Última actualización: 14:41 / Lunes, 16 Mayo 2022
Entrevista con su presidente, Juan Carlos Ureta

Renta 4 apunta a consolidarse en la región andina con soluciones tecnológicas y temáticas de inversión

Imagen
Juan Carlos Ureta, presidente de Renta 4 Banco
  • Antes que expandirse a nuevos mercados –como jurisdicciones de menor tamaño¬¬–, prefieren profundizar sus operaciones en Chile, Perú y Colombia
  • El mundo de las inversiones, dice Ureta, está en expansión, lo que apunta a la llegada de inversionistas que no tienen acceso a la banca privada
  • Las inversionistas temáticas son un producto que la firma quiere potenciar en la región, incluyendo tendencias que levantó la pandemia de COVID-19

Aunque no tiene los volúmenes de los mercados brasileño y mexicano, los mercados financieros de la región andina han despertado el interés de distintas casas de inversión internacionales. Una de ellas es Renta 4, que ha logrado establecerse en el vecindario con sus operaciones en Chile, Perú y Colombia.

Ahora, la meta de la compañía de matriz española es consolidarse en estos tres países, enfocando las apuestas en las soluciones tecnológicas y la oferta de temáticas de inversión.

Después de dos años de crecimiento en estos tres países andinos, el primer objetivo de Renta 4 es consolidar la operación, según comenta el presidente de la compañía, Juan Carlos Ureta, en entrevista con Funds Society. Si bien están evaluando mercados de otra escala, como Ecuador o Costa Rica, prefieren asentarse en la zona andina a lanzarse a instalar una nueva oficina.

“A partir de ahí, hay que ir ampliando la oferta de servicios e irnos ampliando a nuevos segmentos de clientes, ir profundizando todo lo que es el modelo de asesoramiento y de gestión, y entrar en el mundo de las finanzas corporativas”, delinea.

En particular, Ureta describe una estrategia anclada en captar inversionistas que –ya sea por temas de volumen patrimonial o sofisticación– actualmente se quedan fuera del mercado de la banca privada. Para esto, se están enfocando en las soluciones tecnológicas y en la oferta de productos temáticos.

Transformación digital

“Lo que vemos es que, en el mundo del asesoramiento, las tecnologías y las herramientas online permiten dar un servicio casi de banca privada al ahorrador con un patrimonio menor o menos sofisticado”, señala el presidente de Renta 4.

Para Ureta, la industria de la asesoría financiera está viviendo una revolución de transformación digital comparable con lo que sucedió cuando se instaló la inversión a través de internet.

El ejecutivo español prevé que el mundo de las inversiones se va a ir expandiendo, lo que incorporará a segmentos del mercado que tienen interés por invertir pero todavía no tienen acceso.

“Si uno quiere llegar a públicos más amplios y más diversos, la tecnología es imprescindible. Hay millones de soluciones de inversión y muchos públicos distintos. Es muy difícil hacer cuadrar ambas cosas sin una tecnología de apoyo muy importante”, comenta.

En esa línea, la idea de Renta 4 para consolidarse en la región andina es impulsar este tipo de soluciones, no sólo para sus clientes a través de plataformas y programas de inversión, sino que también dentro de su propia red comercial.

Inversiones temáticas

De la mano con potenciar el canal digital, en Renta 4 están enfatizando en la inversión temática. “Creemos que por ahí hay que profundizar para ir dando plataformas de accesos a temáticas de inversión a los clientes, independiente de cuál sea su nivel de conocimiento o su nivel patrimonial”, señala Ureta.

El segmento de fondos temáticos, explica, no son vehículos con costos más altos o de difícil acceso para el público retail actualmente. Para el presidente del banco de inversiones español, “lo más difícil en el mundo de la inversión no es el que no haya alternativas, porque hay millones de alternativas”. El desafío, dice, es cómo presentar estas opciones “de una forma adaptada a cada segmento de clientes y de forma categorizada”.

En ese sentido, en la plataforma digital de Renta 4 ofrecen temáticas vigentes –como energía, commodities y transformación digital, entre otros–, en un contexto en que los inversionistas tienden a tener preferencias sobre en qué tendencias invertir.

La pandemia de COVID-19, en particular, levantó algunas temáticas a nivel global que se han convertido en destinos populares para los capitales de inversionistas individuales. Este fue el caso de sectores como la salud ­–incluyendo las industria de telemedicina y biotecnología–, las nuevas energías o la digitalización, como la ciberseguridad, la tecnología de nube, las redes sociales y el e-commerce.

 

 

menu