea, entre sus principales objetivos. “El plan de acción del CMU avanza hacia el fortalecimiento y la integración de los mercados de capitales europeos, impulsando a la vez las finanzas sostenibles y el ahorro a largo plazo para la jubilación”, añaden desde la entidad.

En el documento, la Comisión Europea destaca que los asesores financieros desempeñan “un papel crítico como garantes del sistema financiero”, pero alerta sobre las diferencias que existen aún en el nivel de cualificaciones, conocimientos y competencias en los diferentes estados miembros. La Comisión apuesta por reducir el riesgo de venta indebida, aumentar el asesoramiento de confianza de los inversores particulares y crear unas condiciones equitativas para todos los operadores del mercado que ofrezcan asesoramiento.

De este modo, la Comisión evaluará las normas aplicables en el ámbito de divulgación financiera y, en caso necesario, propondrá modificar el marco jurídico existente para que los inversores minoristas puedan recibir un asesoramiento adecuado. También propone alternativas para reducir la sobrecarga de información que reciben los inversores minoristas experimentados y busca mejorar el nivel de cualificaciones profesionales en el conjunto de la UE. En este aspecto, la autoridad europea propone la creación de una etiqueta paneuropea para los asesores financieros.

Apuesta por mejorar la formación de los asesores

El Plan de Acción presentado por la Comisión Europea advierte que la formación de los asesores financieros debe mejorar en toda la Unión Europea. Con esto la autoridad busca garantizar que los asesores adquieran y mantengan una cualificación adecuada y periódica, exigiendo formación continua y el sometimiento a un código ético de conducta profesional. Las recomendaciones de la Comisión Europea también apuestan por exigir criterios ESG a sus inversiones.

“De este modo, la Comisión Europea avala el modelo aplicado desde hace dos décadas por EFPA, como asociación europea que lidera la formación de asesores en España, dando carta de naturaleza al trabajo que está realizando la asociación a lo largo de las dos últimas décadas”, añaden desde EFPA. Además, según la entidad una buena parte del mercado español, ya está auto aplicando esta exigencia de calidad, situándose “en la mejor posición para el cumplimiento de los estándares reforzados que ahora reclama la CMU”

“Las directrices que marca la Comisión Europea avalan nuestro modelo que apuesta por la excelencia en la cualificación de los asesores financieros, el cumplimiento de un estricto código ético y la formación continua como única vía para asegurar el mejor servicio a los clientes”, añade Josep Soler, delegado ejecutivo de EFPA España y consejero de EFPA Europa.

Además, el representante de EFPA, destaca esta vía que emprende la entidad europea hacia “la protección del cliente, proporcionándole una correcta cultura financiera que le permite ser más consciente de la trascendencia del ahorro y de la conveniencia de pedir la ayuda de un asesor profesional ante productos o servicios de elevado riesgo y complejidad, o para la toma de decisiones relevantes”.

menu