Última actualización: 12:38 / Jueves, 20 Junio 2019
Debate en el sector

Inclusión financiera, volatilidad y falta de regulación: Facebook impulsa el interés por las criptomonedas con su divisa Libra

Imagen
Inclusión financiera, volatilidad y falta de regulación: Facebook impulsa el interés por las criptomonedas con su divisa Libra
  • El lanzamiento de Libra reabre el debate sobre la separación de las divisas del control de los estados
  • Según explica la red social, su moneda servirá para avanzar en la inclusión financiera de miles de millones de personas en el mundo
  • Julius Baer, eToro, CaixaBank, Bankia y Triodos Bank comparten sus valoraciones sobre el lanzamiento de la criptodivisa Libra de Facebook

Facebook da un paso de gigante y presenta oficialmente Libra, su moneda digital, y Calibra, su “cartera digital”. Según los expertos, lejos de ser algo anecdótico, la red social acerca el mundo de las criptomonedas a sus más de 2.5000 millones de usuarios y nace con el apoyo de más de 100 compañías, entre ellas MasterCard, PayPal o Visa.

Desde el sector financiero se sigue muy de cerca este lanzamiento y la evolución de este tipo de criptoactivos, sujetos a una alta volatilidad y a un marco regulatorio que todavía no está de todo claro, pero sin duda reconocen que este anuncio está generando más interés por parte de los inversores en el universo de las criptomonedas.

“Con más de 2.500 millones de usuarios mensuales, Facebook tiene un requisito previo único para respaldar una nueva moneda global. La compañía cree que mover el dinero a nivel mundial debería ser tan fácil, rentable e incluso más seguro que enviar un mensaje o una foto. Libra se basará en la tecnología blockchain y, a diferencia de la mayoría de las otras criptomonedas, será una moneda estable, vinculada a una cesta de monedas y respaldada por una reserva de activos que consiste en depósitos bancarios y valores gubernamentales a corto plazo”, explica Alexander Ruchti y Roberto Cominotto, analistas de Julius Baer.

En este sentido, desde Facebook argumenta que “para muchas personas en todo el mundo, los servicios financieros básicos aún están fuera de alcance: casi la mitad de los adultos en el mundo no tienen una cuenta bancaria activa y esas cifras son peores en los países en vías de desarrollo y aún peor para las mujeres. El coste de esa exclusión es alto: aproximadamente el 70% de las pequeñas empresas en los países en desarrollo carecen de acceso al crédito y los migrantes pierden 25.000 millones de dólares cada año por el coste que tienen las remesas”.

En parte esto ha motivado el lanzamiento de este criptomoneda que, según ha explicado la compañía, es código abierto y basada en tecnología blockchain, y estará disponible a partir de 2020 en algunos países. Los pagos se realizarán a través de una “cartera digital”, llamada Calibra, que servirá de plataforma de pagos para Facebook, Messenger y Whatsapp.

Para Yoni Assia, cofundador y consejero delegado de eToro, la adopción de criptomonedas es un fenómeno que va más allá del dinero. “Se trata de una política global y local, y de la separación entre el dinero y los estados; lo que la convierte en una herramienta poderosa.  Libra podría significar una mayor inclusión financiera y un mayor acceso a la economía digital. La revolución de las criptomonedas está provocando una era de dinero no gubernamental, es decir, de dinero que se basa en un tecnología y no en la confianza de los gobiernos. Con más de 2.500 millones de personas sin acceso bancario en el mundo y la mayoría de la población mundial utilizando monedas locales menos líquidas o ineficientes, existe una gran oportunidad tecnológica para conectar a miles de millones de personas a una economía a través de una moneda impulsada por tecnología”, explica Assia.

Tema de debate

Sin embargo, desde el sector financiero recuerdan que todavía hay muchos puntos que aclarar respecto a las criptomonedas y piden cautela. "Es pronto y no tenemos los detalles aún, además hay que tener en cuenta que el hecho de que la divisa sea un vehículo de ahorro tiene que ver con las garantías de depósitos. Sin duda para pagos transnacionales puede ser un competidor importante de otras divisas porque puede haber ahorro del cambio de monedas y puede tener cierta virtualidad al ser una cesta de monedas por dar estabilidad, pero el hecho de que sea cesta de monedas plantea cuestiones de convertibilidad y esto va a generarle costes a Facebook porque tendrá que afrontar potenciales pagos en otras divisas. El demonio está en los detalles y habrá que esperar a ellos para emitir un juicio más certero", ha señalado Jordi Gual, presidente de CaixaBank, en el marco del curso ‘Las finanzas sostenibles y su importancia en el futuro de la economía’, organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), y que se celebra en la Universidad Menéndez Pelayo (UIMP), en Santander (España).

Durante este mismo encuentro, la nueva divisa se ha convertido en un auténtico tema de debate en que han querido opinar algunos de los actores del sector financiero. Por ejemplo, Mikel García Prieto, director general de Triodos Bank en España, comentaba: “No lo veo un tema innovador para resolver los problemas que pueda tener el sistema actual. El problema no es la moneda sino el uso que se hace de la moneda. Es tan complejo el sistema monetario que cualquier elemento nuevo que entre lo tendrá que hacer con cierta progresividad porque es un entorno complejo y una entrada disruptiva generaría demasiada volatilidad".

Por su parte José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, apuntó que la decisión de Facebook hay que analizarla bien. "Yo creo que la operación de Facebook y demás protagonistas es un tema que tenemos que analizar con atención porque es relevante, pero muy indiciario: a partir de aquí queda mucho terreno por jugar desde el punto de vista de mercado, comercio, personas..., pero sobre todo desde el punto de vista regulatorio, de ciberseguridad y privacidad de los datos", afirmó durante la celebración de las jornadas mencionadas.

El punto de vista sobre la seguridad de este tipo de monedas lo puso Luis Fernando Hernández García, coronel de la Guardia Civil, cuerpo de seguridad del Estado de España que lanzó su propia criptomoneda, Tricoin, en 2009: “Es un mundo sin regular. El mundo de las finanzas ha abrazado esto de forma alegre, pero deben ser reguladas; por ahora no tienen regulación ni respaldo. Yo lo llamo el dinero Monopoli, lo veo arriesgado y Facebook se mete en esta historia porque ha visto negocio. El hecho de que estas grandes compañías quieran abarcarlo todo me hace recordar cierto libro de Orwell y me preocupa bastante".

En este mismo sentido, pero algo menos alarmista, se ha mostrado Luis de Guindos, vicepresidente del BCE, quien ha recordado que todavía no se conoce la totalidad ni profundidad del proyecto. "Si es un instrumento para facilitar pagos a consumidores, es positivo pero lógicamente esta moneda tendrá que cumplir con las condiciones regulatorias, como confidencialidad, blanqueo de capitales, potencial impacto a la estabilidad financiera… A priori no podemos dar una opinión pero los supervisores en todo el mundo establecerán condiciones regulatorias y estándares tan elevados como los de otros sistemas de pago”, ha explicado De Guindos.

Por último, José María Roldán, presidente de la AEB, se mostró crítico y puso el énfasis en que la criptomoneda vaya a estar respaldada por activos. "Le dará estabilidad, pero va a ser más cara y compleja su gestión, porque no existe creación de dinero pero sí un coste de gestión que no sé cómo se va a recuperar. Soy escéptico sobre el impacto de la moneda virtual sobre la inclusión financiera en países en vías de desarrollo, no veo que sea un elemento de lucha contra la inclusión financiera”.

menu
menu