Última actualización: 05:08 / Miércoles, 8 Septiembre 2021
Soluciones de cambio climático

GAM lanza un fondo que invierte en bonos sostenibles emitidos por entidades financieras europeas

Imagen
  • El fondo será gestionado por Atlanticomnium S.A., una firma independiente de gestión de fondos con sede en Ginebra, que se ha especializado en la inversión en crédito
  • La estrategia adopta un enfoque activo, botton-up y de alta convicción, invirtiendo en bonos que asignan los ingresos a proyectos ecológicos
  • La estrategia tiene una calificación media de BBB+ y está clasificada como artículo 9 del reglamento europeo SFDR

GAM Investments ha anunciado el lanzamiento de una nueva estrategia de bonos climáticos sostenibles denominada GAM Sustainable Climate Bond. Según explica la gestora, el fondo invierte en bonos verdes y sostenibles emitidos por entidades financieras europeas. 

GAM destaca que el mercado de bonos relacionados con el cambio climático está valorado en más de 100 billones de dólares, y considera que la movilización de este capital es clave para avanzar en la transición hacia el bajo carbono; por este motivo, GAM ha decidido lanzar esta estrategia. El fondo será gestionado por Atlanticomnium S.A., una firma independiente de gestión de fondos con sede en Ginebra, que se ha especializado en la inversión en crédito desde su fundación en 1976 y que gestiona activos para GAM desde 1985. Según señalan desde GAM, “la nueva estrategia se basa en la experiencia del equipo y en su sólido historial de inversión en bonos de entidades financieras, así como en su consolidada trayectoria de análisis de emisores, de estrecha colaboración y de establecimiento de profundas relaciones con emisores y reguladores”. 

La estrategia adopta un enfoque activo, botton-up y de alta convicción, invirtiendo en bonos que asignan los ingresos a proyectos ecológicos elegibles en todos los límites del mercado con un impacto medible, como las energías renovables y los edificios ecológicos. Para identificar los bonos que el equipo de inversión cree que tendrán un impacto significativo, se aplica un marco de evaluación de bonos verdes propio. “Este marco se divide en tres niveles de análisis (emisor, bono y nivel de activos verdes) que se entrelazan en el proceso global y de larga duración del equipo. Cada nivel se evalúa individualmente, utilizando tanto investigaciones propias como datos de terceros. El compromiso es también una parte clave del marco del equipo, tanto para mejorar su análisis como para fomentar la mejora de los estándares dentro de cada pilar”, explican.  

Según indica la gestora, la estrategia tiene una calificación media de BBB+ y está clasificada como artículo 9 del reglamento europeo SFDR. Además, los inversores recibirán un informe anual de impacto, en el que se expondrá el beneficio medioambiental positivo cuantitativo asociado a su inversión.

En este sentido, el lanzamiento de este nuevo fondo de bonos climáticos sostenibles es una forma de reconocer el papel fundamental que desempeñarán los bancos en este ámbito y, en particular, en la transición medioambiental como principal fuente de financiación para las empresas europeas y para las pymes. En el primer semestre de 2021, la emisión de bonos verdes por parte de los bancos europeos alcanzó los 100.000 millones de dólares, impulsada por un récord de 33.000 millones de dólares solo en el primer semestre de 2021. Se espera que la emisión siga siendo fuerte, impulsada por los compromisos de los bancos para financiar la economía "verde".

“El cambio climático es uno de los mayores y más acuciantes riesgos para la economía mundial y los bancos tienen un papel fundamental en el impulso de la transición medioambiental, al apoyar tanto a las grandes como a las pequeñas empresas. Creemos que nuestra experiencia invirtiendo en el sector financiero y un sólido enfoque ascendente en la selección de bonos verdes son fundamentales para generar un impacto medioambiental positivo para nuestros inversores”, ha destacado Gregoire Mivelaz, gestor de fondos de Atlanticomnium.

Por su parte, Stephanie Maier, directora global de inversión sostenible y de impacto de GAM, ha señalado: “Los gestores de activos y patrimonios controlan más de 110 billones de dólares de capital y la forma en que se gestionen estos activos será clave para que seamos capaces de alcanzar el objetivo global compartido de cero emisiones netas para 2050 o antes. Creemos firmemente que los gestores de activos deben estar a la vanguardia para impulsar ese cambio y diseñar soluciones para ayudar a los clientes a navegar por la transición hacia el bajo carbono. La estrategia de bonos climáticos sostenibles es una oferta atractiva para los inversores que buscan generar un impacto medioambiental significativo y una rentabilidad atractiva”.

Además de este nuevo fondo, GAM se ha unido a la Iniciativa de Bonos Climáticos, cuyo objetivo es impulsar este proceso. “Estamos encantados de dar la bienvenida a GAM a la Iniciativa de Bonos Climáticos. Los bancos están desempeñando un papel fundamental a la hora de dirigir el capital a proyectos en todos los mercados que impulsan la transición verde y el desarrollo de soluciones como ésta son imperativo para ayudar a permitir un rápido cambio hacia una economía baja en carbono y resistente al clima”, ha añadido Sean Kidney, director general y cofundador de la Iniciativa de Bonos Climáticos.

menu