Última actualización: 07:49 / Lunes, 13 Mayo 2019
Modelo de valoración CROCI

DWS presenta un nuevo fondo para invertir en empresas con un alto nivel de capital intelectual

Imagen
DWS presenta un nuevo fondo para invertir en empresas con un alto nivel de capital intelectual
  • El fondo DWS Invest CROCI Intellectual Capital utiliza el modelo de valoración CROCI para detectar los generadores de rentabilidad futuras
  • La metodología de inversión se centra en el capital intelectual como el principal motor de beneficios
  • El nuevo análisis de DWS revela que las empresas con altos niveles de capital intelectual son los principales impulsores del crecimiento, aunque los activos intangibles generalmente no se reconocen en los balances

DWS está innovando en el segmento de fondos temáticos con el lanzamiento de una estrategia enfocada a invertir en empresas con un alto nivel de capital intelectual, y por ello ha lanzado el fondo DWS Invest CROCI Intellectual. En opinión de la gestora, aunque por lo general no esté reconocido en los balances, es un motor esencial para el crecimiento de los beneficios.

El fondo DWS Invest CROCI Intellectual Capital se basa en un análisis propio realizado por el equipo de CROCI (Cash Return on Capital Invested, por sus siglas en inglés) de DWS. Según se desprende de este análisis, durante la última década, el crecimiento económico y la rentabilidad del capital han sido impulsados cada vez en mayor medida por aquellas empresas con un capital y una mano de obra relativamente bajo, pero con una alta concentración de activos intangibles o capital intelectual. Los inversores pueden posicionarse para beneficiarse de esta tendencia tomando exposición a empresas que han sido identificadas como poseedoras del capital intelectual necesario para aumentar los ingresos en la nueva economía.


“La metodología de inversión CROCI de DWS lleva midiendo los activos intangibles desde 1996 y es la herramienta de análisis perfecta para encontrar generadores de rentabilidad futuras vinculados al capital intelectual. Nuestro nuevo fondo adopta un enfoque de inversión establecido y lo utiliza para capturar el cambio estructural de la economía desde el capital físico hacia el capital intangible. El resultado de esto, es un vehículo único para posicionarse para el futuro”, explica Francesco Curto, co-Head of Research y Head of the CROCI Investment Strategy and Valuation Group.

Según añade la gestora, el análisis también señala que:

  • No ha habido un crecimiento real de los beneficios empresariales sobre una base agregada durante la última década, lo que supone un reto significativo para los inversores de renta variable (la mayor parte del crecimiento de los beneficios desde 2007 procede de IT y de servicios sanitarios, mientras que los beneficios de la energía, materiales y servicios públicos han disminuido en términos reales).
  • Solo las empresas con activos intangibles han sido capaces de generar un crecimiento de los beneficios y la existencia de los activos intangibles es un indicador mejor del crecimiento que la simple clasificación sectorial.
  • Por lo general, los activos intangibles no están presentes en los balances, lo que tiende a distorsionar la rentabilidad y los coeficientes de valoración calculados utilizando las cuentas publicadas. La existencia de capital intelectual es más importante para la valoración de la empresa que cuánto se gasta en esos activos en términos absolutos.
  • La cotización bursátil de la acción ha acompañado el crecimiento de los beneficios.

Por último, la gestora puntualiza que el nuevo fondo utiliza una metodología sistemática para proporcionar exposición a las empresas con un potencial de crecimiento de beneficios basado en el capital intelectual. La clase de acciones seeding share tiene unos costes totales anuales de 40 puntos básicos. 

menu
menu