Última actualización: 13:39 / Martes, 24 Enero 2017
Producto multiactivo

Deutsche Bank y Nordea lanzan un fondo de inversión basado en la filosofía nórdica hygge

Imagen
Deutsche Bank y Nordea lanzan un fondo de inversión basado en la filosofía nórdica hygge
  • Lanzan el Nordea 2 Balanced Growth Target Date Fund
  • Se trata de un fondo cuyo principal objetivo es la preservación del capital en un horizonte de inversión de siete años ofreciendo un dividendo anual del 3%
  • Invierte entre un 30% y un 50% de cartera en renta variable, un 40% en bonos soberanos de alta calidad (principalmente estadounidenses) y un 20% en cédulas hipotecarias

Hygge es un concepto danés que promueve un estilo de vida basado en la estabilidad, la sencillez y el slowliving. Algo así como resguardarse del temporal quedándose en casa calentito, con las zapatillas puestas y frente a la chimenea. Bajo este novedoso reclamo, Deutsche Bank y Nordea AM se han unido para el lanzamiento del Nordea 2 Balanced Growth Target Date Fund, en exclusiva para sus clientes en España.

Se trata de un fondo cuyo principal objetivo es la preservación del capital en un horizonte de inversión de siete años ofreciendo un dividendo anual del 3% no garantizado. “Estamos en un momento en que el ahorrador empieza a sentir en sus carnes lo que significa la falta de rentabilidad. Este lanzamiento responde a esto y no al miedo ante la llegada de la inflación porque creo que este sentimiento de urgencia todavía no existe”, explica Luis Martín Jadraque, director del Centro de Inversiones de Deutsche Bank.

Bajo la premisa de que ese inversor lo que busca actualmente es no perder dinero y obtener una rentabilidad razonable que le permita “dormir tranquilo”, este fondo multiactivo invierte entre un 30% y un 50% de cartera en renta variable, un 40% en bonos soberanos de alta calidad (principalmente estadounidenses) y un 20% en cédulas hipotecarias. La exposición a renta fija, cuyo potencial de rentabilidad está muy mermado se ha reducido en favor de la inversión en divisas. “La cartera, por lo tanto, no se construye en base a una visión macroeconómica sino equilibrando fuentes de retorno que se comporten bien en períodos de recesión y de recuperación”, explican.

En renta variable estaríamos hablando de compañías “aburridas” con poca sensibilidad al entorno económico ya que el principal riesgo que asume el fondo es esta clase de activo. En renta fija, el fondo apuesta por activos que lo hagan bien cuando la renta variable va mal y con una exposición muy reducido al high yield.

“Es un fondo que va a ser menos sensible al entorno del mercado. Está diseñado para comportarse mejor cuando el mercado vaya mal, pero puede quedarse atrás cuando todo vaya bien. Si limitamos pérdidas en las caídas, luego no tendremos un desafío tan intenso para preservar el capital”, asegura Cristian Balteo, especialista de producto del equipo de multiactivos de Nordea Asset Management.

El inversor, no obstante, debe entender que “no es un fondo garantizado y que tiene un horizonte de inversión de siete años, pero que ha obtenido rentabilidades positivas en más del 94% de los períodos de inversión frente al 70% de la media”, afirma Jadraque.

Indicado para aquellos inversores cuyo objetivo principal sea preservar su capital con un horizonte de inversión a medio y largo plazo, el fondo hygge no sería adecuado para aquellos que no puedan o no quieran asumir cierta volatilidad que los expertos sitúan entre el 4% y el 7%.

 

 

menu