Última actualización: 05:02 / Martes, 12 Noviembre 2019
Entrevista con el presidente de Orfeo Capital

“Hasta que las gestoras independientes no dejen de ser residuales, los fondos seguirán siendo un producto más para nutrir la cuenta de resultados de los bancos”

Imagen
orfeo
  • “En poco tiempo tendremos tres fondos domiciliados en España y un poco después otro en Luxemburgo denominado en dólares”
  • "No creo que la asesoría que está brindando la banca actualmente a los ahorradores sea la que la mayoría de éstos necesitan, que es una cartera de fondos”
  • "El retorno absoluto más que una estrategia es sobre todo un estilo de gestión, cuyo principal objetivo es la preservación del patrimonio, y eso no se consigue mezclando una cartera de fondos con objetivos y estilos dispares”
  • "El momento ha cambiado, el exceso de liquidez que existe en el mercado lo tiene distorsionado; hay que ser mucho más cautos, porque volveremos a ver vaivenes como los del cuarto trimestre del año pasado”
  • “Hasta ahora gestionamos el private equity a través de sociedades mercantiles, pero cuando materialicemos las ventas de la cartera, constituiremos un fondo; sobre todo, las fortunas latinoamericanas me lo demandan constantemente”
  • “MiFID II está escrita para proteger al consumidor, pero realmente para lo único que ha valido es para proteger aún más a la mayor red de distribución que existe, los bancos”
  • “Creo que los bancos centrales están para intervenir en momentos críticos, pero no hasta este nivel”

Las sicavs como vehículo de inversión están muertas en España. Así lo cree Miguel Ángel Temprano, presidente de una gestora de reciente creación en España, Orfeo Capital. Entre otros motivos, por eso ha decidido transformar sus vehículos -antes sicavs- a fondos de inversión. Con una perspectiva de retorno absoluto, que es otra cosa de lo que a veces nos hacen creer, dice en esta entrevista con Funds Society, gestiona un fondo de renta fija mixta y próximamente tendrá en el mercado otro de renta variable, un tercero más conservador y finalmente, un cuarto denominado en dólares y domiciliado en Luxemburgo, y dirigido también al inversor latinoamericano. Orfeo opera en mercados cotizados y de private equity, y en esta actividad, además de en España, tiene presencia en Londres, Ciudad de Panamá, Ciudad de México, Bogotá y Lima.

¿Podría resumir la historia de Orfeo Capital, desde su nacimiento en 2008 hasta su forma actual de sociedad gestora?

Orfeo Capital nace como un family office ante la una gran venta de una empresa de la llamada nueva economía, Arsys. Los vendedores creen necesario contratar a un profesional del sector con experiencia reconocida y me hacen una oferta para que me incorpore. Junto con el equipo que creé gestionamos durante unos años este inmenso patrimonio.

La manera de llevar a cabo esta labor hizo que otros patrimonios nos solicitaran que también trabajásemos para ellos, pero primero el escaso interés que yo mismo manifesté y posteriormente la falta de licencia para hacer tal cosa impidió que esto ocurriera. Al final mi equipo me convenció de dar el salto y solicitamos una licencia de EAF, que luego resulto no valer para asesorar a nuestros propios vehículos, así que hasta aquí hemos llegado, a transformarnos en una sociedad gestora, que en poco tiempo tendremos tres fondos domiciliados en España y un poco después otro en Luxemburgo denominado en dólares.

¿Cuáles fueron los motivos que les llevaron a convertirse en gestora? ¿Influyó la nueva regulación?

La nueva regulación no fue un motivo, quizá sí la ignorancia de algún político de extrema izquierda y el miedo del resto a decirle que es ignorante sea lo que nos ha obligado a convertir las sicavs en fondos de inversión. A lo mejor en el futuro hasta debamos darle las gracias, por habernos obligado a dar el paso, pero no oculto que eso, sumado a la nueva regulación se ha convertido en una yincana, solo apta para muy perseverantes.

¿Qué tipo de vehículos gestionan?

Nuestros vehículos eran sicavs y para mí son vehículos cuya libertad de gestión hace que sean óptimos para muchos ahorradores. Como he dicho, nos dirigimos hacia fondos de inversión. Uno ya está en pleno funcionamiento y otro está en el horno. Yo no creo que la asesoría que está brindando la banca actualmente a los ahorradores sea la que la mayoría de éstos necesitan, que es una cartera de fondos.

Si usted va al mercado a por limones, no vale que el frutero le ponga en su bolsa naranjas y pomelos, porque no va a tener lo bueno de los limones que es lo que usted quiere y sí se va a comer lo malo de las naranjas y de los pomelos, y la mezcla no se parece en nada a los limones. Pues lo mismo ocurre si mezcla fondos de renta fija y renta variable para reducir la volatilidad. En teoría sí lo consigue, en la práctica no.

El retorno absoluto más que una estrategia es sobre todo un estilo de gestión, cuyo principal objetivo es la preservación del patrimonio, y eso no se consigue, ni de lejos, mezclando una cartera de fondos con objetivos y estilos dispares.

¿Cuáles son sus claves de gestión en renta variable, renta fija, private equity…?

Los dos primeros son muy diferentes del tercero, pero no en la diferencia que se ha puesto de moda pero que no es cierta, su volatilidad. La diferencia principal radica en su liquidez. Un inversor de private equity debe saber que está atado a la inversión por al menos cinco años, mientras un inversor en valores cotizados busca o al menos sabe que sus activos son líquidos con una seguridad muy elevada.

Y si los activos son diferentes, el estilo de gestión también debe ser muy diferente.Nosotros trabajamos con ambos, pero de muy diferente manera. Sobre los activos cotizados hemos cambiado nuestra estrategia. Manteniendo nuestro principio de estudio y análisis propio, es decir ejecutado íntegramente por nosotros, y donde por tanto no invertimos en nada que no conocemos y entendemos; ahora somos mucho más activos que lo éramos antes. Entendemos que el momento ha cambiado, que el exceso de liquidez que existe en el mercado lo tiene distorsionado y que hay que ser mucho más cauto que se era antes, porque volveremos a ver vaivenes del tipo del vivido en el cuarto trimestre del año pasado.

Esta tercera rama de private equity, ¿la están potenciando? ¿Cómo la canalizan?

Dentro de nuestro equipo hay verdaderos especialistas. Yo mismo llevo en ese mundo más de 20 años. Analizamos las compañías cotizadas con una óptica diferente a los analistas convencionales porque hemos y seguimos gestionando compañías. Es muy importante leer bien los balances, pero solo se entienden de verdad cuando los has gestionado. Yo no quiero abandonar el private equity, no solo porque me gusta y me reporta muchas satisfacciones, sino porque me aporta una experiencia y una visión de otras empresas que el mero análisis de los valores no te aporta. Hasta ahora lo gestionamos a través de sociedades mercantiles, pero cuando materialicemos las ventas de la cartera, constituiremos un fondo. Sobre todo, las fortunas latinoamericanas me lo demandan constantemente.

¿Lanzarán o está en sus planes futuros lanzar nuevos fondos?

Como he señalado antes, sí. Las sicavs como vehículo de inversión están muertas en España. Los políticos, y sin motivo real, más allá de la propaganda propia, se las han cargado. Y eso a pesar de que la mayoría de, los mal llamados, fondos domiciliados en Luxemburgo que se comercializan y compran en España son realmente sicavs.  El primer fondo Universum, que es de renta mixta, está en el mercado. El segundo fondo está en el horno y en muy breve plazo de tiempo estará en el mercado. Será un fondo de renta variable y se llamará Talentum, y tendrá la misma estrategia de retorno absoluto que marca nuestro estilo de inversión. Probablemente en breve lancemos un tercero de perfil un poco más conservador y finalmente lanzaremos con seguridad un fondo denominado en dólares para nuestros inversores del otro lado del charco, donde su moneda de referencia es el dólar americano.

¿Qué pasa con el resto de fondos que están domiciliados en España? ¿Darán el salto a Luxemburgo?

Sí, lo planteamos. El motivo no es otro que a un inversor extranjero no le gusta comprar fondos españoles, y lo entiendo por dos motivos: el primero es que todavía los legisladores no han traspuesto a nuestra legislación las directrices ómnibus comunitarias, y eso que llevan publicadas diez años y esto hace que los otros bancos no quieran operan con la red bancaria española, y el segundo porque, inexplicablemente para mí, el regulador español no quiere tener fondos denominados en otra moneda que no sea el euro, pero el euro para los americanos y latinoamericanos no es más que una moneda de diversificación, y hay muchos que no contemplan la diversificación de la moneda dentro de su estrategia de inversión. Como dicho sea de paso les ocurre a muchos españoles, en sentido inverso.

¿Cuál es el objetivo de activos que planean conseguir a medio plazo, en unos 5 años?

Como gestor de empresas que soy solo contemplo un objetivo en mi labor diaria, a corto, a medio y a largo plazo, y es el mismo que busco que tengan los directivos de las empresas cotizadas y no cotizadas en las que invierto y no es otro que crear valor para mis accionistas. Y en el caso de la gestora lo conseguiré si hago un equipo de análisis y gestión cada vez más solido y consistente. Si aportamos rentabilidad a nuestros partícipes y si esa rentabilidad se la entregamos con el menor riesgo posible. Si hacemos esto y lo hacemos bien, cada vez seremos más grandes y diversificados, y estaremos contribuyendo a ese aporte de valor al accionista.

¿Ayudará en su crecimiento la nueva regulación a los fondos de inversión, así como el entorno de mercado de tipos bajos? 

MiFID II está escrita para proteger al consumidor, al inversor no profesional, pero realmente para lo único que ha valido es para proteger aún más a la mayor red de distribución que existe, los bancos. No me creo que el consumidor esté ni más ni mejor informado que antes, eso sí firma documentos a chorro, que termina eximiendo al distribuidor de absolutamente todo. Ah! y al resto nos genera una burocracia salvaje que nos come el día a día. También a los bancos, pero ellos al ser mucho más grandes están mucho mejor preparados para esto. Así que doble ventaja.

El entorno de tipos bajos es otra cosa. A mí este entorno no me gusta, y no me gusta porque es un entorno artificial, generado por una intervención brutal de los bancos centrales. Y algo que no me gusta es porque creo que no ayuda. Yo creo firmemente en la libertad de decisión de las personas y por lo tanto de los mercados. Creo que los bancos centrales están para intervenir en momentos críticos, pero no hasta este nivel. ¡Ya hay países que compran equity! ¿Se imaginan al BCE comprando acciones del Santander? Yo no quiero ni pensarlo. No sé si sería bueno o malo para el Santander, pero no para este mercado.

¿Cuáles son los principales retos para la industria de fondos en España?

Yo conocí la época donde la industria de este país estaba en manos de los bancos. La misma tuvo su desarrollo cuando eso dejó de ocurrir y entraron los fondos de inversión, que tenían un objetivo completamente diferente al de los bancos. Con la industria de los fondos ocurre lo mismo. Hasta que las gestoras independientes, como ocurre en EE.UU., no sean una parte importante en este negocio, y no una residual como hasta ahora, los fondos de inversión no serán más que un producto más para nutrir la cuenta de resultados de un negocio que debido a los bajos tipos de interés está con respiración asistida, el bancario.

¿Cuál es el papel que dan a la gestión independiente en nuestro país?

El papel nos guste o no se reduce a ser una boutique. Cuando quieres comprarte un traje de noche especial no vas a un gran almacén, vas a las pequeñas tiendas porque allí están los más bonitos, los que te los personalizan más a tu gusto, pero esas tiendas tienes que buscarlas. En nuestro lenguaje, somos los que estamos para demostrar que hay una parte del sector financiero que no es una industria de tornillos donde todos son iguales. Que se pueden hacer cosas mejor porque lo importante no es el bulto. El problema es que eso hay que pagarlo y competimos con un gigante que vende tornillos con una tienda en cada esquina, y no solo de tornillos sino del resto de la herramienta. En EE.UU., donde el sector está mucho desarrollado, la historia es completamente diferente.

¿Qué planes de expansión geográfica contemplan?

Como gestora de fondos cotizados, es decir, como empresa regulada estamos en Madrid y acabamos de abrir en Logroño. Como empresa de private equity estamos además de en estos dos sitios en Londres, Ciudad de Panamá, Ciudad de México, Bogotá y Lima. El Brexit, que estoy seguro que al final no se va a producir, marcará nuestro devenir europeo.

Recientemente Orfeo ha presentado en Sevilla sus servicios. ¿Cuál es el objetivo de esta presentación?

Sevilla ha sido el lugar elegido para presentar nuestro nuevo fondo de renta mixta con estrategia de retorno absoluto. Y de paso para presentar nuestra sociedad en Andalucía. El próximo paso es presentar el fondo de renta variable y mixta con estrategia de retorno absoluto en Logroño. Después vendrán Bilbao y Valencia

Para su información...

Miguel Ángel Temprano es bioquímico y economista, por la Universidades Complutense de Madrid y UNED. Completó su formación con un MBA en el IE Business School. Ha sido profesor de estrategia y de valoración, en Londres y en Madrid. Después de trabajar casi la mitad de sus 33 años de carrera profesional en grandes multinacionales industriales y de servicios, como UEE o Mayne Nickless, dio el salto a la gestión de patrimonios, gestionando fondos de  inversión, tanto de mercado secundario como primario y participando activamente en el desarrollo de las empresas. Actualmente dirige Orfeo Capital, una sociedad regulada por la CNMV que gestiona una serie de fondos de inversión de renta cotizada y de empresas no cotizadas, con el foco en el desarrollo tecnológico de internet o la modificación del sistema educativo y todas con un fuerte espíritu de crecimiento internacional.

menu