Última actualización: 00:53 / Miércoles, 14 Octubre 2015
Compran los derechos del libro

Paramount y la productora de Leonardo DiCaprio llevarán a la gran pantalla el escándalo de Volkswagen

Imagen
Paramount y la productora de Leonardo DiCaprio llevarán a la gran pantalla el escándalo de Volkswagen
  • La película se basará en el libro que ya escribe el corresponsal económico en Europa del New York Times, Jack Ewing, informaron varios medios estadounidenses
  • Hollywood se prepara para lanzar varias películas sobre los daños causados al medioambiente por grandes corporaciones
  • DiCaprio no tiene previsto actuar en el film, sino más bien servir como productor, así que algunas televisiones en Estados Unidos ya se están preguntando quien hará el papel del CEO del fabricante de automóviles, Martin Winterkorn

El escándalo de Volkswagen pasará a la historia no sólo por la proporción del fraude y las multas a las que se enfrenta el gigante de la automoción en todo el mundo. La multinacional alemana, acusada de trucar sus motores para falsear los datos en las pruebas de emisiones, tendrá su propia película.

Paramount y la productora de Leonardo DiCaprio, Appian Way, han comprado los derechos para llevar a la gran pantalla la historia, basándose en el libro que ya escribe el corresponsal económico en Europa del New York Times, Jack Ewing, informaron varios medios estadounidenses.

Hollywood se prepara para lanzar varias películas sobre los daños causados al medioambiente por grandes corporaciones. Sin ir más lejos, Mark Wahlberg, estrenará en 2016 la película Deepwater Horizon, que contará la historia de la catástrofe natural causada por el vertido de crudo de la plataforma petrolífera de BP en el golfo de México en 2010.

DiCaprio no tiene previsto actuar en el film, sino más bien servir como productor, así que algunas televisiones en Estados Unidos ya se están preguntando quien hará el papel del CEO del fabricante de automóviles, Martin Winterkorn, que se vio obligado a dimitir pocos días después de que Volkswagen admitiera haber instalado un software ilegal en sus automóviles diesel para superar las pruebas de emisiones de gases contaminantes de sus vehículos.

La compañía se enfrenta a una posible multa de hasta 18.000 millones de dólares sólo en Estados Unidos. Esta es la crisis más grande del fabricante de automóviles en sus 78 años de historia.

menu