Última actualización: 10:50 / Jueves, 1 Julio 2021
Entrevista con la jefa del equipo de deuda de mercados emergentes e internacionales

Las tasas de interés seguirán respaldando los flujos a Latinoamérica, según Anupam Damani, de Nuveen

Imagen
  • "Una cartera de inversiones diversificada que incluya varios países y monedas podría ayudar a mitigar el impacto de la inflación de cualquier mercado único"
  • "Los mercados emergentes todavía se ven atractivos. Es más, la diversidad de oportunidades establecidas dentro de la clase de activos ofrece varios puntos en los que vemos un valor excepcional”
  • "Favorecemos a países con rendimientos atractivos, después de tener en cuenta la inflación, emisores que demuestran liderazgo en métricas ESG en comparación con sus pares, y activos como FX que se benefician del aumento de las tasas"

Inflación, tipos de interés y flujos hacia emergentes - y especialmente a Latinoamérica - son algunos de los grandes temas de interés para los inversores en este segundo año de la pandemia de coronavirus. Anupam Damani, CFA, es portfolio manager en Nuveen. Especialista en renta fija global, encabeza el equipo que selecciona activos no estadounidenses en los mercados internacional y emergente.

La primera pregunta para la experta tiene que ver con los temores a una subida de la inflación. Damini reconoce que tanto los bancos centrales como los inversores es en qué medida estas presiones son transitorias o más permanentes.

“En los mercados desarrollados, como Estados Unidos, esperamos que estas presiones sean temporales, pero estamos siguiendo de cerca los datos. En la medida en que tengamos razón, esperamos que la Fed sea muy paciente en términos de aumento de las tasas. Para las economías latinoamericanas, hay dos puntos clave a tener en cuenta 1) hemos visto una persistencia de la inflación de bienes y 2) los precios de los alimentos pesan más en la canasta del IPC que para las economías desarrolladas, por lo que la dinámica es diferente con más riesgos al alza y un mayor margen para que aumenten las tasas de política monetaria”, señala.

“En este contexto, una cartera de inversiones diversificada que incluya varios países y monedas podría ayudar a mitigar el impacto de la inflación de cualquier mercado único. Los mercados emergentes, en particular, sirven como una gran herramienta para la diversificación con más de setenta países para elegir. Mientras que en América Latina ha habido crecientes presiones sobre los precios, en Asia, por ejemplo, la inflación ha sido moderada y ofrece un perfil de inversión diferente. Dentro de los mercados emergentes, generalmente favorecemos a los países con una inclinación hacia las reformas y a los exportadores de materias primas, así como a los que tienen una fuerte orientación comercial”, explica la gestora de Nuveen.

Las tasas de interés seguirán respaldando los flujos hacia Latinoamérica

Anupam Damini explica que su equipo sigue esperando un entorno de tasas de interés relativamente bajas en los mercados del G10 que seguirá respaldando los flujos financieros hacia América Latina, “ya que los inversores deben mirar más allá de los sectores tradicionales para cubrir la brecha entre sus necesidades de ingresos y los rendimientos actuales disponibles para ellos”.

“Las entradas a los mercados emergentes en su conjunto han sido sólidas y, en respuesta a la demanda, así como a las necesidades de financiación derivadas de la pandemia, la emisión en todos los segmentos de mercados emergentes de moneda fuerte, empresas y moneda local ha sido igualmente sólida. A diferencia de otras clases de activos, donde las valoraciones parecen estiradas, los mercados emergentes todavía se ven atractivos. Es más, la diversidad de oportunidades establecidas dentro de la clase de activos ofrece varios puntos en los que vemos un valor excepcional”, añade.

Anupam Damani piensa que la desaparición de las medidas de emergencia relacionadas con la pandemia, como el programa de compra de activos de la Reserva Federal de EE. UU., creará una volatilidad que requerirá que los inversores sean selectivos.

“Hasta la fecha, la recuperación de la pandemia ha sido desigual, pero lo que nos hace más optimistas para una puesta al día generalizada es la anticipación de un "acantilado inverso" de vacunas, donde el superávit de dosis en rápido crecimiento en los países desarrollados se va exportando para aliviar las limitaciones de suministro en el resto de los países del globo. En América Latina, estamos observando de cerca que los marcos fiscales de mediano plazo sigan siendo prudentes después de los grandes y necesarios desembolsos fiscales de los gobiernos el año pasado para ayudar a mitigar algunos de los efectos de la pandemia”, señala.

Oportunidades y desafíos únicos para Latinoamérica

Damani explica que los mercados emergentes no son una clase de activos monolíticos y que existe una diversidad significativa de emisores, así como segmentos distintos dentro de la clase de activos, como soberanos, quasis y corporativos en moneda fuerte y moneda local.

"Hoy, en América Latina, existen oportunidades y desafíos únicos para los inversionistas en la región. El coronavirus ha expuesto algunas de las debilidades en la región y lo estamos viendo manifestarse a través del aumento del descontento social, el deslizamiento fiscal y los resultados electorales que se han inclinado más hacia la izquierda. Esto crea riesgos a largo plazo de erosión de las políticas institucionales y ortodoxas. Las presiones inflacionarias y un intenso calendario político han magnificado algunos de esos riesgos. Sin embargo, el aumento de los precios de los productos básicos, el aumento de las tasas de vacunación junto con los aumentos de las tasas en algunos países también están creando oportunidades interesantes", señala.

Los mejores activos en Latinoamérica

"Dentro de la región, favorecemos a países con rendimientos atractivos, después de tener en cuenta la inflación, emisores que demuestran liderazgo en métricas ESG en comparación con sus pares, y activos como FX que se benefician del aumento de las tasas. En Brasil, hemos visto cómo el real comienza a repuntar, ya que el Banco Central de Brasil ha mostrado su voluntad de actuar con decisión para normalizar la política monetaria y anclar las expectativas de inflación", detalla la especialista de Nuveen.

México ha sido un mercado atractivo en moneda local que se ha beneficiado de los fuertes vínculos con EE. UU., donde la economía se está recuperando rápidamente un enfoque fiscal disciplinado durante la pandemia, una política monetaria prudente que ancla el peso y las recientes elecciones legislativas reintrodujeron un freno al ejecutivo, explica.

"En la deuda en moneda fuerte, vemos valor en países selectos de alto rendimiento donde los gobiernos han mostrado su voluntad de reducir los déficits fiscales nuevamente en línea después del deterioro de las finanzas públicas relacionado con la pandemia, como en la República Dominicana.También existen oportunidades selectas en soberanos con grado de inversión, siendo Uruguay un ejemplo de ello. La administración de Lacalle asumió el cargo en medio de la pandemia, pero aún implementó una agenda de austeridad con una regla fiscal de múltiples frentes. En el ámbito corporativo, nos siguen gustando las empresas y las finanzas brasileñas y mexicanas, ya que las métricas crediticias se mantienen estables y las empresas han ampliado su perfil de madurez. También estamos buscando juegos de energía renovable en Centroamérica que estén diversificados en energía eólica y solar", afirma Damani.

Argentina y Brasil, los dos gigantes latinoamericanos

Sobre Argentina, la portfolio manager considera que "Todavía estamos un poco alejados de los flujos de capital que regresan a Argentina. Si bien es cierto que hemos visto alguna mejora en el desempeño económico y la reconstrucción de reservas, es poco probable que sea duradero sin un programa económico coherente e integral que se centre en reformas reales. La temporada de exportación de soja ya ha quedado atrás en gran medida y las entradas extranjeras serán más limitadas a medida que disminuya este significativo viento de cola".

"Lo que consideramos necesario para impulsar los flujos de capital hacia Argentina es un marco económico coherente y ortodoxo. Esto va más allá incluso de un programa del FMI, que es una condición necesaria. Esperamos que un programa del FMI sea un paso inicial, pero necesitamos que las autoridades se comprometan con un programa macroeconómico sostenible. Dadas las elecciones de mitad de período, nuestra expectativa sigue siendo que el acuerdo con el FMI se prorrogue hasta principios de 2022", añade.

A corto plazo, hay optimismo sobre Brasil como exportador de una variedad de materias primas, con valoraciones aún atractivas, y un Banco Central que eleva las tasas para anclar la inflación: "También somos optimistas sobre la trayectoria de la economía a medida que se aceleran las vacunas. Mejorar el crecimiento también aliviaría cierta presión política para un mayor gasto social y permitiría al gobierno volver a su agenda de reformas. A largo plazo, somos conscientes de los riesgos potenciales que podrían traer las elecciones de 2022 y la carga de la deuda aún pesada que la próxima administración deberá abordar junto con algunas de las rigideces de la economía que requieren reformas estructurales. El límite de gasto existente proporciona una barrera de seguridad, pero esto también enfrentará presiones dado el alto nivel de gastos obligatorios", añade.

México y la región andina

"Las perspectivas de la economía mexicana dependerán en gran medida de las de EE. UU., ya que esperamos que las remesas y el sector exportador sean motores de la demanda interna que respalden el crecimiento en 2022. El gasto disciplinado también ha mantenido los saldos fiscales saludables en comparación con sus pares regionales. La economía aún enfrenta obstáculos estructurales y una incertidumbre persistente en torno a las políticas de la administración que han llevado a una erosión del clima de inversión, lo que limita aún más el crecimiento. Aunque no somos demasiado optimistas sobre el crecimiento de México, todavía ofrece rendimientos sólidos y con fundamentos macroeconómicos sólidos", dice Damani.

Para la experta, la región andina es la parte de América Latina que tradicionalmente se considerada la más sólida en términos de instituciones y marcos de política macroeconómica. Pero allí es donde posiblemente se ha experimentado el mayor cambio de perspectiva: “La pandemia realmente sacó a la luz las disparidades de ingresos en la región y mayores demandas sociales de la población que está presionando las perspectivas fiscales y económicas generales. Muchos de estos problemas ya estaban comenzando a aflorar como vimos en Chile con las protestas que comenzaron en 2019”.

“Todavía estamos en el proceso de determinar cuánto del deterioro fiscal cíclico se volverá estructural. El escenario más probable es un aumento del gasto social, siendo las preguntas importantes cuánto y quién paga. Somos conscientes de que la región se encuentra en una encrucijada sociopolítica importante y los acontecimientos a corto plazo, desde la constitución de Chile hasta las elecciones de Colombia, bien pueden determinar la trayectoria en los próximos años. Sin embargo, este momento único, tanto dentro de la región como a nivel mundial después de la pandemia, presenta una oportunidad para que los gobiernos se concentren en construir modelos de crecimiento más sostenibles, ecológicos e inclusivos”, asegura Anumpam Damani.

“El sector privado, las instituciones multilaterales, las economías desarrolladas y los inversores internacionales pueden desempeñar un papel clave para ayudar a los gobiernos en esos esfuerzos siendo creativos y utilizando soluciones innovadoras que combinen las necesidades de las personas con las demandas de los inversores a través de instrumentos como bonos de sostenibilidad y otros productos vinculados a la inversión ESG”, concluye.

 

Anupam Damani es portfolio manager del equipo global de renta fija de Nuveen y dirige el equipo del sector combinado de mercados internacionales y emergentes, que selecciona valores crediticios no estadounidenses para todos los productos. Es la gestora principal de cartera de la estrategia de bonos internacionales y co-gestora de cartera de la estrategia de combinación de mercados emergentes y se especializa en crédito soberano internacional, tipos globales y divisas. Anupam también es miembro del Comité de Inversiones, que analiza y debate la política de inversión para todos los productos de renta fija global.

 

menu