Última actualización: 10:28 / Martes, 15 Junio 2021
La fintech chilena de carteras ETF 100% virtual

La revolución millennial de Fintual lo lleva de 75 a 500 millones de dólares en un año

Imagen
La fintech Fintual fue fundada en 2016 en Chile
  • El modelo de negocio de la firma ha atraído especialmente el interés de los inversionistas jóvenes, con una edad promedio de alrededor de 33 años entre clientes
  • La base de las carteras de inversión de la firma son los ETF, elegidos por su alta diversificación, bajos costos de administración y alta liquidez
  • Fintual cuenta actualmente con cuatro fondos mutuos en Chile, nombrados por actores famosos de Hollywood: Risky Norris, Moderate Pitt, Conservative Clooney y Very Conservative Streep, de más a menos riesgoso

En un punto de la Ruta 68, que sale de Santiago de Chile hace el popular balneario Viña del Mar, un cartel hace un llamado: “Pregúntale a tu hija por Fintual”. El anuncio publicitario es un claro guiño a que el crecimiento de la fintech chilena – que ha sextuplicado sus activos bajo administración en los últimos 12 meses – ha estado impulsado en parte por una fuerte conexión con la llamada generación millennial.

Fintual nació en 2016, bajo la premisa de “democratizar” las inversiones, bajando el ahorro en el mercado financiero del Olimpo de los CFA. El modelo de la empresa –fundada por Agustín Feuerhake, Omar Larré, Andrés Marinkovic y Pedro Pineda– es 100% digital y está basado en la inversión en carteras de ETF, para mantener los costos bajos, independiente del capital de las personas.

En el equipo de la fintech atribuyen el éxito que han tenido al haber detectado una necesidad no cumplida. “Hicimos simple y transparente un proceso que muchas personas pensaban que era sólo para gente con mucha plata, con papeleo, trámites presenciales y que requería conocimiento de inversiones para poder invertir bien”, explica Francesca Finaldi, miembro del equipo de Crecimiento y PR y una de las primeras personas en entrar a trabajar a la firma.

En esa línea, Finaldi describe el inicio de Fintual como una “solución para personas que no sabían bien cómo invertir”, que luego fue sumando personas que querían aprender de finanzas y personas que sabían cómo participar del mundo financiero pero que vieron a la fintech como una mejor alternativa a la industria tradicional.

El boom del año del coronavirus

Si bien el crecimiento de la gestora ha sido sostenido a lo largo de los años, el verdadero boom lo vieron el año pasado, en un período que el ahorro colectivo se vio potenciado en Chile por la pandemia y los retiros parciales de fondos previsionales.

En mayo de 2020, la firma contaba con alrededor de 75 millones de dólares en activos administrados. Ese mismo mes en 2021, contaban ya con 500 millones de dólares.

A futuro, las metas son ambiciosas. Finaldi indica que la firma aspira a llegar a los 1.000 millones de dólares administrados este año. Además, buscan seguir creciendo en México, donde recientemente lanzaron dos fondos para complementar su operación y consiguieron el visto bueno regulatorio para hacer un proceso de on-boarding completamente digital.

Sangre joven

Los números muestran que Fintual ha sido la puerta de entrada al mundo financiero para muchos de sus clientes: la mitad de sus inversionistas, señala su página web, está invirtiendo por primera vez.

Un tercio de sus más de 55.000 clientes son mujeres, con una edad promedio de 34 años, mientras que los hombres promedian 32 años.

¿Qué los ha llevado a conectar con los menores de 40 años? Finaldi lo atribuye al haber simplificado un proceso que solía ser “lento y engorroso”. “Sabemos que las nuevas generaciones son nativos digitales. Con Fintual puedes abrir tu cuenta de inversiones desde el celular y en 20 minutos tener la plata invertida y con todos los números transparentes y a la vista, desde las rentabilidades históricas hasta las comisiones”, explica.

En esa línea, en la fintech también destacan la cercanía que tienen con sus usuarios, donde –en vez del tradicional call center– todos los trabajadores de la oficina responden dudas en un chat en la aplicación de lunes a viernes. “No queremos que las inversiones sean una nebulosa que la gente entienda poco. Queremos que entiendan el proceso y que estén conformes”, indica.

Además, la compañía tiene una operativa interna que suele asociarse a generaciones más jóvenes. Con una filosofía de la horizontalidad, no trabajan con cargos, sino como miembros de distintos equipos. También han levantado interés en Chile por algunas de sus políticas de recursos humanos, como ofrecer siete semanas de vacaciones anuales a sus trabajadores.

El ETF: piedra angular del modelo de Fintual

El proceso, desde el perfilado de riesgo y registro del nuevo inversionista hasta los depósitos, es 100% digital. Pero aunque Fintual no se parece a una administradora de fondos tradicional, a los ojos de la Comisión para el Mercado Financiero –el regulador del mercado financiero chileno–, es un asset manager más, que cumple con los requisitos locales.

La piedra angular del modelo de negocios es el ETF. En la fintech se definen a sí mismos como seguidores de una “filosofía pasiva de inversiones”, con carteras en base a fondos indexados y cuotas de fondos con comisiones bajas, lo que les permite mantener los costos bajos.

De estos instrumentos les atrajo la alta diversificación de activos subyacentes, las comisiones bajas y los altos niveles de liquidez. “Hacemos un estudio profundo para elegir un portafolio enfocado en la rentabilidad a largo plazo. Tenemos una estrategia buy & hold, muy costo-eficiente”, indica Finaldi.

Fintual cuenta actualmente con cuatro fondos mutuos en Chile, nombrados por actores famosos de Hollywood: Risky Norris, Moderate Pitt, Conservative Clooney y Very Conservative Streep, de más a menos riesgoso. Este último tiene una comisión variable –según un objetivo de rentabilidad– y los otros tres tienen tarifas de 1,19% anual en la serie regular y de 0,49% anual en la serie de Ahorro Previsional Voluntario (APV).

En México, cuentan con tres vehículos, también repartidos en el espectro de la relación riesgo/retorno.

menu