Última actualización: 06:05 / Jueves, 10 Junio 2021
Análisis de AllianceBernstein

Renta fija europea: ¿a quién le asusta la ralentización del crecimiento?

Imagen
Renta fija europea: ¿a quién le asusta la ralentización del crecimiento?
  • El contexto macroeconómico regional sigue siendo positivo para las inversiones en estrategias de renta fija en euros, según AllianceBernstein

  • La nueva ronda de TLTROs favorecerá a los activos de riesgo y al sector financiero, ya que brinda apoyo a la economía de la Eurozona y reduce la probabilidad de una recesión
  • La mejor opción es invertir en una cartera que incluya bonos gubernamentales de la Eurozona y deuda corporativa high-yield en euros, gestionada dinámicamente
  • El AB European Income ofrece una cartera de renta fija europea con 20 años de trayectoria que mezcla crédito high-yield con títulos más sensibles a los tipos y de mayor calidad

“El crecimiento europeo se está ralentizando: ¿y qué?”. En un reciente análisis, AllianceBernstein destaca que el contexto macroeconómico regional sigue siendo positivo para las inversiones en estrategias de renta fija en euros, especialmente aquellas que pueden mezclar de forma dinámica bonos gubernamentales seguros y crédito en busca de retornos.

Un momento óptimo para la renta fija europea

La gestora considera que las condiciones económicas desafiantes pueden ser sorprendentemente buenas para los bonos europeos. “Esperamos que el crecimiento del PIB europeo en 2019 se ralentice un 1,1%, con la inflación al 1,4%. Esta mezcla de bajo crecimiento y baja inflación genera el punto óptimo para las inversiones en estos mercados”, asegura.

En ese sentido, señala que estos indicadores muestran que la economía de la Eurozona no está “ni demasiado fría ni demasiado caliente”, lo que ayuda a reducir los riesgos principales para los inversores en renta fija: las recesiones suelen provocar un incremento de los defaults, mientras que el sobrecalentamiento puede llevar a un rápido aumento de la inflación y los tipos de interés.

La política monetaria… ¿se endurece?

Pese a que el pasado diciembre el Banco Central Europeo dejó de adquirir bonos en su programa de compras, la política monetaria continúa muy acomodaticia en Europa. De hecho, en marzo, el BCE alteró sus perspectivas para retrasar la subida de tipos hasta 2020 y anunció una nueva ronda de financiación para las instituciones de crédito (TLTROs), que comenzará en septiembre.

Según AllianceBernstein, el anuncio es positivo para los activos de riesgo y, en particular, para el sector financiero, ya que brinda apoyo a la economía de la Eurozona, reduce la probabilidad de una recesión y potencia una política fiscal que probablemente se vuelva expansionista este año.

Los rendimientos bajos no tienen por qué suponer bajos retornos

“Los rendimientos continúan ultra-bajos en Europa, pero esto no significa que, necesariamente, los inversores en bonos vayan a tener retornos ultra-bajos”, asegura la gestora. Aunque el rendimiento inicial es un buen indicador de los retornos futuros, no es el único motor: la apreciación y la caída de los precios contribuyen también a los retornos totales.

Pongamos como ejemplo los retornos del mercado japonés de bonos gubernamentales en los últimos 10 años –que ha estado estancado con bajos rendimientos durante décadas-. Aunque el rendimiento inicial de esta década estuvo cerca o por debajo del 1%, el retorno total fue significativamente más alto.

Cómo transitar mejor los mercados de hoy en día

En el entorno actual, AllianceBernstein considera que los inversores en bonos gubernamentales de la Eurozona pueden esperar retornos estables, pero relativamente bajos, mientras que aquellos que apuestan por la deuda corporativa high-yield en euros deberían lograr retornos más altos, pero con mucha menos volatilidad.

En opinión de la gestora, la mejor opción es invertir en una cartera que incluya ambos mercados y que sea gestionada de forma dinámica, ya que puede aportar un rendimiento ajustado al riesgo más atractivo y una mayor calidad. “Es una opción diferenciadora importante en esta parte del ciclo, cuando los bonos de menor calificación y mayor apalancamiento son mucho más arriesgados”, afirma.

Por otro lado, el mercado estadounidense, que tiene rendimientos más altos, podría parecer más atractivo, pero, a juicio de AB, el coste de cubrir los dólares con euros ha aumentado al 3%, lo que hace que los retornos ajustados sean menos atractivos para quienes invierten en euros.

Una visión más amplia

“Los riesgos políticos son elevados en toda la Eurozona, pero creemos que el BCE tiene la determinación y las herramientas para evitar crisis importantes”. La gestora considera que, a largo plazo, continúa habiendo aspectos estructurales a los que es necesario prestar atención y señala que la efectividad de la política monetaria se reducirá con el tiempo. A corto y medio plazo, apunta que hay que ser conscientes de los riesgos y de la volatilidad (por ejemplo, de cara a las elecciones europeas).

En este contexto, AllianceBernstein apuesta por un enfoque dinámico y agnóstico en términos de benchmark. “Tiene más atractivos que nunca, sobre todo porque cuenta con la flexibilidad de poder aprovecharse del aumento de la volatilidad”, asegura.

AB European Income

Con ello en mente, AllianceBernstein ofrece una cartera de renta fija europea con 20 años de trayectoria que mezcla el crédito high-yield con títulos más sensibles a los tipos de interés de mayor calidad, con lo que pretende capturar un rendimiento competitivo sin comprometer la estabilidad del capital.

La composición de la cartera va cambiando de forma dinámica, basándose en el comportamiento del mercado. Hasta un 50% puede invertirse en crédito europeo high-yield, activos titulizados y deuda emergente y al menos un 50% de la cartera se invierte en bonos corporativos y gubernamentales con grado de inversión.

“Aprovechando la experiencia de nuestros economistas, analistas y operadores, combinamos investigación cuantitativa y de fundamentales para encontrar aquellas oportunidades que otros pueden pasar por alto”, destaca la gestora.

menu