Última actualización: 03:55 / Miércoles, 30 Septiembre 2015
Víctor Chacón, CAFI

"El gestor de carteras costarricense necesita conocer más sobre las ventajas de invertir fuera del país"

Imagen
"El gestor de carteras costarricense necesita conocer más sobre las ventajas de invertir fuera del país"
  • Víctor Chacón: “El ahorrador en Costa Rica todavía es muy conservador y considera la inversión en instrumentos internacionales como algo demasiado sofisticado”
  • Los fondos pueden invertir el 100% de sus activos en instrumentos internacionales, sin embargo, solo un 6% de los activos en fondos están invertidos fuera

Costa Rica tiene el mercado de fondos de inversión más desarrollado de la región centroamericana, con 4.500 millones de dólares en activos manejados, unos 79.000 clientes, 13 administradoras y 97 fondos registrados.

También su normativa es más avanzada que la de otros países vecinos. De hecho, los fondos pueden invertir el 100% de sus activos en instrumentos internacionales, sin embargo, solo un 6% de los activos en fondos están invertidos fuera.

“El ahorrador en Costa Rica todavía es muy conservador, y considera la inversión en instrumentos internacionales como algo demasiado sofisticado”, explica Víctor Chacón, director ejecutivo de la Cámara de Fondos de Inversión de Costa Rica (CAFI). Chacón es también presidente de la Asociación Centroamericana y del Caribe de Fondos de Inversión (ACFI), y es en el marco de la 3ª Conferencia de ACFI, celebrada en República Dominicana a finales del pasado mes de julio donde conversa con Funds Society sobre la actualidad de la industria en Costa Rica.

Para Chacón, el propio gestor de carteras costarricense necesita conocer más sobre las ventajas de invertir fuera del país.

Por tipo de activos, el 57% del dinero en fondos está invertido en mercado de dinero (renta fija local), el sector inmobiliario representa un 31%, y el resto sería inversión directa en otros instrumentos, locales e internacionales. En cuanto al tipo de cliente, un 70% son personas naturales y un 30% personas jurídicas, aunque por patrimonio se reparten aproximadamente en partes iguales entre personas físicas y jurídicas.

menu