Última actualización: 06:57 / Miércoles, 25 Noviembre 2020
Plataforma de inversión en multiactivos

eToro lanza una nueva cartera que invierte en el auge del teletrabajo

Imagen
  • La cartera RemoteWork permitirá a los clientes invertir en empresas que se vean favorecidas por el auge del teletrabajo, como Zoom, Slack y Twilio
  • El fondo tiene una inversión mínima de 1.000 dólares y ofrecea los inversores herramientas y gráficos con el que controlar la evolución de la cartera
  • La cartera RemoteWork de eToro buscará aprovechar el éxito de esta tendencia y exponerse a un sector de rápido crecimiento

eToro, plataforma de inversión en multiactivos, ha anunciado el lanzamiento de RemoteWork, una cartera automática inteligente que da a los inversores minoristas acceso a una selección de empresas beneficiadas por el auge del teletrabajo. Entre las 25 compañías que conforman la cartera, se encuentran firmas como Apple, Alphabet y Zoom, junto a otros actores enfocados en el mercado empresarial que ofrecen servicios de cobertura al teletrabajo, como la gestión de accesos y la informática en la nube.

“RemoteWork nace en un momento en el que la pandemia está obligando a millones de empleados a trabajar desde sus casas por primera vez, una tendencia que muchos expertos creen que podría convertirse en permanente. Este hecho ha provocado un espectacular aumento de la demanda de servicios digitales, como videoconferencias, aplicaciones de mensajería, gestión de proyectos, gestión de documentos en línea y servicios de seguridad digital”, explican desde eToro.

La inversión mínima en la cartera es de 1.000 dólares y, al igual que el resto de carteras de la firma, cuenta con herramientas y gráficos que permiten a los inversores realizar un seguimiento de la evolución de la cartera, evaluar los riesgos y analizar la asignación de activos.

“El COVID-19 ha sido el principal catalizador del pico que ha experimentado la demanda de soluciones de teletrabajo por parte de las empresas, una tendencia que ha cobrado relevancia durante los últimos años. Muchas empresas se vieron obligadas a mandar a gran parte de sus plantillas a trabajar desde casa en cuestión de semanas y el probable resultado de todo ello sea un cambio duradero en la forma de trabajar, añade Dani Brinker, responsable de carteras de inversión en eToro.

Además, Brinker subraya que esta tendencia podría suponer el comienzo de un paso permanente a patrones de trabajo más flexibles. “El genio ya no puede volver a entrar en la lámpara ahora que hemos demostrado que no es necesario desplazarse a una oficina cinco días a la semana para realizar nuestros trabajos”, asegura.

El proveedor de videoconferencias Zoom comunicó un aumento del 3.300 % interanual en sus beneficios en el segundo trimestre después de que el confinamiento provocara un crecimiento del 458 % en el número de usuarios. Las acciones de la empresa se han revalorizado más de un 713 % desde comienzos de año. “La cartera RemoteWork combina empresas con las que muchas personas a buen seguro estarán trabajando todos los días con otras que están prestando servicios en segundo plano que son esenciales para un futuro en el que el teletrabajo tendrá cada vez más peso”, explica el experto.

Asimismo, Docusign anunció un crecimiento interanual del 45 % en los ingresos en el segundo trimestre después de que el COVID-19 diera lugar a una mayor necesidad de firmar documentos electrónicamente.  El confinamiento también ha incrementado el número de marcas que han adoptado estrategias digitales. Shopify, que ofrece las herramientas necesarias para crear una empresa de comercio electrónico, anunció que sus ingresos se habían casi duplicado respecto al año anterior.

La cartera RemoteWork de eToro, que se lanza el 19 de octubre, trata de aprovechar el éxito de estas empresas y exponerse a un sector de rápido crecimiento. “Las ventajas son numerosas tanto para los trabajadores como para las empresas, así como para los negocios que ofrecen servicios que nos permiten trabajar en remoto. Estos deberían experimentar un aumento permanente en la demanda de sus servicios, lo que en la mayor parte de los casos debería traducirse en mayores beneficios. Para los inversores, eso significa que existe toda una nueva área de la economía para invertir que tal vez pasó desapercibida antes de que golpeara la pandemia”, concluye Brinker.

menu