Última actualización: 09:53 / Viernes, 20 Marzo 2020
#yomequedoencasa

El sector de fondos y asesoramiento español impulsa el teletrabajo para frenar la pandemia de COVID-19

Imagen
covid
  • Entidades de asesoramiento, como A&G y alguna EAF, firmas legales como finReg 360 o firmas de análisis de datos como VDOS, optan por el teletrabajo total
  • Entre las gestoras, algunas como Bankia AM o Azvalor mantienen a toda su plantilla en casa mientras otras, como Bestinver o Brighgate, optan por un modelo mixto
  • Mapfre AM: "Probablemente, un fenómeno que hace unas décadas podría haber sido muy disruptivo, especialmente en el mundo de la gestión con el cierre de plazas, entidades y transacciones, hoy es más gestionable gracias a la tecnología"
  • La CNMV ya anunció medidas la semana pasada para adaptarse a la situación y flexibilizó la celebración de las juntas de las entidades cotizadas
  • El decreto del estado de alarma permite seguir operando a las entidades financieras y las sucursales bancarias siguen atendiendo a los ahorradores españoles
  • Inverco: "La situación de alarma está incidiendo en las valoraciones de los mercados pero a fecha de hoy afortunadamente los reembolsos son manejables con la liquidez de los fondos"
  • Funds Society también pone su grano de arena: desde el martes pasado, ofrecemos nuestros servicios informativos con todo nuestro equipo de España trabajando desde casa

Para frenar la pandemia del coronavirus, #yomequedoencasa: ése es el lema que están aplicando también gran parte de los empleados de las entidades financieras y la industria de gestión de activos y asesoramiento financiero en España. Las recomendaciones de confinamiento primero de la Comunidad de Madrid, y posteriormente las limitaciones de movimiento que impone el estado de alarma a nivel nacional, están haciendo que muchas entidades se adapten y busquen nuevos enfoques para su operativa y actividad diaria.

Desde Funds Society, venimos ofreciendo nuestros servicios informativos con todo nuestro equipo en España en casa, ejerciendo las posibilidades que ofrece el teletrabajo desde el pasado martes. También los gestores, asesores y entidades que prestan servicio a la industria, como despachos de abogados o proveedores de datos, se adaptan a la nueva situación y están fomentando el teletrabajo, aunque en algunos casos, y ante la necesidad de seguir dando servicio presencial al cliente que lo solicita, algunas entidades mantienen cierta presencia física. No olvidemos que el decreto del estado de alarma permite seguir operando a las entidades financieras y las sucursales bancarias siguen atendiendo a los ahorradores españoles.

Con todo, las entidades están impulsando las posibilidades que ofrece la tecnología y fomentan el trabajo a distancia. Es el caso de la entidad de banca privada A&G, que, según explica en un comunicado, lleva desde principios de mes preparando un plan de acción para responder a los posibles escenarios que plantea el coronavirus, ya declarado pandemia. Según ha informado Jorge Lovaco, director general de Estrategia Corporativa de A&G, el pasado viernes estaban en el escenario dos, donde el 75% de su plantilla estaba teletrabajando, pero desde el lunes ya el 100% lo hace, según confirman a Funds Society.

Por su parte, la firma de asesoramiento NORZ Patrimonia EAF también ha anunciado que adopta el teletrabajo, tratando de evitar que afecte a su operativa y servicios habituales, dentro de su plan de continuidad del negocio ante la crisis vírica, pero que permita “proteger la salud de empleados, clientes y proveedores”. Por eso piden a sus clientes evitar desplazamientos a la oficina, y demandan el uso de canales alternativos para ponerse en contacto con los asesores.

Entre las entidades que prestan servicios al sector está el despacho legal finReg 360, que en un comunicado a clientes y amigos ha explicado que continúa prestando sus servicios con normalidad a través del teletrabajo, con la coordinación y disponibilidad de todo el equipo y “mucho espíritu de colaboración”. “Todo el equipo de finReg estamos teletrabajando desde la semana pasada, para compaginar el cumplimiento de las medidas recomendadas por las autoridades sanitarias a fin de limitar la propagación del COVID-19, y salvaguardar la salud de nuestros profesionales, y también para continuar prestando el mejor servicio a nuestros clientes”, explican. Añaden que siguen colaborando con sus clientes en sus proyectos y prestando los servicios acordados, en remoto; que continúan con la interlocución ordinaria con supervisores y organismos reguladores y con su servicio de alertas regulatorias.

También firmas de análisis de datos, como VDOS, han optado por teletrabajar completamente. “Ante la emergencia sanitaria por la que estamos atravesando por el COVID-19, desde VDOS ponemos por delante de todo la salud tanto de nuestros empleados como de la sociedad en general. Por ello, desde la pasada semana hemos desplegado nuestro plan de contingencia por el que el 100% de nuestra plantilla se encuentra trabajando en remoto. Nuestro compromiso de garantizar la continuidad del negocio con el mejor servicio posible a nuestros clientes sigue invariable y esperamos que este hecho no afecte en la calidad y eficiencia del servicio, así como en la atención normalmente recibida”, explican.

En Inverco, también se adopta el teletrabajo: desde la asociación, explican que están trabajando "prácticamente todo el equipo de forma telemática y a pleno rendimiento", gracias al potencial de la tecnología, afirma su presidente, Ángel-Martínez Aldama, en declaraciones a Funds Society. Los contactos con el equipo son a través de programas de vídeo/audio y mensajes conjuntos para todos y por áreas de la Asociación, explica, y con los asociados y supervisores son vía telefónica (con centralitas desviadas).

Respecto a la situación de alarma, desde Inverco reconocen que "sin duda está incidiendo en las valoraciones de los mercados (ya desde hace unas semanas)", pero matizan que, "a fecha de hoy afortunadamente los reembolsos son manejables con la liquidez de los fondos, si bien algún segmento de los mercados de renta fija tiene altos spreads”.

Decisiones mixtas en las gestoras

Entre las gestoras, la mayoría también intenta maximizar el trabajo a distancia, si bien algunas mantienen en las oficinas a una parte del personal, normalmente el que se dedica a lidiar con los inversores.

Por ejemplo, en Azvalor el teletrabajo es total y explican que, ante la actual situación, cancelan la relación presencial: “Nos  vemos  obligados a suspender temporalmetne nuestra actividad de relación presencial con nuestros coinversores en la sede de la gestora. Lamentamos las molestias que ello les pueda causar, pero entendemos que es un deber cívico de todos aunar esfuerzos para que esta crisis pueda ser superada cuanto antes y volver así a la normalidad”. Así, la gestora explica que ha adoptado todas las medidas necesarias  para garantizar el trabajo en remoto “con plenas garantías para que las operaciones en la cartera de  los fondos y con nuestros coinversores se desarrollen sin ningún tipo de incidencias”. 

Desde la gestora de Bankia también explican que han optado por el teletrabajo total, después de detectarse un caso con coronavirus en su departamento de riesgos: aproximadamente unas 80 personas están trabajando desde el viernes pasado con normalidad desde sus domicilios, explican. Algo que no afecta a su operativa: “Los planes de contingencia con los que contamos en Bankia para afrontar situaciones de indisponibilidad de personas están desarrollándose satisfactoriamente y con el resultado esperado. La actividad de la gestora continúa su curso con normalidad. La continuidad de negocio está completamente asegurada. Inversiones, riesgos, gestión de participes, cálculo del valor liquidativo (vlp)….todo está en marcha y funcionando correctamente gracias a que todos los profesionales de la gestora que están teletrabajando cuentan en sus domicilios con los equipos y herramientas necesarias. Además, todos ellos están dando lo mejor de sí”, añaden en la entidad. Por su parte, de la relación con los clientes se ocupa la red.

También lo hacen en Santander AM, donde toda la plantilla trabaja desde casa desde el pasado miércoles: “Siguiendo las recomendaciones del grupo a todos los centros corporativos en Madrid, la plantilla de SAM está teletrabajando, al haberse desplegado los planes de continuidad de negocio existentes. Estos planes, diseñados para afrontar situaciones excepcionales de este tipo, están ampliamente probados y chequeados. Cada uno de los equipos, desde Inversiones hasta Riesgos y equipos de Soporte están, por lo tanto, desarrollando su actividad de la manera habitual y sin ningún contratiempo. Lo único que ha cambiado es que las reuniones, tanto internas como clientes, se realizan a través de herramientas digitales en vez de presenciales”, explican desde la gestora.

Probablemente, un fenómeno que hace unas décadas podría haber sido muy disruptivo, especialmente en el mundo de la gestión con el cierre de plazas, entidades y transacciones, hoy es más gestionable gracias a la tecnología. En Mapfre AM, por ejemplo, prácticamente todo el equipo trabaja en remoto desde la semana pasada. Todos los planes de contingencia que estaban diseñados y probados se han puesto en marcha como opción por defecto”, explica José Luis Jiménez, director general de inversiones de Mapfre.

En Welzia, el porcentaje de teletrabajadores es actualmente del 80%, pero a lo largo de la semana pasarán a casi el 100% de la plantilla, con desplazamientos puntales de control de sistemas y como medida de seguridad ante situaciones que requieran actuación local, explican en la entidad a Funds Society. "Teníamos desde hace tiempo un sistema de teletrabajo probado desde hace tres años, que nos ha servido de punto de inicio para el plan de contingencia", comentan. "Nuestro sistema de telefonía, permite estar, a los diferentes miembros del equipo, en cualquier lugar, funcionando sin problemas como cuando estábamos en nuestras oficinas. Al mismo tiempo cumplimos con todas las obligaciones de registro de llamadas y demás obligaciones legales. Los clientes y proveedores siguen llamado a los mismos números de centralita y no perciben ningún cambio con respecto a una situación previa. A los ojos externos, todo es tal y como era antes de implementar este plan de contingencia", añaden desde la firma. Las interacciones entre los miembros del equipo se realizan mediante el uso de servidores de conferencias online, estableciendo reuniones audiovisuales para mantener y garantizar el trabajo en equipo.

También en Mutuactivos han establecido un plan para trabajar en remoto: "Se ha restringido el acceso físico a nuestras oficinas desde el pasado jueves, tanto para empleados como para clientes y proveedores. La totalidad de la plantilla está trabajando desde sus lugares de residencia. Hemos habilitado todos los medios materiales y tecnológicos para continuar atendiéndoles en remoto", aseguraba su presidente, Juan Aznar, en una comunicación reciente. "El equipo de gestión de inversiones está conectado en tiempo real con los mercados; el área de operaciones y valoración continúa calculando el valor liquidativo de todos los vehículos. Los equipos comerciales y de asesoramiento patrimonial están plenamente accesibles por teléfono o a través de internet, y a su disposición para cualquier gestión, así como para informarles de la situación de sus posiciones en Mutuactivos. La operativa sobre cualquiera de nuestros vehículos (suscripciones, reembolsos, traspasos, etc.) continúa abierta", indicaba.

"Desde comienzos de semana, la mayor parte de nuestro equipo trabaja desde casa, y todos los servicios y operaciones de la firma funcionan con normalidad. Desde que nos convertimos en gestora, todos nuestros procedimientos estaban diseñados en la nube para poder operar desde cualquier lugar en caso de necesitarlo. Debido a las actuales y lamentables circunstancias, hemos podido comprobar que todas las operaciones funcionan perfectamente", explican en Buy&Hold.

Entre lo presencial y lo digital

Con todo, algunas firmas mantienen el servicio presencial a los clientes: es el caso de Bestinver, donde la mayoría del equipo trabaja desde sus hogares, gracias al trabajo contrarreloj de los equipos de tecnología, si bien dejan a parte del equipo de relación con inversores para atender de manera presencial a aquellos que lo necesiten. La gestora les invita a hacerlo por otras maneras, pero hacen uso del permiso que dan las autoridades a las entidades financieras para mantenerse abiertas. “Siguiendo las indicaciones de las autoridades con el fin de garantizar la salud de nuestros empleados y el buen servicio a nuestros inversores, casi la totalidad de nuestros empleados están trabajando ya desde su casa, pero todas nuestras oficinas permanecen abiertas por si algún inversor precisara operar de manera presencial”, explican en la gestora. Y, caso de cierre futuro de las oficinas, calculan que el departamento de relación con los inversores permanecerá 100% operativo vía telefónica o a través del e-mail.

De este modo, explican, la operativa de gestión de carteras se realiza con total normalidad: “La gestión de las carteras se realiza con total normalidad”, dicen, y prueba de ello son las operaciones de compra realizadas y comunicadas día tras día. “Contar con todos los recursos con los que cuenta Bestinver te permite afrontar estas situaciones con los medios necesarios. Nuestros gestores y analistas pueden dedicar el 100% de su atención a analizar compañías y a la situación de los mercados”, explican. Así, añaden que han asegurado el correcto funcionamiento del área de inversiones, gracias a la tecnología, para que la gestión de las carteras pueda seguir operando sin inconvenientes y con la mayor normalidad posible.

Grupos financieros, entre el teletrabajo y la oficina

Y es que en general los grupos financieros están optando por un modelo mixto y permitiendo que algunas áreas trabajen a distancia mientras otras mantengan la presencia física, o, dentro de cada departamento, optan por una mezcla de ambas soluciones. En BBVA, tras la detección de un caso de coronavirus la semana pasada, han procedido al cierre del área donde trabajaba el empleado, así como algunos espacios comunes como medida preventiva. El resto de instalaciones de la Ciudad BBVA en Madrid, de momento, operan con normalidad, según un comunicado del banco.

Así, la entidad ha activado los planes de contingencia para asegurar el servicio a sus clientes y salvaguardar la salud de sus empleados. Por un lado, está fomentando el trabajo en remoto entre sus empleados de los servicios centrales del Grupo BBVA en España. Asimismo, para aquellos empleados que, por la naturaleza de su actividad, no puedan teletrabajar, el banco facilita la flexibilización de los horarios, entre otras medidas. Además, la entidad ya había habilitado, el pasado 5 de marzo, como medida preventiva, la sala de contingencia de tesorería, para garantizar la continuidad del negocio del área de Corporate & Investment Banking (CIB). La red minorista de oficinas está operando con normalidad, dotadas eso sí con geles hidroalcohólicos, para facilitar la higiene de manos. En este contexto, BBVA ha aplazado la celebración del ‘Investor Day’ que estaba previsto para el 24 de marzo.

En Brighgate, que cuentan con gestora y EAF, también optan por un modelo mixto: “Dada la actual situación de crisis generada por la propagación del virus COVID-19, Brightgate Capital, SGIIC y BrightGate Advisory, EAF hemos activado los protocolos internos necesarios para garantizar el correcto funcionamiento de las actividades que realizamos, la salud de nuestros empleados y la calidad del servicio a nuestros clientes. Todo el equipo está totalmente operativo de una forma física, en unos casos, y remota en otros, siguiendo en tiempo real la situación de los mercados y la economía, con el objetivo de que las actividades de gestión, distribución y asesoramiento de nuestros vehículos y clientes funcione con normalidad”, explican en un comunicado.

Decisiones en la CNMV

Por un modelo mixto, pero garantizando la continuidad de sus servicios y el desempeño de sus funciones, también optó el supervisor de los mercados, la CNMV, la semana pasada, cuando anunciaron que mitad de la plantilla de la sede central y de la Delegación de Barcelona pasaba a trabajar desde sus domicilios. Uno de los criterios para determinar los miembros de la plantilla en régimen de teletrabajo ha sido duplicar los equipos de las actividades consideradas especialmente relevantes para el funcionamiento de la CNMV. La vicepresidenta y otros miembros del Comité Ejecutivo también desarrollarán sus labores en régimen de teletrabajo”. También ha aumentado la flexibilidad horaria para el resto del personal y contempla la posibilidad de extender el régimen de teletrabajo atendiendo a las necesidades organizativas y funcionales de las distintas unidades. Asimismo, explica, se han reforzado las medidas de higiene y recomendado comportamientos orientados a reducir los riesgos de acuerdo con los consejos hechos públicos por las autoridades sanitarias.

Además, publicaba recientemente un comunicado en el que flexibiliza la celebración de las juntas generales de las cotizadas, tratando de que el derecho de los accionistas a participar en la junta sea congruente con la adopción de las medidas para prevenir el contagio y la expansión del coronavirus. Antes de decretar el estado de alarma, la CNMV ya recomendaba fomentar la representación, los mecanismos de asistencia remota y voto a distancia de los accionistas, incluyendo sistemas de telepresencia o conexión telemática en tiempo real o cualquier otro medio previsto en los estatutos o en el reglamento de la junta general de accionistas, de modo que sea aceptable celebrar junta general íntegramente telemática. Y reconoció el máximo margen de flexibilidad a los consejos de administración de las sociedades cotizadas para afrontar la celebración de las juntas en esta coyuntura.

menu
menu